Las mayores barreras a la hora de viajar

Viajar es el gran sueño de muchos, pero a veces surgen inconvenientes que lo impiden. Pero no todos los obstáculos tienen que ser insalvables. Vamos a verlo.

Viajar debería ser un derecho, ya que es una de las actividades que más pueden enriquecer a una persona. Sin embargo, no siempre es posible. Existen infinidad de barreras a la hora de viajar. Algunas de carácter más individual y otras de tipo social que nos lo pueden impedir, dificultar o desanimar. Veamos cuáles son.

Viajar, viajar, viajar

Queremos reivindicar lo interesante y grato que es viajar. No solo por ver cosas bonitas, bañarnos en lugares paradisíacos o comer platos de sabores embriagadores. También para ver cómo se vive en otros rincones del mundo y así poder relativizar nuestra vida, nuestros privilegios y nuestros puntos flacos.

En fin, que no debería haber barreras a la hora de viajar. Aunque lamentablemente las hay:

Motivos económicos, una de las grandes barreras a la hora de viajar

Mochileros sin barreras a la hora de viajar
slf68 / Pixabay.com

Hay una razón para no viajar que es obvia: la carencia dinero. Si no hay recursos, obviamente, no se puede dedicar parte de la economía para viajar. Sin embargo, a veces se alude a motivos económicos para no viajar por desconocimiento, porque se piensa que es necesaria una gran cantidad de dinero para poder hacerlo. Y no siempre es así.

Está claro que hay destinos como Noruega, Maldivas o Dubái, para los que se necesita mucho presupuesto. Sin embargo, hay muchos lugares en el mundo que es posible conocer con un presupuesto reducido. Algo que en la actualidad es viable gracias a medios de transporte low cost, fórmulas cooperativas y también a la abundante información en internet.

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.”

-Mark Twain-

El idioma

Turista preguntando
Oranich Thipsuwan

Otra de las barreras a la hora de viajar es el idioma. Hay personas que tienen miedo a viajar a lugares donde no se habla su lengua. O también hay quién no sabe inglés y piensan que allá donde vayan no les va a ser posible entenderse. Pues bien, hay que eliminar esos miedos.

Lo cierto es que el inglés no siempre es la panacea y hay millones y millones de personas en el mundo que, aunque trabajen en el sector del turismo, que tampoco hablan inglés. Así que si hay buena voluntad uno siempre se puede entender. Al modo tradicional de gesto o al modo más moderno de las apps traductoras.

Discapacidades

Viajero en silla de ruedas
LonelyTaws / Pixabay.com

Esta barrera para viajar sí que es sumamente importante, y no es algo que puedan solventar las personas que sufren esas discapacidades. Es algo que tienen que atender las autoridades, y también los propietarios de los negocios turísticos.

Está claro que eso supone inversiones para eliminar barreras físicas o facilitar las informaciones a personas invidentes o sordas. Pero a la larga supondrán un gran beneficio, ya que se podrá acoger a más visitantes y clientela. Sin olvidar el enriquecimiento que se le facilita a esas personas, que, por supuesto, también han de tener derecho a turistear y viajar.

Viajar con niños

Familia en un aeropuerto
NadyaEugene

Hay parejas que ven en sus hijos un impedimento para hacer ciertos viajes. Y no hay que engañarse, realmente lo son para viajar a algunos destinos o para realizar algunas actividades. Pero tener hijos, de cualquier edad, no significa que no se pueda viajar. Incluso lejos.

Para eso están, por ejemplo, los hoteles del Caribe y en otras zonas de costa de todo incluido, donde una vez pagado, ya no hay que preocuparse de nada. O también hay formas de viajar a ciudades europeas por ejemplo, alojándose en un apartamento, lo cual puede dar mucha independencia para los horarios o los cuidados de los niños.

Por no hablar de la posibilidad de viajar de camping, de manera que para los niños todo el viaje se convierte en diversión al aire libre.

Las personas mayores

En el otro extremo de la edad se encuentran las personas mayores. Para ellos tampoco ha de ser imposible viajar. Es más, pueden tener oportunidades de ir a sitios a precios muy, muy reducidos, fuera de temporada, ya que ellos no sufren los restringidos calendarios laborales.

Ser mujer

Mujer que viaja sola
Efired

Y para acabar con las barreras a la hora de viajar queremos hacer referencia a la problemática de ser mujer y querer viajar sola o en compañía de amigas. Es un hecho que hay países que no son nada recomendables para ello, como algunos países de religión islámica.

Pero también es innegable que en cualquier otro destino del mundo, viajar una mujer sola o en compañía de otras, siempre es más arriesgado que si lo hacen hombres. Así que en este caso, la barrera es real y solo se eliminará (esperamos) con el tiempo y con educación en la igualdad entre sexos. Algo más que necesario no solo para viajar, sino para todas las facetas de la vida.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar