Leiden, una ciudad histórica rodeada de canales

· 7 enero, 2016

Leiden, en Holanda, es una de las localidades que forman parte del Randstad, una de las mayores aglomeraciones urbanas de Europa. Se la conoce además como la “ciudad-llave” porque en su escudo aparece este objeto, portado por el Apóstol San Pedro. ¿Te gustaría conocer esta ciudad? ¡No te pierdas este artículo para hacer un recorrido por sus canales y atractivos principales!

Leiden: historia y cultura

Esta hermosa ciudad holandesa está ubicada a 35 kilómetros de la capital del país, Ámsterdam. Se originó a los pies de una colina artificial que fue erigida en el año 800. Gracias a su industria textil, con el tiempo llegó a convertirse en una de las mayores y más florecientes ciudades de Holanda.

Canales en Leiden
Canales en Leiden – jan kranendonk

Allí se fundó la primera universidad de los Países Bajos en 1575. La univeridad fue la muestra de agradecimiento de Guillermo de Orange a la ciudad por su resistencia al asedio de las tropas de Felipe II.

Por si fuera poco es el lugar donde nació Rembrandt y el punto más destacado en el comercio de tulipanes, la flor por excelencia.

Si bien es una ciudad pequeña en dimensiones, el carácter cultural es realmente amplio… ¡tiene 15 museos y decenas de galerías de arte! Además librerías antiguas, mercados y varios canales para recorrer.

¿Qué visitar en Leiden?

Durante tu estancia no puedes dejar de conocer estos atractivos en la ciudad holandesa de Leiden:

Vismarkt

Vismarkt en Leiden
Vismarkt – Mr. Maas / Flickr.com

Está en el centro de la ciudad y en la traducción quiere decir “mercado de pescados”. Frente a la plaza se encuentra el Ayuntamiento, que fue construido a fines del siglo XVI en el estilo renacentista.

La nueva fachada es bastante nueva, de 1929, porque tuvo que ser reconstruida después de que un gran incendio afectara terriblemente el edificio. Junto a él hallarás la antigua balanza pública, Waag en Boterhuis, que data del siglo XVII.

Iglesia de San Pedro

Pieterskerk en Leiden
Pieterskerk – Rudolphous / commons.wikimedia.org

Dedicada al patrono de Leiden, es la más importante de la ciudad y fue construida en el siglo XIV bajo estilo gótico. Los trabajos terminaron en el siglo XVI. Consta de 5 naves y diversas capillas laterales. El coro y la reja son renacentistas. Además, se destaca el deambulatorio y las sepulturas del siglo XVII.

El Burcht

Burcht de Leiden
Burcht – Eduard Pop

Para llegar hasta este castillo se debe atravesar el canal de la Vismarkt. Ubicado a 16 metros de altura, es una ciudadela militar circular del siglo XIII que se erigió sobre una antigua fortificación levantada 4 siglos antes. Se trata de lo más “viejo” de Leiden y vale la pena el paseo.

Ruta de Rembrandt

Aquí nació, en 1606, este fabuloso artista, uno de los pintores de los más famosos de Holanda. Si bien la mayor parte de su carrera artística la realizó en Ámsterdam, en Leiden se guardan muchos recuerdos de su infancia y juventud. El paseo, que cuesta 4 euros, pasa por el lugar donde se encontraba la casa natal (demolida), la escuela latina donde estudió y el primer lugar en el que trabajó.

“Practica lo que sabes y esto te ayudará a ver lo que todavía no sabes.”

-Rembrandt-

Van der Wefpark

En un parque muy concurrido tanto por residentes como por turistas. Está al sur del centro de Leiden y además de descansar un poco puedes recorrer el Museo de Historia Natural. Según los expertos es de los mejores en su sector en todo el continente ya que contiene una gran colección de fauna de Extremo Oriente y otra de conchas de gran valor.

Marekerk

Marekerk en Leiden
Marekerk – Rene van Rijn

Esta Iglesia comenzó a construirse en 1649 como respuesta a la necesidad de la población de contar con un templo más grande que acogiera a todos los fieles. Fue adaptada al culto protestante y es de estilo clasicista neerlandés. Es de construcción octogonal, tiene un púlpito central rodeado de bancos y aún sigue en funcionamiento tras más de 3 siglos.

Canales

Canales en Leiden
Canales en Leiden – jan kranendonk

Es imposible dejar esta hermosa ciudad sin conocer al menos algunos de sus canales. ¿Cómo? ¡Navegándolos! Muchos turistas suben a las barcas que realizan los recorridos típicos para disfrutar de una vista diferente de los edificios y calles desde cualquiera de las dos ramas del viejo Rhin. El más importante de los canales es Rapenburg y el más largo es Oude Vest.