Lo mejor de Polonia

Se trata de una de las naciones más castigadas durante la Segunda Guerra Mundial y el comunismo. Sin embargo, Polonia ha sabido recuperarse de las tragedias y salir adelante. En muchas ciudades aún se conserva ese aire medieval que tanto nos apasiona a los turistas. Si a eso le sumamos una rica historia, fantásticas tradiciones y deliciosa gastronomía… tu paso por tierras polacas no puede ser menos que maravillosa.

¿Qué visitar en Polonia?

Polonia es un país ubicado en Europa del Este que no deja de sorprendernos. Con una gran extensión de territorio (se pueden conectar ciudades con autocares interurbanos o trenes nocturnos) nos hace viajar en el tiempo a cada paso que damos. Los sitios imperdibles en un viaje a Polonia son:

1. Cracovia

Cracovia-en-Polonia
Castillo Wawel, Cracovia – Marcin Krzyzak

Debido a su gran belleza arquitectónica los nazis “la perdonaron” y casi la dejaron intacta. La intención no era para nada altruista: querían alojarse en esta preciosa ciudad una vez terminada la guerra. Por ello el contraste de Cracovia con el resto del país es realmente asombroso.

Las calles céntricas están repletas de turistas y todo tipo de servicios para extranjeros (hoteles, restaurantes, etc). En una estancia típica no dudes en pasear por el casco antiguo, el castillo de Wawel (la visita te llevará una jornada completa) y la plaza Rynek Glowny.

2. Gdansk

Gdansk en Polonia
Gdansk – S-F

La puerta al mar Báltico es elegante y muy señorial, con sus edificios antiguos y sus fachadas coloridas. ¡Es imposible estar de mal humor en este lugar! En tu paseo típico por Gdansk pasarás por la puerta de Wyzynna que separa la parte nueva de la antigua. Luego atravesarás la calle Dluga o Ruta Real con edificios (muchos de ellos iglesias) realmente sorprendentes.

3. Poznan

Plaza de Poznan en Polonia
Poznan – S-F

Está a medio camino entre Cracovia y Gdansk. ¡Perfecto para hacer una linda parada! Es una opción menos turística pero no por ello menos interesante y hermosa. Lo malo, quizás, es que no cuenta con una gran infraestructura para visitantes y eso se ve en las pocas posibilidades de conseguir alojamiento asequible (olvídate de los hostales, aquí lo mínimo es un hotel 3 estrellas).

La cuidad de Poznan está muy vinculada al mundo de los negocios, pero si te alejas un poco hacia la parte antigua podrás disfrutar de iglesias barrocas y casas de todos colores.

4. Campo de concentración de Auschwitz

Campo de concentración de Auschwitz
Campo de concentración de Auschwitz – Sopotnicki

Cuando estés en Cracovia vas a cansarte de ver personas ofreciendo tours guiados a este lugar. Pero también puedes optar por el transporte público para ir por tu cuenta. El trayecto dura 45 minutos y al llegar al campo podrás contratar una visita por personal del museo.

Se pueden visitar dos de los cuatro usados por los nazis: Auschwitz I y Auschwitz Birkenau. El primero ha sido remodelado y el segundo está bastante intacto. También puedes ver la estación y las vías del tren que cruzan los campos y que seguro habrás visto en decenas de películas.

“Polonia aún no ha desaparecido mientras nosotros vivamos. Lo que la violencia ajena nos ha quitado, con el sable lo recuperamos.”

– Fragmento del Himno Nacional de Polonia –

5. Varsovia

Ciudad Vieja de Varsovia
Centro histórico de Varsovia – PHOTOCREO Michal Bednarek

La capital del país fue arrasada casi por completo durante la Segunda Guerra Mundial, pero lo bueno es que conserva su pequeño y bonito casco histórico donde pasear un poco y disfrutar de las plazas, terrazas y murallas.

El barrio central se llama Srodmiescie y la plaza más importante es Zamkowy. En los alrededores se ubica el Palacio de la Cultura y de la Ciencia, regalo de Stalin.

6. Montañas Bieszczady

Montañas Bieszcady en Polonia
Montañas Bieszcady – Nivellen77

Para los amantes de la naturaleza este sitio es hermoso. Puedes hacer excursiones por la montaña y retirarte del bullicio y la civilización entre paisajes realmente maravillosos e iglesias antiguas, tanto católicas como ortodoxas, construidas en madera.

Durante el invierno es lugar elegido por los que practican esquí. En verano y primavera, por aquellos que prefieren dedicar parte de su tiempo libre a contemplar la flora y fauna autóctona.

7. Czestochowa

Monasterio Jasna Gora en Polonia
Monasterio Jasna Gora – Patryk Kosmider

Esta localidad es conocida por albergar un monasterio paulista y el santuario de la Virgen de Jasna Góra (en el Monte Claro). Se trata, ni más ni menos, que del principal punto de peregrinaciones religiosas y de culto mariano en toda Polonia. La Virgen Negra de Czestochowa es patrona del país desde 1656.

En cada uno de estos sitios podrás aprovechar para degustar los platos típicos, compuestos por carne, especias, pastas, quesos y sopas.

¿A qué no puedes creer que Polonia tenga tanto para ofrecer? Historia, cultura, religión, arquitectura y mucho más te están esperando. ¡No dejes pasar la oportunidad!

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar