El lago McDonald y sus coloridas rocas

12 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la geógrafa Samanta Ruiz
Recorre un lago de aguas transparentes que te invita a admirar los mágicos colores de su lecho. Además, conoce más detalles sobre su variado ecosistema.

En el estado de Montana, al noroeste de los Estados Unidos y en un paisaje de cadenas montañosas y valles de origen glaciar, se encuentra uno de los espejos de agua más imponentes del Parque Nacional de los Glaciares: el lago McDonald.

Este espacio de conservación de la naturaleza comparte fronteras con los territorios canadienses de Alberta y de la Columbia Británica. Enmarcado en una increíble vista con las Montañas Rocosas del Norte de fondo, el lago tiene una vasta extensión; sus medidas con las siguientes:

  • 16 kilómetros de largo y 1,6 kilómetros de ancho.
  • Superficie total: 27,6 kilómetros cuadrados.
  • Profundidad: 130 metros.
  • Altura: 960 metros sobre el nivel del mar.

El lago McDonald: aguas prístinas y guijarros multicolores

Aunque varios lagos del parque tienen la característica de tener en sus lechos rocas multicolores, el lago McDonald es el más espectacular por su increíble variedad de tonos. La falta de presencia vegetal hace que las aguas sean limpias, al punto que permiten divisar el fondo, incluso hasta más de 10 metros de profundidad.

El clima de la zona es frío durante todo el año; el agua nunca llega a tener más de 10 °C (50° Fahrenheit)  y esto impide el crecimiento de plancton y de flora lacustre. Por esta restricción en el desarrollo de la diversidad biológica, se dice que este tipo de ecosistemas es estéril.

Cuando te acercas a las orillas del lago McDonald y miras debajo del agua transparente como un cristal, aparece ante tus ojos un manto de miles de piedras de colores. Este fenómeno se repite en menor cuantía en otros lagos del parque, como el Otokomi, el lago Bowman y el Trout.

Para el viajero curioso de estos fenómenos, este puede ser un lugar mágico. No obstante, hay una explicación científica para esta belleza natural.

¿Cuál es el origen de las piedras de colores?

El lago McDonald y su fondo con piedras de colores.

Se estima que la roca madre a partir de la que se originaron las piedras de colores era de origen oceánico y todas tienen un alto contenido de hierro. El movimiento de las olas y las mareas provocaban que las piedras quedaran expuestas al aire y a la oxidación, y por eso estas tomaron tonos rojizos.

En cambio, las rocas del lecho profundo no tuvieron contacto con el aire y no se oxidaron, por lo que conservaron colores verdosos brillantes. Completan el crisol de colores piedras de tonos azules, blancos, negros, amarillos y marrones con presencia de otros componentes minerales.

¿Cómo llegaron las rocas coloridas al lago McDonald?

Para explicar el fenómeno, hay que hacer un poco de historia y remontarnos a la época de las glaciaciones. Estos fueron cuatro períodos de temperaturas frías en la historia de la Tierra en las que las masas de hielo gigantes avanzaron sobre los valles.

Una vez terminado cada período frío, los glaciares retrocedieron, pero el movimiento tanto de avance como de retirada erosionó el suelo debajo de ellos, que en tiempos más lejanos había formado parte de un lecho marino.

El desgaste y la destrucción de esas primitivas rocas originaron miles de piedras pequeñas que más tarde fueron arrastradas por ríos y arroyos hacia las zonas más bajas. Cuando llegaron al lago, las piedras de colores se acumularon en extensos depósitos y formaron en el lecho distintas capas de sedimentos lacustres de origen glacial, como detalla un estudio publicado en Arctic and Alpine Research.

En la actualidad, vemos los miles de guijarros desgastados por la erosión, lisos, suaves y de diferentes colores bajo las aguas transparentes del lago McDonald.

Paisaje de la bella orilla del Lago McDonald.

Una caminata por el arco iris

En las orillas del lago McDonald encuentras playas de piedras de colores que forman una capa que se extiende hacia el interior del lago y que le da al paisaje un encanto singular.

Además, este vasto territorio que comparten Estados Unidos y Canadá tiene un ecosistema diverso, con extensos bosques de coníferas que completan un paisaje de eternas sombras, refugio de los protegidos osos grizzly, linces y alces, entre otras especies.

En definitiva, el lago McDonald tiene un entorno natural que recibe con generosidad a los viajeros amantes de la naturaleza y a los curiosos de sus sabias manifestaciones. Recorre sus orillas caminando pausadamente sobre el arco iris de piedras de colores para llevarte la sensación de haber visitado uno de los paisajes más originales del mundo.

  • Sitio oficial del Parque Nacional de Los Glaciares - Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos http://www.nps.gov/glac/pphtml/subnaturalfeatures19.
  • Henry T. Mullins, Nicholas Eyles & Edward J. Hinchey (1991) High-Resolution Seismic Stratigraphy of Lake Mcdonald, Glacier National Park, Montana, U.S.A., Arctic and Alpine Research, 23:3, 311-319, DOI: 10.1080/00040851.1991.12002850