Conoce la magnífica vista del lago Diablo en Washington

Cristina Blanco · 10 marzo, 2019
Situado en un entorno prácticamente virgen, las aguas de este lago de origen glaciar destacan por su intenso color turquesa.

Viajamos a los Estados Unidos para descubrir las magníficas vistas del lago Diablo. Está situado en Washington, en el Parque Nacional de las Cascadas del Norte. Este es uno de los espacios naturales más especiales del país, un lugar virgen, casi inalterado. ¿Te gustaría saber más sobre este lugar? ¡Presta atención!

El lago Diablo, un lago de aguas brillantes

El lago Diablo es de origen glaciar. Como señalábamos, se sitúa en la cordillera de las Cascadas del Norte, en el estado de Washington. Se encuentra entre otros dos lagos, el lago Ross y el lago Gorge, también de origen glaciar.

Vista del lago Diablo entre montañas

El lago tiene seis kilómetros de largo y sus aguas tienen un tono azul turquesa fruto de la acción glaciar. Los glaciares erosionan las rocas de la montaña y como resultado salta un polvo fino que se transporta en el agua. Este polvo, llamado «harina glaciar», se mantiene suspendido en el agua y le da una apariencia brillante.

Como resultado, las aguas del lago son de un turquesa fuerte. Un color que, combinado con el del cielo y el de los árboles, le da una apariencia muy especial. De ahí que el atractivo crezca para los amantes de la naturaleza y el deporte al aire libre.

¿Qué hacer en los alrededores del lago?

Visitar el Parque Nacional de las Cascadas del Norte es perfectamente la excursión de un día entero. Aunque, si eres amante de la naturaleza, puedes prolongar la visita mucho más. El parque tiene una extensión considerable y muchos lugares de descanso para disfrutar tranquilamente del paisaje.

Sendero en el lago Diablo

Una de las rutas más habituales tiene una longitud de 12 kilómetros ida y vuelta. El camino sigue la orilla y nos ofrece unas estupendas vistas de las montañas. Durante el recorrido atravesarás el bosque que rodea al lago y pasarás por diferentes miradores. Desde ellos podrás disfrutar de vistas maravillosas de todo el entorno.

En la excursión disfrutarás estando en contacto con la naturaleza más salvaje, con profundas gargantas y algunas cascadas de grandes dimensiones. Pero recuerda llevar indumentaria adecuada, ya que tendrás que atravesar algunas zonas de pendiente.

Si además de senderismo quieres disfrutar de este fabuloso lugar de otra forma, también puedes practicar deportes como piragüismo o pesca. Y, si te gusta la fotografía, prepárate para conseguir imágenes realmente espectaculares. Como ves, en este lago, y en todo el parque nacional, hay opciones para todos los gustos.

Cómo llegar al parque

Llegar al Parque Nacional de las Cascadas del Norte, y dentro de él al lago Diablo, es sencillo. Sin embargo, necesitarás un coche ya que no está muy accesible. La ciudad más cercana al parque es Seattle.

Atardecer en el lago Diablo

Para visitar este lugar mágico, tienes que seguir la carretera SR 20, North Cascades Highway hasta puente de Gorge Lake. Después, tienes que atravesar el puente y continuar hasta girar a la izquierda, hacia la carretera del lago Diablo.

En el camino por la carretera llegarás al Centro de Aprendizaje Ambiental de las Cascadas del Norte y deberás continuar hasta que cruces una presa. Allí verás que la carretera finaliza y comienza un sendero, que es el comienzo de tu recorrido por el parque. Parece difícil, pero no imposible. Y sobre todo, ¡merecerá la pena!

El mejor momento para visitar este lago es durante el verano. Ten en cuenta que durante el invierno y parte de la primavera es bastante inaccesible debido a la nieve y al mal tiempo.

Y un consejo más: no pierdas de vista el reloj. Es fácil que ante la belleza de estos paisajes te olvides de todo, pero debes tener en cuenta el tiempo que tardas en recorrer el sendero que te hemos mencionado. Tendrás que regresar al punto de partida y mejor si no cae la noche en medio del bosque.

El lago Diablo es especial por sus aguas azul turquesa, pero también lo es porque se encuentra en una zona prácticamente virgen. Si quieres descubrir paisajes espectaculares, apunta este lugar en tu lista de viajes pendientes y empieza a organizarlo ya.