Dónde ver los mejores cottage de Inglaterra

· 1 marzo, 2019
El sur de Inglaterra está sembrado de pueblos maravillosos donde contemplar las casas típicas de aquellas tierras, los "cottage".

Cuando pensamos en viajar a Inglaterra, enseguida nos lanzamos a descubrir grandes ciudades como Londres o Liverpool. Son ciudades maravillosas, con muchísimas cosas que descubrir, pero nos olvidamos de una parte importante del país igual de bella. Queremos mostrarte ejemplos maravillosos de cottage, la vivienda rural típica inglesa.

Algunos de los pueblos de mayor belleza se encuentran en la zona sur de Inglaterra. Es ahí donde descubrimos esas viviendas inconfundibles y llenas de encanto. Visitamos algunas de esas localidades que han conservado la tradición. ¿Vienes?

Rye, en el condado de Sussex

Calle de Rye con cottage
Calle de Rye

En el corazón del condado de Sussex se encuentra Rye. Este es un pequeño pueblo que hará que de vez en cuando dudes de si estás en 2019 o en el siglo XV. Sus casas se caracterizan por sus pequeñas ventanas y sus tejados que datan de mediados del siglo XV.

Si te apasiona la naturaleza, opta por alquilar una bici y da un paseo hasta el imponente pantano de Roomey. Callejea y curiosea por sus tiendas de antigüedades y descansa en una de sus muchas cafeterías.

Tampoco te pierdas el cordero asado, la especialidad de la zona, en uno de los pubs del pueblo. Por último, te recomendamos viajar hasta allí en febrero, para así poder disfrutar de una de las fiestas más importantes a la par que deliciosas: el Festival de la Vieira.

Castle Combe, en Wiltshire

Calle de Castle Combe
Calle de Castle Combe

Castle Combe es uno de esos sitios prácticamente escondidos por los que parece que no ha pasado el tiempo. Se encuentra en medio del famoso valle de Costwolds y presume de ser uno de los pueblos con mayor belleza de todo el país.

Y sin duda, este es un lugar para disfrutar de la calma y perderte. Además, podrás admirar algunos de los más bonitos ejemplos de cottage típicos. Si quieres pasar la noche en Castle Combe, no dudes reservar en The Lamb at Hildon, una maravillosa hospedería del siglo XIX. No te defraudará.

Cottage en Clovelly, Devon

Cottage en Clovelly
Cottage en Clovelly – Jason Ballard / Flickr.com

Cálzate unos zapatos cómodos porque en Clovelly, en la región de Devon, te tocará andar mucho. Los coches están prohibidos en todo el pueblo y las calles son bastante empinadas y con adoquines. Sin embargo, merecerá la pena el esfuerzo.

Sus cottage se caracterizan principalmente por estar llenos de flores, por lo que la imagen del pueblo en general es bastante colorida. Y no dejes de tomár el más que tradicional té en uno de los muchos establecimientos especializados. Tendrás la impresión de que has viajado a la época victoriana.

Y si aún quieres disfrutar más, siempre puedes alojarte en The Big House Devon. Se trata de una casa de aquella época con unas impresionantes vistas.

Mousehole, en Cornwall

Casa en Mousehole
Mousehole – Olaf Tausch – Wikimedia Commons

Los pueblos más especiales de Inglaterra problablemente sean los de la región de Cornwall, muy cerca de la costa. Por ello, es más que recomendable la opción de alquilar un coche y conocerlos todos (además, conducir por la derecha es toda una experiencia).

Uno de los más especiales es Mousehole. Entre sus atractivos destacan sus curiosos cottage de piedra que parecen recién salidos de un cuento. No olvides acercarte hasta The Ship Inn, una pequeña taberna al lado de la costa donde disfrutar del espectáculo de las olas chocando mientras tomas un café caliente.

Canterbury, en la región de Kent

Vista de Canterbury
Canterbury

Y hablando de pueblos que parecen de cuento, Canterbury es un lugar especialAquí las historias se encuentran por todas partes, desde su abadía a la catedral, pasando por cada una de sus calles. Algo totalmente imperdible es la colección de pinturas que se encuentra en Eastbridge Hospital y que data del siglo XII.

No te olvides tampoco de visitar alguna de sus muchas tiendas de artesanía, ni de disfrutar de una cerveza en alguno de los pubs de la calle Sunday Roast. Canterbury se encuentra a una hora aproximadamente de Londres y se puede visitar sin ningún problema en un día, por lo que es una excursión perfecta que no defraudará a nadie.