Visitamos los 7 faros del mundo más conocidos

Antes de comenzar con el listado de los faros más conocidos aclaramos que muchos de ellos quedarán fuera por una cuestión de espacio… ¡No nos hemos olvidado de ellos! Es muy complicado elegir unos pocos de la enorme cantidad del faros del mundo hermosos y singulares que existen. Estos son solo algunos de ellos, cada uno con su peculiaridad.

Faros del mundo inolvidables

De varios tamaños y colores, algunos con formas “extrañas” y otros con mitos y leyendas a su alrededor. De cualquier manera son preciosos, nos encantan y queremos rendirles un pequeño homenaje. ¿Conoces estos faros del mundo?

1. Torre de Hércules, España

Torre de Hércules en Galicia
Torre de Hércules, A Coruña – Migel

Comenzamos con un plato fuerte. Este faro de nombre imponente se encuentra en Galicia y es el más antiguo del mundo todavía en uso. De hecho, se construyó en el siglo I.

Es una espectacular torre romana rodeada de leyendas. Imponente con sus 58 metros de altura, es el vigía de un peligroso tramo de la costa gallega, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

2. Faro de St. Joseph, Estados Unidos

Faros del mundo, St. Joseph
Faro St Joseph – Brian Hawkins / Flickr.com

Fue construido sobre un dique en una ciudad al oeste del lago Michigan, en Estados Unidos. Si bien es de pequeñas dimensiones, el faro es muy importante para la zona porque permite ver un poco de luz en plena tempestad invernal.

Al menos una vez al año está cubierto de hielo. El frío y el viento contribuyen a darle una imagen realmente fantasmal. ¡Una postal realmente impresionante!

3. Faro de la Doncella, Turquía

Torre de la doncella uno de los faros del mundo más bellos
Faro de la Doncella / jellybeanz / Flickr.com

Es realmente la torre de la Doncella, y se localiza en Estambul, en Turquía. El Kiz Kulesi (en idioma local) está en medio del mar, entre la parte asiática y europea de la ciudad.

Hace más de 2000 años en este sitio se hallaba la torre de vigilancia de una fortaleza. Se convirtió en faro en el año 1110 y hoy es un lugar turístico destacado. Es símbolo del amor y del romance, pero también esconde leyendas e historias algo trágicas.

4. Peggy’s Point, Canadá

Faro de Peggy´s Point
Faro de Peggy´s Point, Canadá – Adam Nettleton

El estado marítimo Nova Scotia de Canadá tiene nada menos que 3000 islas. Muchas de ellas cuentan con su propio faro, aunque ninguno es tan bonito como el de Halifax, llamado Peggy’s Point (el Punto de Peggy). Con más de 100 años de vida está emplazado en una roca de granito.

Un faro situado en un lugar bucólico y con una historia particular, ya que se llama así por la única superviviente de un naufragio durante el siglo XIX. Peggy también “bautizó” un pueblo en las cercanías.

5. Rubjerg Knude Fyr, Dinamarca

Rubjerg Knude Fyr, uno de los faros del mundo más bellos
Rubjerg Knude Fyr – Tom Davidson / Flickr.com

Te recomendamos que te apresures si quieres visitar este faro de Dinamarca porque está siendo sepultado por las dunas de arena. Si bien el proceso es lento, no se ha detenido desde hace tiempo.

Se construyó hace 115 años y no solo tiene que soportar el peso de la arena, sino también la fuerza de las olas de hasta 30 metros que rompen sobre él. Al parecer, hacia el año 2030 ya no se podrá acceder al lugar.

6. Eddystone, Inglaterra

Faros del mundo, Eddystone
Faro Eddystone – Brendan-P / Flickr.com

La únicas manera de ver este faro de Devon, en Inglaterra, es en helicóptero o en barco. Se localiza a 12 millas náuticas (unos 22 km) de la costa, en medio de un arrecife rocoso que sale del agua cuando la marea está baja.

La zona era una especie de trampa mortal para los barcos que surcaban estas aguas. Tal es el peligro, que debió ser reconstruido cuatro veces. Todavía se pueden ver los restos del faro original a uno metros del actual.

“Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza.”

-Epicteto-

7. Faro Svortuloft, Islandia

Faro Svortuloft
Faro Svortuloft – Alex Berger / Flickr.com

En Islandia hay muchos faros y son famosos por sus colores estridentes. En este caso el de Svortuloft en Snaefellsnes es de un naranja vibrante. Está emplazado en el borde de un acantilado no apto para temerosos. El mar golpea en las “raíces” con toda su fuerza y hace un ruido que te dejará temblando del susto.

Otros faros del mundo imperdibles: el Faro Monumental de La Serena en Chile, el de Lindau en Alemania, el del Fin del Mundo en Ushuaia (Argentina), el faro de Cape Byron en Nueva Gales del Sur o el de Green Point en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar