Lot-et-Garonne, descubrimos la Toscana francesa

Lot-et-Garonne, la Toscana francesa, es uno de esos lugares de ensueño que todos deberíamos visitar, al menos una vez en la vida. Nombrada así por su gran parecido a la Toscana italiana, esta región de Francia se ha convertido en los últimos años en uno de los lugares predilectos por muchos turistas del mundo entero. ¿Estás preparado para hacer un viaje a través de paisajes increíbles y antiguos pueblos medievales? Si es así, acompáñanos y descúbrelo junto a nosotros.

Lot-et-Garonne, una región inolvidable

Lot-et-Garonne es un departamento francés ubicado en el suroeste del país. Quienes lo han visitado aseguran que posee un gran parecido con la famosa Toscana italiana, de allí la comparación y el hecho de que hoy en día sea más popularmente conocida como la Toscana francesa.

Lot-et-Garonne
Lot-et-Garonne – Pack-Shot

La composición geográfica y los vivos colores de esta región francesa son claves para considerarla tan parecida a la Toscana. Hermosas colinas, ríos y pequeños pueblos ubicados en las laderas son algunas de las características de Lot-et-Garonne.

Cada uno de los pueblos que conforman esta región parece como si estuviera detenido en el tiempo. A ello se le suma un imponente castillo que se levanta entre las colinas y la exuberante belleza de los ríos Lot y Garona.

¿Qué ver en la Toscana francesa?

1. Nérac

Nerac en Lot et-Garonne
Nerac – Oleg_Mit

Pueblo de aires medievales y renacentistas tan pequeño como encantador. Su puente gótico, que cruza el río Baïse, es una de sus joyas, pero no la única. Su casco histórico es una verdadera delicia, con casas de entramados de madera y elegantes palacetes.

El castillo de Nérac es otro de los lugares de visita obligada en este hermoso pueblo. Un castillo edificado durante los siglos XIV al XVI, que conserva un ala renacentista digna de admiración.

2. Castillo de Bonaguil

Castillo de Bonaguil en Lot-et-Garonne
Castillo de Bonaguil – Jacques VANNI

El castillo de Bonaguil, con sus ocho siglos de historia, es uno de los lugares más hermosos de Lot-et-Garonne. Fue declarado Monumento Histórico en el año 1862 y es considerado uno de los castillos fortificados más bonitos de Francia.

Fue construido en el siglo XIII, aunque transformado y ampliado a finales del siglo XV y principios del XVI.  Recorrerlo es como hacer un viaje en el tiempo. Además, la parte superior de del torreón tiene una terraza panorámica que ofrece una maravillosa vista de la fortaleza y el paisaje que la rodea.

3. Monflanquin

Monflanquin en Lot-et-Garonne
Monflanquin – number1tenor

Fundado en 1256, este increíble pueblo se alza al lado de una idílica colina. Considerado como uno de los pueblos más bonitos de Francia, merece la pena perderse por sus pequeños callejones en los que el visitante se siente como en un cuento.

Además, Monflanquin tiene una hermosa plaza central rodeada de soportales. De entre sus construcciones destaca la elegante mansión del Príncipe Negro, del siglo XIV.

4. Pujols

Pujols en Lot-et-Garonne
Pujols – Fotomicar

Otra de las villas más hermosas de Francia es Pujols. Además de los preciosos parajes naturales que lo rodean, Pujols posee un patrimonio histórico y arquitectónico impresionante. No en vano se encuentra inscrito en la lista de los pueblos más bonitos de Francia.

Este pueblo se alza sobre una colina que domina todo el valle de Lot. La mayoría de las construcciones son de carácter medieval. Destaca el imponente castillo, dos preciosa iglesias, el mercado cubierto y las casas de estilo Tudor.

“Los turistas no saben donde han estado, los viajeros no saben donde van.”

– Paul Theroux –

Lot-et-Garonne, conocida como la Toscana francesa, es uno de los lugares más hermosos que podrás conocer. Su exuberante naturaleza y antiquísima historia hacen una mezcla inigualable, que está reflejada en la imponente arquitectura que predomina en la mayoría de las villas. En definitiva, se trata de una región de ensueño, de la cual quedarás absolutamente enamorado apenas la conozcas.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar