5 lugares diferentes en Lisboa y alrededores

Elena Blanco 4 abril, 2018
Recorremos Lisboa y nos alejamos unos kilómetros de ella para descubrir lugares maravillosos que no se pueden pasar por alto en cualquier visita a la capital de Portugal.

Lisboa es un destino que en los últimos años se ha puesto de muy de moda. Cuenta con muchísimos lugares de interés, como el famosísimo barrio de la Alfama o la ribera del río Tajo. Pero la capital lusa es mucho más que eso. Hacemos un recorrido por la ciudad y sus alrededores buscando lugares diferentes en Lisboa que enriquecerán tu visita.

1. Lugares diferentes en Lisboa: Feira da Ladra

Feira das LAdras, uno de los lugares diferentes en Lisboa
Feira da Ladra – Kimble Young / Flickr.com

El primero de los lugares diferentes en Lisboa que te queremos mostrar es la Feira da Ladra, que se celebra los martes y los sábados por la mañana en el Campo de Santa Clara, en el barrio de Alfama.

Es un lugar precioso y especial, sobre todo por la grandísima cantidad de cosas diferentes que allí se pueden encontrar. En sus tenderetes podrás adquirir desde productos hechos a mano a antigüedades, objetos de alfarería, ropa, libros, etc.

Son muchos los que opinan que no tiene nada que envidiar al Portobello Market de Londres, y, aunque salvando las distancias entre uno y otro, es genial para perderte una mañana. El sitio es algo complicado para llegar, ya que hay mil cuestas, como en toda la ciudad, pero merece mucho la pena.

2. Mercado da Ribeira

Time Out Market en Lisboa
Time Out Market – Garrett Ziegler / Flickr.com

En segundo lugar del que hablaremos es el Mercado da Ribeira (Avenida 24 de Julho, Cais do Sodré). Este es otro lugar diferente y especial, desde la decoración al ambiente y, por supuesto, la comida.

En una parte del recinto se encuentra el mercado. En la planta baja está el Time Out Market, un enorme espacio con mesas en el centro y alrededor de ellas muchos puestos diferentes de comida.

Allí hay desde pastelerías a restaurantes típicos portugueses, pasando por comida china o sushi. Tú compras la comida del sitio que quieras, buscas sitio y compartes mesa con otra gente. Recomendable es un puesto de pollo, en el que lo sirven de mil maneras diferentes.

Es una buenísima opción para cenar una noche, y además se encuentra muy muy cerquita del Barrio Alto, la zona de copas y fiesta por excelencia.

3. El barrio de Belém

Torre de Belém en Lisboa
Torre de Belém – LALS STOCK

Algo más apartado del centro, pero muy accesible tanto en coche como en transporte público es el barrio de Belém. La mayoría de la gente lo deja para el último día. Pero si no se descubre este barrio, la visita a la ciudad no es completa.

Allí está la conocida torre de Belém, que se puede visitar y que es preciosa por fuera. La visita al interior quizás no es lo que más merezca la pena de la zona, pero si se va con suficiente tiempo puede ser una opción.

También en el barrio se encuentra el Monasterio de los Jerónimos, un lugar extremadamente bonito y que incluso llega a impresionar en cierto modo. Además, muy cerca de este último se encuentra la pastelería original en la que se cocinan los pasteles de Belém originales (Rúa de Belém) y que están riquísimos.

“Bien podría ser que Lisboa, contrario de lo que parecía, no fuera ciudad, sino mujer, y la perdición solo amorosa, si el restrictivo adverbio tiene cabida aquí, si no es ésa la única y feliz perdición.” 

José Saramago

4. Sintra

Quinta da Regaleira en Sintra
Quinta da Regaleira – Jose Ignacio Soto

Ya hemos visitado algunos de los lugares diferentes en Lisboa que merece la pena descubrir. Nos vamos ahora a sus alrededores. A unos 20 minutos en coche está Sintra, nuestra cuarta recomendación. Es un pueblo pequeño, precioso y con rincones inolvidables.

Se encuentra en medio de un parque natural, por lo que ver sus palacios y construcciones históricas en medio de las montañas y rodeados por tantos árboles es espectacular.

De todos los palacios que se pueden visitar allí, no os podéis perder la Quinta da Regaleira. Un lugar mágico y misterioso que merece la pena por todo lo que se puede ver: el palacio en sí, laberintos, cascadas, naturaleza… Es necesario pasar prácticamente todo el día para descubrir todos y cada uno de sus rincones.

5. Cascais

Faro de Cascais
Cascais – Niamor83 / Flickr.com

Muy cerca de Sintra está Cascais. Es un pueblo muy turístico debido a sus muchas playas de arena fina y que merece la pena visitar si se quiere pasar un día en la playa. Eso sí, el agua está helada.

Es un destino perfecto para disfrutar de la tranquilidad de un pueblo, de sus playas y a un paso de la capital y de su vorágine. Si tienes tiempo, es una excursión ideal desde la capital lusa.

Te puede gustar