Paseando por los barrios más encantadores de Sevilla

Juan Luis Minarro 8 abril, 2016

Sevilla es una ciudad llena de encanto que cuenta con barrios llenos de luz y misterio. Barrios con identidad propia y con un animado ambiente. Vamos a recorrer la capital andaluza deteniéndonos en algunos de sus barrios más significativos ¿Nos acompañas?

Sevilla está dividida por uno de los ríos más importantes de España que resulta ser, además, el único navegable, el Guadalquivir. El paseo en barco sobre esta fabulosa e histórica rivera resulta muy grato y nos da una primera visión de la ciudad.

Barrio de Triana en Sevilla
Barrio de Triana – Noradoa

Esta localidad, siempre abierta al viajero, enamoró a pintores que la reflejaron en sus obras, escritores que la describieron en sus novelas y poemas, cantaores que transmitieron sus encantos a otros lugares y bailaores que la pasearon por el mundo. Una vez allí no querremos marcharnos por  miedo a olvidarnos de su olor a azahar y de esa luz que hace de ella un lugar singular y diferente.

Sevilla y sus preciosos barrios

Es sabido por todos que esta ciudad embruja y encandila a todo aquel que la conoce. Sus variopintos y coloridos barrios derrochan la alegría de sus gentes, simpáticas y dicharacheras, llenas de gracia y salero. Interactuar con ellos nos resultará algo totalmente natural e incluso muy apetecible, ya que los sevillanos hacen gala de una gran sociabilidad y de un carácter muy abierto hacia el forastero.

Barrio de Santa Cruz de Sevilla
Barrio de Santa Cruz – Grupo Edutravel / Flickr.com

Caminar por cualquiera de sus callejuelas colmadas de tiestos en los que están plantados preciosos geranios en flor nos atrapará. Lo mismo sucederá cuando estos se vean sustituidos por las rosas. Y un auténtico placer es sentarse reposadamente y sin prisas a picar algo en una de sus típicas tascas, acompañado de un dulce vino andaluz.

El barrio de Santa Cruz, uno de los más populares

Santa Cruz es una de las áreas sevillanas más conocidas. Antiguamente esta zona estaba únicamente habitada por judíos. Enamora pasear por sus calles estrechas bordeadas de casas pintadas de blanco, ver sus patios apacibles y perderse por sus curiosos pasajes que terminan en pequeñas y primorosas plazuelas como, por ejemplo la plaza de las Tres Cruces.

Catedral y Giralda de Sevilla
Catedral de Sevilla – Sergio Gutierrez Getino

El turista puede aprovechar el trayecto para hacer una parada en su magnífica catedral de estilo gótico, situada en la Plaza del Triunfo. Y, por supuesto, hay que dedicarle tiempo al monumento más renombrado de la ciudad, la Giralda. Desde su parte más alta podremos admirar una magnífica panorámica.

Igualmente también resulta grato acercarse a los Reales Alcázares, a los que se accede a través del Patio de Banderas. Y otro de los rincones más destacados de esta barriada es el callejón del Agua.

Reales Alcázares de Sevilla
Real Alcázar de Sevilla – Aleksandar Todorovic

Como se puede comprobar, nuestra visita a este barrio nos conducirá a la mayor parte de los enclaves más significativos de Sevilla. Cabe destacar que este fue el arrabal que vio nacer al pintor Bartolomé Esteban Murillo.

El barrio del Arenal, antigua zona de tráfico comercial

Este ensanche fue en su momento el puerto oficial de este núcleo urbano. De hecho, durante varios siglos sucesivos fue el más poderoso e influyente del planeta debido a la fluidez de su tráfico y al desmedido nivel de comercio que en él tenía lugar. Todo ello debido al descubrimiento de América.

Torre del Oro de Sevilla
Torre del Oro – Marques

Emplazado en el casco antiguo, estaba ocupado por gente muy diversa. En él se ubica uno de los monumentos más fotografiados por los excursionistas, La Torre del Oro. Este torreón se alzó en el siglo XII. En aquellos tiempos solía servir como lugar de defensa.

Los eruditos aseguran que su nombre está relacionado con el revestimiento que en su momento tenía la torre y que lanzaba destellos dorados. Sin embargo, existe la leyenda de que el apodo le vino dado por las cantidades ingentes de oro provenientes de las Indias que se guardaban en su interior.

Triana, con nombre propio

A orillas del río Guadalquivir se sitúa esta ilustre barriada sevillana, reputada en todo el planeta por haber sido la cuna de artistas de inigualable valía en lo que a la tradición musical flamenca se refiere.

Puente de Triana de Sevilla
Puente de Triana – Sergei Aleshin

Asimismo, en esta zona tienen sus fábricas algunos de los talleres de cerámica andaluces más famosos de la región, concretamente en la calle de la Alfarería. En ellos, tanto la loza como la porcelana son tratadas de manera exquisita. Sus operarios trabajan el barro y la arcilla de forma excepcional.

Por lo que respecta al misticismo y a la espiritualidad, todos los trianeros y gran parte de los habitantes de toda Sevilla se aproximan hasta aquí para entregar sus plegarias y oraciones a la Esperanza de Triana, imagen que despierta profundas devociones.

“Lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo. Lo peor es que puede que tengan hasta razón.”

-Antonio Gala-

Son tres de los principales barrios de Sevilla, pero en la visita a la capital andaluza, merece la pena también recorrer otros como el de Santa Cruz, el de La Macarena o el de San Bartolomé.

Te puede gustar