Las 5 mejores escapadas de fin de semana

· 27 marzo, 2017

Hay una cuestión clave a la hora de planear una escapada de fin de semana, se trata de aprovechar el máximo el tiempo y que los desplazamientos hasta nuestro destino impliquen el menor tiempo posible. Por ello, es mejor elegir sitios relativamente cercanos a nuestro domicilio, lo cual a veces supone auténticos descubrimientos. No obstante, también se puede recurrir a viajes en avión o en tren de alta velocidad. Cada cual que elija su escapada y por si no tenéis ideas aquí van unas cuantas repartidas por España, y cada una con atractivos bien distintos.

 Las mejores escapadas de fin de semana

1. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Valle de Ordesa
Valle de Ordesa – holbox

Empezamos con una propuesta ideal para los amantes de la naturaleza. Hablamos de visitar el increíble Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en los Pirineos de Huesca. Allí nos esperan unos senderos alucinantes en cualquier época del año, o ascensiones como la que se hace hasta el Monte Perdido, a más de 3.000 metros de altura.

Incluso es posible alojarse en el mismo parque nacional si se opta por pernoctar en el refugio de Góriz. Es más habitual, sin embargo, buscar alojamiento en las localidades cercanas al parque, todas ellas poblaciones cargadas de historia y tradiciones como pueden ser Torla, Aínsa o Bielsa.

“Viajar y cambiar de lugar imparte nuevo vigor a la mente.”

– Séneca –

2. Sitges

Sitges
Sitges – Katerina Knyazeva

Una propuesta radicalmente distinta para un viaje de fin de semana puede ser Sitges, la localidad costera situada a aproximadamente 40 kilómetros al sur de Barcelona. De hecho, la cercanía a la metrópoli catalana y su aeropuerto es una excelente ocasión para visitarla, ya que está perfectamente comunicada por carretera y por tren de cercanías.

Una vez en Sitges nos esperan unas playas tan plácidas como lo es el mar Mediterráneo. Precisamente en el corazón de esas playas se encuentra el núcleo antiguo de Sitges, que es uno de los más fotogénicos de Cataluña. Y hablando de un fin de semana, os recomendamos un destino con una oferta de ocio nocturno realmente sorprendente.

3. Oviedo

Plaza de la Catedral de Oviedo
Plaza de la Catedral de Oviedo – Migel

Ahora cambiamos a la cornisa cantábrica, pero a una ciudad que no tiene mar: Oviedo. Pero si la capital asturiana también tuviera costa, entonces sería una de las urbes más atractivas del mundo. Y es que Oviedo es un destino fantástico para una escapada.

Tiene todo. Un patrimonio histórico increíble con joyas únicas, como todas las iglesias que se construyeron en el estilo prerrománico asturiano, solo visible aquí. Además, Oviedo posee un casco antiguo con una personalidad propia que ha inspirado a muchos artistas sean de la pintura, el cine o la literatura. Y para acabar, Oviedo es ideal para entrar en contacto con la portentosa gastronomía asturiana.

4. Cádiz

Cádiz
Cádiz – Vlada Photo

Vámonos al sur, a Cádiz, una de las ciudades más antiguas de toda Europa y por la que han pasado todas las civilizaciones de la cuenca del Mediterráneo, comenzando por la mítica Tartessos. Pero además, Cádiz fue el puerto de entrada de todo aquello que llegaba de América. En definitiva, todas esas influencias han esculpido la actual Cádiz.

Si su acervo cultural es increíble por su fusión de culturas. No hay que desmerecer la belleza de la ciudad, plagada de monumentos situados a orillas del Atlántico, un océano que aquí conforma playas tan atractivas como la de La Caleta.

Y además, una escapada a Cádiz no está completa si no se entra en sus típicas tabernas o se acude a sus salas y tablaos de flamenco.

5. Por los alrededores de Madrid

Monasterio de El Escorial, Madrid – Marques

Los habitantes de la capital española o aquellos que viajen hasta ella y decidan escaparse un par de días de la gran metrópoli, deben saber que hay multitud de opciones, todas ellas muy cercanas a la gigantesca urbe, con la cual además suponen un contraste realmente alucinante.

Se puede visitar varias joyas del patrimonio histórico y artístico español, ya que con trayectos muy cortos se puede llegar hasta el Monasterio del Escorial, el Palacio de la Granja de San Ildefonso o el Real Sitio de Aranjuez.

O si se prefiere descubrir pequeñas ciudades cargadas de historia y encanto, por carretera o en tren se puede visitar Segovia, Ávila o Toledo. Y quién sea más de montaña, puede acercarse a dar un paseo y respirar aire puro por el Parque Nacional de Guadarrama.