Logroño: historia, sabor y peregrinos

Pedro 13 enero, 2016

Hoy nos vamos a Logroño, en La Rioja. Prepárate para un intenso viaje por los rincones más célebres de la gran capital conocida por capitanear la famosa región vinícola por excelencia de España. Lugar de paso de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago, sus calles esconden otros muchos encantos. 

¿Cómo es Logroño?

Logroño es una ciudad singular de la geografía española, puesto que, pese a no ser de las más grandes o importantes por su situación, sí que es de las más bellas y conocidas del panorama nacional. Gracias al buen humor de sus gentes, su gran sentido de la hospitalidad y sus ganas de divertirse, Logroño se ha transformado con el paso del tiempo en uno de los lugares obligatorios de visita para todo buen viajero.

Zona de El Espolón

Comenzamos nuestra visita por los lugares más famosos y bonitos de Logroño acercándonos a la zona verde de El Espolón, verdadero corazón natural e histórico de la ciudad.

Plaza del Espolon de Logroño
Plaza del Espolón – Ace of Diamond / Flickr.com

Con la plaza del Espolón en pleno centro, levantada en el siglo XIX y siempre bajo la atenta mirada de la estatua ecuestre del célebre Baldomero Espartero (muy unido a la historia de la ciudad), este es un lugar de visita obligada en la capital riojana.

Además, en esta parte de la ciudad encontrarás la Concha del Espolón, un magnífico recinto para conciertos y eventos que permiten que la capital luzca sus mejores galas.

Los ayuntamientos de Logroño

Logroño posee dos ayuntamientos, uno nuevo y otro antiguo. El moderno es relativamente reciente, pero con un diseño moderno y atractivo obra del gran arquitecto español Rafael Moneo.

Por su parte, el antiguo, ubicado en un palacete conocido como Los Chapiteles, data del siglo XVI, y ha sido testigo del devenir de la ciudad de Logroño durante más de cien años.

Concatedral de Santa María la Redonda

Concatedral de Logroño
Concatedral de Santa María la Redonda – Josu Mendicute / Flickr.com

En España no puede faltar el arte sacro, dado que el devenir de su historia siempre ha estado estrechamente ligado a los fundamentos del cristianismo y el catolicismo. Por eso llama especialmente la atención la singular concatedral de Santa María la Redonda.

La concatedral de Santa María la Redonda recibe su nombre debido a su ubicación, sobre las ruinas de una iglesia románica de forma redondeada. Fue levantada a lo largo del siglo XVI y es un claro ejemplo de arte clásico riojano.

Parlamento de La Rioja

En lo que antaño fue el convento de la Merced, cuya barroca portada data del siglo XVII, se levanta hoy el Parlamento de La Rioja. Un peculiar edificio que en tiempos fue incluso una fábrica tabacalera.

El Puente de Piedra

Puente de Piedra de Logroño
Puente de Piedra – Francisco Javier Gil

Seguimos ahondando en las maravillas que esconde Logroño, y ahora nos acercamos hasta el Puente de Piedra, de gran simbolismo en la ciudad. Permite el paso sobre el caudaloso río Ebro, y posee tres torres defensivas.

Iglesia Imperial de Santa María de Palacio

Seguimos con nuestra visita por Logroño, en La Rioja, y nos adentramos ahora en los misterios de la Iglesia Imperial de Santa María de Palacio, uno de los más antiguos ejemplos arquitectónicos de la ciudad, pues data del siglo XII.

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago en Logroño
Iglesia de Santiago – Jaime Crespo / Flickr.com

Como buena parada de la Ruta Xacobea que es Logroño, no podía faltar una iglesia de Santiago. Muy ligada al camino, este lugar de culto guarda una bella estatua de la Virgen de la Esperanza, patrona de la capital.

Los calados de Logroño

Siendo la capital de la zona más célebre de España por sus vinos, La Rioja, no podían faltar los calados, que son bodegas ubicadas en el casco antiguo o Ruavieja, y que se localizan bajo las casas y residencias.

Se pueden observar muchos en toda la geografía clásica logroñesa, aunque destacan el calado del palacio de los Yanguas o el de San Gregorio.

“Quien sabe degustar no bebe jamás el vino, sino que degusta secretos”

Salvador Dalí-

Calle Laurel

Como decíamos al comienzo, Logroño destaca por la alegría de sus gentes. No podemos marcharnos sin antes hacer una visita a su zona más divertida y simpática, la calle Laurel.

La calle Laurel destaca por la enorme variedad de establecimientos, que superan el medio centenar y en cuyos comedores se puede degustar lo mejor de la gastronomía riojana, comenzando por los champis y acabando por las migas o los rotos.

Te puede gustar