Disfruta de las mejores puestas de sol de España

· 22 mayo, 2018
El atardecer tiene algo mágico que atrapa sin remedio. Vamos a disfrutar de los mejores ocasos de España.

La contemplación de hermosas puestas de sol se puede convertir en el recuerdo imborrable de un viaje. Pocas cosas pueden ser tan inspiradoras y tan íntimas como ese espectáculo lumínico que se repite todas las tardes, pero que cuando uno se para admirarlo queda atrapado por su embrujo. Así que te vamos mostrar las mejores puestas de sol de España.

A veces relacionamos las puestas de sol más hermosas con el mar, y es que el reflejo del ocaso sobre las aguas puede ser una estampa muy atractiva. Sin embargo, también en el interior pueden darse puestas de sol sugerentes, como os contamos a continuación:

1. Mirando la Alhambra, una de las más bellas puestas de sol de España

Alhambra de Granada
Alhambra de Granada – emperorcosar

Comenzamos por una de las puestas de sol de España más bellas y que se da lejos del mar. Y no solo eso, sino que tiene como fondo Sierra Nevada. Esa vista no es otra que el atardecer desde el mirador de San Nicolás hacia el palacio nazarí de la Alhambra. Una estampa cantada por poetas y músicos, y fotografiada todos los días por miles de turistas.

2. Desde Benirrás en Ibiza

Cala Benirrás en Ibiza
Cala Benirrás – Arsen Voronyy

Otra de las puestas de sol de España más fotografiadas: la que se disfruta desde la cala de Benirrás en Ibiza. Un ocaso solar mítico desde los años hippies de la isla. Todavía hoy se celebra este momento con personas que tocan sus tambores y bailan al ritmo de la música a la orilla del Mediterráneo. Una cita imprescindible durante unas vacaciones en Ibiza.

3. Desde el faro de Trafalgar

Faro de Trafalgar
Faro de Trafalgar – Juan Manuel Jimenez Vazquez

También a orillas del mar, pero en el Atlántico, podemos contemplar en la provincia de Cádiz una de las puestas de sol de España más impresionantes. Hay que ir hasta la bucólica población de Caños de Meca y darse un paseo hasta el histórico emplazamiento del faro de Trafalgar. Allí hay unas vistas increíbles, que además evocan tiempos de grandes buques y batallas navales.

4. En Las Médulas

Las Médulas en León
Las Médulas – Víctor Gómez / Flickr.com

Retornamos al interior, a la provincia de León, para ver otra puesta de sol excepcional. Así son las que se ven en las viejas minas romanas de oro que se excavaron en Las Médulas. Un paisaje que a cualquier hora del día es seductor, pero con los colores del atardecer adquiere tintes épicos. Solo por estos minutos merece la pena un viaje a tierras leonesas.

5. En Finisterre

Faros españoles: Finsiterre
Faro de Finisterre – Botond Horvath

Ante este lugar de A Coruña se abre un océano Atlántico infinito que siempre provoca pensamientos y evocaciones. Pero si vemos esa misma estampa con el sol ocultándose bajo el horizonte y tiñendo de rojo el cielo y el mar, no es difícil pensar que no hay nada más allá, que realmente estamos en el “Fin de la Tierra”. Vaya, una de las más inspiradoras puestas de sol de España.

6. En el Mar Menor

Mar Menor
Mar Menor – José Luis Salgado

Pocos lugares del levante español permiten situarse al amanecer en un punto y ver la salida del sol. Y volver horas después al mismo sitio, para contemplar más tarde como el sol vuelve a esconderse en las aguas del mar. Eso es posible verlo y disfrutarlo en La Manga del Mar Menor, en Murcia. Los mejores miradores, en la zona final de La Manga.

“Vemos la luz del atardecer anaranjada y violeta porque llega demasiado cansada de luchar contra el espacio y el tiempo.”

-Albert Einstein-

7. Atardecer en el Teide

Teide una de las puestas de sol de España más bonitas
Teide – RossHelen

Acabamos con otra de las puestas de sol sublimes que se pueden disfrutar en España. Pero en este caso el espectáculo requiere de un esfuerzo mayor. Hay que subir hasta la base del Teide, al punto en el que hay que dejar el automóvil. A veces para llegar hay que atravesar bancos de nubes, pero la magia es que arriba el día puede estar claro.

Si es así, esa puesta de sol será espectacular, ya que tras el perfil cónico del volcán irá ocultándose el sol hasta sumergirse en ese mar de nubes, que por momentos parecen algodón.

Sin duda alguna, el desplazamiento y el frío que se pasara merecen la pena, porque durante unos instantes uno piensa que está en el lugar más bello del planeta. Y esa es precisamente la sensación que proporcionan las mejores puestas de sol de España.