Las sorpresas del estado de Tabasco en México

Posiblemente el estado de Tabasco no sea el más famoso de México, y sin embargo es uno de los secretos mejor guardados del país. Este territorio guarda costas increíbles, junglas impenetrables, joyas arqueológicas y unas ciudades que suponen todo un descubrimiento para el viajero que se desvía de las rutas más transitadas y se adentra por las sorpresas tabasqueñas.

Qué ver y hacer en Tabasco

1. Conocer Villahermosa

De entre todas las ciudades de Tabasco vamos a empezar nombrando su capital, Villahermosa, también conocida como la “Esmeralda del Sureste”.

Villahermosa en Tabasco
Palacio de Gobierno, Villahermosa – Alfonsobouchot / commons.wikimedia.org

Una urbe moderna, pero que también tiene un interesante centro histórico y diversas atracciones turísticas de interés. Muchas de ellas en forma de museos, y otras como grandes monumentos o espacios urbanos, ese es el caso de la Catedral del Señor de Tabasco o de la Plaza de Armas. Y todo ello dotado de una importante oferta hotelera y de servicios.

2. Disfrutar de las playas

Uno de los atractivos de Tabasco son sus casi 200 kilómetros de litoral a orillas del golfo de México. Allí se acumulan las zonas de playas, especialmente en los municipios de Centla, Paraíso y Cárdenas. Algunas de estas playas como la de Puerto Ceiba están entre las más visitadas del país, por eso cuentan con importantes ofertas de servicios y de ocio.

Paraíso en Tabasco
Paraíso – AlejandroLinaresGarcia / commons.wikimedia.org

Si hubiera que nombrar algunas más, es imposible no citar El Bellote, todo un referente gastronómico en esta región pesquera. Y si se buscan parajes inolvidables hay que acudir al puerto pesquero de Chiltepec para después desplazarse a Playa Bruja o Playa Pirata.

Y para todos aquellos que viajan con niños, es recomendable ir a la Barra de Tupilco, una extensa playa en mar abierto, aunque con poco oleaje y casi sin profundidad.

3. Admirar el arte colonial

Como en tantos otros territorios mexicanos, también en Tabasco se puede ver la huella de la época colonial en forma de ciudades enteras y grandes monumentos. Incluso en la propia capital de Villahermosa se puede caminar por su casco histórico, plagado de restos de ese momento histórico. No obstante es bueno recorrer otros núcleos tabasqueños.

Villahermosa en Tabasco
Villahermosa – Gildardo Sánchez

Uno de ellos es Cupilco donde se eleva una hermosa iglesia del siglo XVII bajo la advocación de la Virgen de la Asunción. Otra visita imprescindible es el antiguo convento de Santo Domingo en Oxolotán, así como las ciudades de Tacotalpa, Teapa o Cunduacán. Sin olvidar que una visita obligada es Tapijulapa, integrante de la lista de Pueblos Mágicos de México.

“México: las manos vacías de pan pero la cabeza llena de sueños.”

– Carlos Fuentes –

4. Practicar turismo de aventura

Otra de las oportunidades que ofrece el territorio tabasqueño es pasar unas vacaciones haciendo una serie de actividades deportivas y en la naturaleza en lugares en los que ni habríamos soñado. Y es que en los últimos tiempos, los lugareños han puesto en valor sus recursos para crear una serie de atracciones dignas de más intrépido aventurero.

Cañón Usumacinta en Tabasco
Cañón Usumacinta – Alfonsobouchot / Commons.wikimedia.org

Por ejemplo, dentro del Parque Estatal de la Sierra de Tabasco se encuentran áreas como la de Kolem Jaa’. En ella se puede practicar senderismo o rutas a caballo y también realizar descensos en tirolina o en rapel. Y en la zona de Agua Blanca o en las Grutas de Coana se puede practicar pequeñas incursiones de carácter espeleológico.

La arqueología en Tabasco

Hemos dejado para el final la auténtica joya de la corona: los espectaculares conjuntos arqueológicos que se han hallado en Tabasco. A la cabeza de todos ellos hay que nombrar la zona de Comalcalco, un yacimiento maya datado entre el siglo I a. C y el IX de nuestra Era. Aquí se puede visitar toda una ciudad con sus templos, pirámides y ruinas apasionantes.

Comalcalco en Tabasco
Comalcalco – Dennis Jarvis

Pero hay más vestigios arqueológicos repartidos por todo el estado. Como Pomoná, una antigua ciudad ceremonial maya. Además en Tabasco se ubica una de las pirámides mayas más singulares, es la pirámide doble de 27 metros de altura que se encuentra en el yacimiento de Moral-Reforma, un lugar que fue un auténtico puerto fluvial.

Está claro que los yacimientos de la civilización maya son muy importantes en Tabasco, pero hay otros pertenecientes a la cultura olmeca que son mucho más singulares y extraños. Para visitarlos, lo mejor es recorrer la ruta entre Cárdenas y Huimanguillo, a lo largo de la cual se descubren los conjuntos arqueológicos de La Venta y de Malpasito, esta última de la etnia zoque.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar