Lugares increíbles para enamorarse de Irlanda

La “Isla Esmeralda” esconde rincones de una belleza casi hipnótica. Desde pueblos que parecen de cuento a castillos de leyenda o paisajes increíbles. Queremos enseñarte algunos de esos lugares que hacen que enamorarse de Irlanda sea casi, casi, inevitable. 

1. Acantilados de Moher

Acantilados de Moher
Acantilados de Moher – Kwiatek7

Son 8 kilómetros de acantilados sobrecogedores que en algunos puntos se elevan más de 200 metros sobre el mar. Admirarlos durante el día es todo un espectáculo, pero contemplar desde ellos el atardecer es para enamorarse de Irlanda y no querer marcharse nunca.

2. Calzada de los Gigantes

Calzada de los Gigantes
Calzada de los Gigantes – Stefan Klopp / Flickr.com

Un capricho de la naturaleza (más bien de la actividad volcánica) en forma de miles de columnas hexagonales. Eso dice la ciencia, la leyenda habla del resultado de la enemistad de dos gigantes. Y desde luego, este es un lugar de leyenda, para enamorarse de Irlanda hasta lo más profundo.

3. Anillo de Kerry

Anillo de Kerry en Irlanda
Anillo de Kerry – mariejirousek / Flickr.com

Es una de las rutas más conocidas de la isla, y no es para menos, porque sus paisajes son, sencillamente, espectaculares. Son 170 kilómetros, pero se hacen cortos mientras se contemplan lagos, bosques preciosos, ruinas misteriosas y miles de rincones que hacen que enamorarse de Irlanda en el camino sea muy, pero que muy fácil.

4. Abadía de Kylemore

Abadía de Kylemore en Irlanda
Abadía de Kylemore – Lukasz Pajor

En medio de un paisaje de ensueño, entre lagos y verdes montañas se encuentra esta abadía. En su origen fue residencia de descanso de una adinerada familia que se enamoró de este rincón y levantó un palacio de ensueño. Pero un trágico final y diversos avatares hicieron que acabara convertido en un internado dirigido por monjas benedictinas.

5. Islas de Aran

Islas de Aran, lugares para enamorarse de Irlanda
Islas de Aran -Noradoa

Toda la esencia de Irlanda en tres pequeñas islas. Acantilados fabulosos, playas increíbles, restos prehistóricos, cruces y cementerios celtas… Un pequeño tesoro frente a las costas de Galway que no hay que perderse.

6. Adare

Adare en Irlanda
Adare – Maciek A

Irlanda está sembrada de pueblos preciosos, pero Adare, con sus casas de tejados de paja, es especial. Un rincón que parece sacado de un cuento y que tiene otros muchos atractivos, fruto de su época de esplendor hace ya algunos siglos y de su posición estratégica, que también lo convirtió en escenario de luchas.

7. Puente de Carrick-a-Rede

Puente de Carrick-a-Rede en Irlanda
Puente de Carrick-a-Rede – Neil Thompson / Flickr.com

Solo tiene 20 metros, pero no es apto para aquellos que tengan vértigo. Suspendido a varios metros de altura, este puente colgante une tierra firme con un pequeño islote. El antiguo, bastante más rudimentario, lo construyeron pescadores para llegar a una zona de pesca de salmón. Si consigues cruzarlo, las vistas son espectaculares.

8. Rock of Cashel

Rock of Cashel en Irlanda
Rock of Cashel – David Whelan / Flickr.com

Irlanda es tierra de castillos, pero este es especial. ¿La razón? Fue residencia real y aquí, cuenta la leyenda, fue donde San Patricio convirtió a los reyes al catolicismo. El paso del tiempo ha hecho mella en esta fortaleza, pero aún se conserva una preciosa torre circular y parte de la antigua catedral, además de una bonita capilla.

9. Parque Nacional Killarney

PArque Nacional Killarney en Irlanda
Parque Nacional Killarney – Tiramisu Studio

Punto de partida para recorrer el Anillo de Kerry, en este parque encontrarás la montaña más alta de Irlanda, preciosos lagos, cascadas, bosques y algún que otro castillo. Paisajes de ensueño que no te cansarás de recorrer. ¿Es para enamorarse de Irlanda, o no?

10. Ashford Castle, para enamorarse de Irlanda definitivamente

Castillo de Ashford en Irlanda
Castillo de Ashford, Irlanda – Kwiatek7

¿Estás cansado? Entonces es momento de tomarse un respiro. Y qué mejor manera que hacerlo en un castillo del siglo XIII reconvertido en hotel de 5 estrellas. En el de Ashford podrás, incluso, cruzarte con alguna celebrity. Si tu economía no da para tanto, al menos debes visitarlo, merece la pena.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar