Vamos a recorrer el precioso Anillo de Kerry en Irlanda

· 3 mayo, 2016

Por fortuna, vivimos en un planeta rodeado de maravillas y rincones curiosos. Dado que nuestra Tierra no deja de sorprendernos, prepárate para conocer hoy una de las zonas más singulares de toda Irlanda, el Anillo de Kerry.

¿Qué es el Anillo de Kerry?

El Anillo de Kerry es una zona turística que se sitúa en la parte suroeste del país. En realidad, está formado por por una especie de circuito de 170 kilómetros que parte y llega desde Killarney pasando por el Parque Nacional de Killarney y otras localidades como Kenmare, Waterville o Killorglin, haciendo un círculo, de ahí su singular nombre.

¿Qué ver en el Anillo de Kerry?

Una vez llegas hasta el Anillo de Kerry, no tengas duda de que estás en un rincón verdaderamente bonito y llamativo de Irlanda. Son muchas las atracciones que puedes visitar a lo largo de todo el círculo que forma la carretera en esta zona singular.

Killarne Lake Hotel en el Anillo de Kerry
Killarne Lake Hotel – Dave Brookes / Flickr.com

Entre sus variadas visitas, puedes conocer en profundidad la propia población de Killarney, perteneciente al condado de Kerry y una de las más bonitas de la zona. Se ubica en en parte del Parque Nacional del mismo nombre, a orillas del lago Leane.

Killarney monumental

En la zona monumental de la población destaca la catedral de Santa María, de singular estilo neogótico. Preside la localidad desde que fuese levantada por Augustus Pugin en 1855.

Muckross House en el Anillo deKerry
Muckross House – Allan Henderson / Flickr.com

Más llamativa si cabe es la mansión y abadía de Muckross, una de las grandes atracciones del anillo de Kerry. Se sitúa a las afueras de Killarney. La abadía fue fundada en 1448 para actuar como monasterio franciscano, mientras que la mansión data de 1843 y fue levantada por el arquitecto William Burn.

También destaca en Killarney el castillo de Ross, de construcción medieval. La parte atractiva de esta fortaleza del siglo XV es que se ubica en la pequeña isla de Ross, entre las aguas del gélido lago Leane, que baña las costas de la población.

Killarney natural

Como es evidente, en el Anillo de Kerry, y dado que el Parque Nacional de Killarney forma parte del conjunto, existe una parte natural que encantará a todos los amantes de la aventura y las actividades al aire libre y limpio del suroeste irlandés.

Cascada Sullivan en el Anillo de Kerry
Cascada Sullivan – Michael Foley / Flick.com .

En este caso, el parque Nacional de Killarney consta de más de 100 kilómetros cuadrados y tiene el honor de ser el primero que se reconoció como tal en toda Irlanda. Como dato curioso, decir que data de 1932, año en que la Mansión Muckross también se donó en propiedad al estado de Irlanda.

Como es lógico, el Parque Nacional de Killarney posee una extensa biosfera compuesta de fauna y flora única de la zona. A través de su territorio se pueden observar lagos y montañas habitados por ciervos rojos y otras especies raras difíciles de contemplar fuera de este hábitat, que es Reserva Mundial de la Biosfera desde 1981.

“El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza”

-Leonardo Da Vinci-

Más datos sobre el Anillo de Kerry

Pero el Anillo de Kerry en Irlanda es mucho más que Killarney y su parque nacional. Entre las atracciones que enloquecen a los visitantes podemos encontrar el fuerte de piedra de Saigue y Derrynane House.

Derrynane House en el anillo de KErry
Derrynane House – John Comloquoy / commons.wikimedia.org

Otro de los rincones atractivos del Anillo de Kerry es la población de Waterville, donde el célebre Charles Chaplin pasó largas temporadas. Hoy en día, la localidad le ha dedicado una estatua cerca de la playa.

Otra de las partes curiosas del Anillo de Kerry recibe el nombre de Vista de las Señoras o Ladies View. Este es un mirador desde el que gozar de las vistas de los diferentes largos de la zona. Según la reina Victoria I, era el mejor de cuantos había en esta tierra.

Ladies View en el Anillo de Kerry
Ladies View – Giuseppe Milo / Flickr.com

Entre las demás atracciones del Anillo de Kerry destacan sus diversos lagos y playas, plagados de islas peculiares como la de Valentia o las Skelling, a cuyas costas se puede llegar en divertidas excursiones en barco.

Sin duda, el Anillo de Kerry es una de las zonas más singulares de Irlanda. Naturaleza y arte se reúnen en esta peculiar parte del país para goce de todo visitante, que puede pasar días enteros recorriendo el lugar sin dejar de sorprenderse un solo segundo.