4 lugares que visitar en Grecia más allá de Atenas o las islas

· 27 marzo, 2018
Aunque sean Atenas y las islas su grandes atractivos, Grecia es un país con rincones mucho más que interesantes. Vamos a visitar algunos de ellos.

Hay muchos lugares que hay que visitar en Grecia, uno de los grandes destinos turísticos de la Europa mediterránea. Los motivos que invitan a recorrerla son variados. Su cultura, la amabilidad de los griegos, su increíble gastronomía o su buen tiempo durante casi todo el año son solo algunas de esas razones.

Lugares que hay que visitar en Grecia

Al pensar en sitios que hay que visitar en Grecia, en lo primero que pensamos es en el Partenón o las casas blancas con el azul característico del mar griego. Es cierto que son sus principales atractivos, que merecen una visita y que cambiará tu vida el viaje que realices a Atenas, Santorini o Mikonos. Pero Grecia es mucho más que esos destinos.

Por ello, si quieres huir de la masificación turística de la capital y de las principales islas, si quieres descubrir otros lugares maravillosos que se pueden visitar en Grecia, acompáñanos.

1. Tesalónica

"Torre

Tesalónica se encuentra al norte del país, a unas cinco horas en coche de la capital. Es la segunda ciudad más grande de Grecia y acoge las universidades más grandes de los Balcanes. Por ello, si en tu viaje quieres incluir alguna que otra noche de fiesta, esta es parada imprescindible.

Pero no solo eso. Y es que la ciudad estuvo bajo la influencia romana, bizantina y otomana. Por ello, son numerosos los vestigios de antiguas civilizaciones que quedan por toda la ciudad, como el foro romano, el arco de Galerio o la famosísima iglesia de Rotonda.

Además, no te marches de la ciudad sin ver las increíbles vistas desde Ano Poli, la parte más alta de Tesalónica. Tampoco dejes de pasear al lado del mar viendo uno de los atardeceres más bonitos del mundo con la Torre Blanca, el símbolo de la ciudad por excelencia, de fondo.

2. Meteora

Meteora, uno de los lugares que ver en Grecia
Meteora – Tasos_Lekkas / Pixabay.com

Este es, sin duda, uno de los lugares más increíbles de Grecia. Es un conjunto de montañas sobre las que se construyeron monasterios ortodoxos. Meteora se encuentra a unos 400 kilómetros al norte de Atenas y es una parada prácticamente obligatoria en todo recorrido por Grecia.

Hay muchas maneras de visitar la zona. Si optáis por ir por vuestra cuenta, es importantísimo alquilar un coche para poderos mover por ella y parar a observar las vistas prácticamente donde os apetezca.

Si preferís ir con una excursión guiada, la visita sale de la ciudad de Kalambaka, la más cercana a Meteora y recorre unos 17 kilómetros dando la vuelta a los monasterios.

La entrada a los monasterios cuesta 3 € en cada uno de ellos. Allí se puede disfrutar de pinturas, vestimentas u objetos históricos. Y hay que tener en cuenta las normas en cuanto a vestimenta y horarios.

“El que vuelve de un viaje no es el mismo que el que se fue.”

-Proverbio chino-

3. Pozar

Pozar en Grecia
Pozar – Lefteris Papaulakis

Uno de los lugares más bonitos (y relajantes) de Grecia es Pozar. Está a unos 100 kilómetros de Tesalónica, cerca de la frontera con Macedonia. Es un lugar de aguas termales no demasiado frecuentado por turistas. La principal característica es el contraste entre aguas frías y calientes, ya que se puede pasar en un instante de 5º a 37º.

Además, el entorno es realmente especial. Estar en esas aguas observando las altas y verdes montañas de la zona es una experiencia que difícilmente podrás vivir en otro sitio que no sea aquí. Por ello, si quieres relajarte de los largos días de turismo que supone visitar Grecia, Pozar es imprescindible.

4. Skiathos y Skopelos

Skopleos en Grecia
Skopelos – Tomasz Czajkowski

Skiathos y Skopelos son dos pequeñas islas en el mar Egeo, no tan masificadas como las célebres Santorini o Mikonos. Pero no por ello dejan de conformar una de las postales más bonitas de Grecia, como son sus aguas azules y sus singulares casas sobre el mar.

Para llegar a Skiathos, se puede hacer bien por aire o por mar, por un precio de unos 12 € desde Volos, uno de los mayores puertos del país. Para llegar a Skopelos se toma el mismo ferry, pero por un precio algo más elevado, ya que está más lejos.

Como último apunte de las Islas Esporadas, fueron el plató de rodaje de la famosa película Mamma Mía, basada en las canciones del grupo ABBA. Por ello, si está entre tus películas favoritas, debes ir sí o sí a Kalokairi, aunque en realidad se trate de Skiathos y Skopelos.