Lodz, una ciudad de moda y de cultura en Polonia

En el centro de Polonia, a tan solo 120 kilómetros de la capital, se halla la ciudad de Lodz. Importante centro industrial, la urbe ha experimentado un enorme crecimiento durante el siglo XX. La llegada de trabajadores y artesanos de todas partes la convirtió en principal centro de producción textil del Imperio ruso. Hoy, Polonia ofrece en esta villa cultura, moda y gastronomía sin igual, además de una amplia oferta educativa.

Lodz es un crisol de culturas debido al comercio, la industria y la artesanía. Una macedonia cultural que el viajero puede degustar a cada paso. El turista cinéfilo no puede perder este “barco”, de su traducción del polaco. Y es que la metrópoli es conocida como el Hollywood de Polonia. Un emplazamiento de cine para una estancia de película.

Introducción histórica

Una vez pise Lodz, el turista tendrá la sensación de estar en una ciudad joven. Esto no se debe a su edad, pues la ciudad cuenta con varios siglos de historia. Ocurre que los monumentos que alberga no cuentan mucho más de 100 años. Esto, sumado al alto grado de estudiantes que recibe, la dotan de dinamismo y jovialidad simulando bisoñez.

Lodz en Polonia
Lodz – Mariusz Switulski

Pero es la tercera ciudad más poblada de Polonia, y un importante y moderno foco en la industria. Anteriormente, hasta la primera mitad del siglo XX, el territorio perteneció al hoy disuelto Imperio ruso.

Posteriormente, durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo ocupada por el bando nazi. Estos hechos, sumados al desarrollo textil un siglo anterior, supuso que Lodz bebiera de diversos pueblos. Destacan como claras influencias la cultura rusa, germana y judía, además de la tradición polaca. Dicho pasado queda reflejado hoy en cada rincón de la villa.

“Una vez al año, ve a algún lugar en el que no has estado antes.”

– Dalai Lama –

Un recorrido por Lodz

El corazón de la ciudad

El turismo y la vida de Lodz brota desde la principal arteria de la ciudad: la calle Piotrkowska. Esta multitudinal avenida cruza verticalmente la urbe, de norte a sur. Caminar por ella resulta un verdadero placer.

Calle Piotrkowskaen Lodz
Calle Piotrkowska – Velishchuk Yevhen

Aficionados a las compras y la moda verán sus sueños cumplidos, pues es la calle comercial más larga del mundo. Superando los 4 kilómetros de largo, este bulevar está plagado de tiendas de artesanía y boutiques de marcas mundialmente reconocidas. Árboles acompañan al peatón en su descenso por la avenida y resulta delicioso visitar la vía en otoño o primavera.

Ya sean las flores adornando las ramas, o las hojas el suelo, la calle Piotrkowska embrujará al turista. En época estival, numerosas son las terrazas que llenan la travesía. Estos espacios son una opción perfecta para degustar la gastronomía típica de Lodz, destacando los platos zurek y el pierogi.

La cultura de los pubs

Muchos son los aficionados a estos locales en Lodz. Son bastantes los que se articulan en torno a la calle Piotrkowska. Pero descubrirlos escondidos entre callejuelas puede ser apasionante. Contando con casi 100 pubs, la noche en esta hermosa metrópoli es muy joven. Cualquiera de ellos, destacando el pub Peron 6, es buen lugar para probar una Polska, la más popular cerveza polaca.

Lodz
Lodz – Mariola Anna S

Todos ellos reflejan las diferentes tendencias artísticas decorativas existentes en la villa. Desde el estilo más inglés al bar más tradicionalmente germano. Cualquier excusa es buena para brindar en Lodz y disfrutar de un partido de fútbol acompañado de los nativos. Este deporte cuenta con mucha afición en el país, por lo que los apasionados del deporte se sentirán en casa.

Ocio en Lodz

Lodz es un crisol de culturas, y eso se ve reflejado en la arquitectura y el ocio. Desde el Palacio de los Poznanski hasta las factorías textiles de la zona de Manufaktura. Todo se encuentra impregnado de tradición.

Lodz en Polonia
Lodz – Piotr Szpakowski

La oferta cultural en esta ciudad polaca es extensa y variada. Desde las compras para los fanáticos de la moda hasta pasear por emplazamientos de Hollywood.

Pero para el turista que disfrute la naturaleza, la metrópoli alberga para él rincones muy especiales. El parque urbano europeo más grande, Lagiewniki, se ubica en este área del país. Los jardines botánicos o el cementerio judío también son lugares para el sosiego y la meditación.

En contrapunto se hallan los bosques de los alrededores de la villa. Un viaje a través del lado más oscuro de la historia, ya que en ellos se ubicaban campos de exterminio nazis.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar