Conoce la legendaria Roca Cashel en Irlanda

27 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
El lugar donde San Patricio convirtió a los reyes de Irlanda al cristianismo fue la Roca Cashel, un lugar hermoso y clave en la historia de este país.

La Roca Cashel simboliza a la perfección muchos de los elementos de la cultura e historia de Irlanda. Es un lugar con un pasado brillante en el que aparecen santos y reyes, así como también funde la política, la guerra y la religión. Y, al mismo tiempo, es un lugar devastado por su propia historia, pero que posee el encanto que envuelve los más bellos rincones irlandeses.

Para empezar, hemos de situar la Roca Cashel. Se trata de un monumento integrado en el condado de Tipperary, hacia el sur de la isla y en su parte interior. Está a menos de dos horas de distancia desde Dublín. Por ello, puede ser una estupenda excursión desde la capital irlandesa para conocer la Irlanda más rural.

La Roca Cashel y su origen legendario

Vista de la Roca de Cashel

Tal y como hemos dicho, la Roca Cashel es un pedazo de historia de Irlanda. Y como veremos a continuación, aquí ocurrió un hecho trascendental para la Isla Esmeralda. Sin embargo, como en todo lo que rodea estas tierras celtas, siempre hay un toque de leyenda y de tono épico. Comenzando por el propio origen legendario de la fortaleza.

Cuando se visita la Roca Cashel, inmediatamente, se aprecia el punto de vista privilegiado que tiene sobre el paisaje colindante. Y es que el castillo está elevado sobre el terreno más alto de la llanura de Tipperary, conocida por su fertilidad como Golden Vale.

Ese punto elevado es una montaña llamada Devil’s Bit, el Mordisco del Diablo, ya que se supone que el propio Satán le dio un bocado a esta tierra y lo escupió, creando el lugar donde hoy se alza Roca Cashel.

A caballo de la leyenda y la realidad

Tumbas en la Roca Cashel

No obstante, hasta lo que se tiene por cierto y por histórico, también alcanza en el territorio de los celtas un aura de leyenda. Y es que en la Roca Cashel se sitúa un hecho clave para la historia irlandesa: el momento del siglo V en el que la monarquía de la isla se convirtió al cristianismo.

Por aquel entonces los reyes de Munster, como se les conocía, vivían aquí. Y hasta la misma Roca Cashel llegaría San Patricio, el santo patrón tan venerado en todos los templos y ciudades de Irlanda, para convertir a los monarcas a esa religión que tanto protagonismo iba a cobrar a lo largo de la historia de la isla.

Si bien, todo eso no está completamente confirmado por la historia. Y tampoco por los restos de la fortaleza, ya que de aquella época apenas queda nada en la actualidad.

Historia de la Roca Cashel

Lo cierto es que los restos monumentales que se conservan hoy en día en la Roca Cashel se remontan a la Edad Media. A toda la Edad Media, desde el siglo XI hasta el XV, ya que los diferentes espacios del monumento se fueron creando en distintos momentos.

Todo ello cobró el romántico aspecto de ruina en el siglo XVII, cuando la invasión inglesa destrozó prácticamente todo. Un aspecto ruinoso que hoy es parte de su encanto, como ocurre con muchos monumentos de las islas británicas. Por ejemplo, la abadía de Melrose en Escocia.

De hecho, aunque las edificaciones de la Roca Cashel se mantienen casi de milagro en pie, el conjunto es de una enorme belleza y está entre los castillos más interesantes de Irlanda. Así que veamos una a una las partes del monumento.

La torre del homenaje

Torre del homenaje

La gran torre circular es el edificio más alto, con 28 metros, y también el más antiguo de la Roca Cashel. Es una construcción que se remonta a finales del siglo XI y comienzos del XII.

Capilla de Cormac

El aspecto de esta capilla románica del siglo XII es realmente esplendoroso y nos habla de un templo importante, y no solo arquitectónicamente. Se trata de uno de los pocos sitios del país donde se conservan frescos de aquella época.

La catedral y el palacio del arzobispo

Catedral en ruinas

La importancia religiosa de la Roca Cashel queda acreditada por la presencia de su catedral, edificada ya en el siglo XIII. Hoy se conserva parcialmente y una de las zonas más interesantes es la del coro. Pero eso no impide apreciar que fue un gran templo que, además, estaba unido pasadizos al palacio arzobispal, que llegó a tener hasta cuatro alturas.

El cementerio de la Roca Cashel

El atractivo de la visita a la Roca Cashel es, simplemente, caminar entre este conjunto cargado de leyendas e historia. Y, sin duda, el sitio más inspirador en este sentido puede ser su viejo cementerio, donde es imposible no captar la fotogenia de las cruces celtas.

  • Rock of Cashel. Heritage Ireland. Recuperado el 27 de noviembre de http://www.heritageireland.ie/en/south-east/rockofcashel/
  • La Roca de Cashel. Sitio web oficial turismo de Irlanda. Recuperado el 27 de noviembre de https://www.ireland.com/es-es/lugares-asombrosos/rock-of-cashel--/