El lago Masyuko en la isla japonesa de Hokkaido

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 22 febrero, 2019
Situado dentro de un cráter, cuando la neblina cubre este lago se crea una de las imágenes más mágicas que se pueden ver en Japón.

La belleza natural del lago Masyuko es todo lo contrario a cualquier referente que tengas en la cabeza del Japón urbano y superpoblado. Este lugar es un regalo de la naturaleza. Un sitio inspirador como pocos y que podrás visitar en la más septentrional de las islas del archipiélago nipón: Hokkaido.

El lago Masyuko, parte de un parque nacional

La isla de Hokkaido es la más montañosa de todo el territorio japonés. Basta recordar que su capital es la ciudad de Sapporo, donde en 1972 se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno.

Pues bien, en ese paisaje de montañas se encuentra uno de los primeros parques nacionales que se crearon en Japón. Es el Parque Nacional de Akan, una maravilla que hay que explorar con mucha calma. Solo así es como se goza de lugares como el lago Masyuko, que se encuentra dentro de las lindes de este espacio protegido.

El origen del lago Masyuko

Vista de las aguas del lago Masyuko
Lago Masyuko – Jacques Beaulieu / Flickr.com

Al lago Masyuko, también conocido con el nombre de Mashu, se le suele definir como un lago de montaña. Aunque si queremos hilar mucho más fino, tendríamos que decir que es un lago de volcán. Sí. Su origen es volcánico, ya que se encuentra dentro de un volcán.

Se trata de un volcán que se levantó hace aproximadamente 32 000 años. Y mucho después, hace unos 7000 años, se generó un gran cráter. Pues bien, en ese cráter es donde se encuentra nuestro lago.

La transparencia del lago Mashu

En la actualidad, se considera que el lago con las aguas más transparentes del mundo está en Siberia, y no es ni más ni menos que el lago Baikal. Sin embargo, hasta hace unas décadas no era así. Hay mediciones de los años 30 que muestran que las aguas del lago Masyuko eran todavía más transparentes.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha perdido un poco de claridad. Lo que no significa que no siga siendo uno de los lagos más transparentes de todo el planeta.

Una estampa bella y misteriosa

Entorno del lago Masyuko
Entorno del lago – Jacques Beaulieu / Flickr.com

Además de esa transparencia, el lago Masyuko llama la atención por su belleza. Es un paisaje realmente asombroso, rodeado por las altas montañas del Parque Nacional de Akan. Esas montañas en los días claros crean una estampa de lo más fotogénica.

Y a ello, todavía tenemos que sumar el aura de misterio que envuelve estos paisajes. Es muy habitual que las aguas del lago, los contrastes térmicos y el entorno montañoso creen una capa de neblina mágica sobre su superficie. Es entonces cuando el lago Masyuko se convierte en un sitio de cuento.

Un bonito lago, una hermosa leyenda

Es muy habitual que los lagos de montaña tengan sus propias leyendas, y desde luego así ocurre en el lago de Masyuko. Las nieblas siempre han activado la imaginación y las profecías. Se cuenta que si uno se llega a ver reflejado en su superficie, atravesando la neblina, esa imagen reflejada será un claro vaticinio de mala suerte.

No te preocupes, porque si lo visitas tampoco podrás hacer la comprobación. La realidad es que, por motivos de conservación, en la actualidad está prohibido acercarse hasta las propias orillas. A cambio, se han creado unos miradores elevados que proporcionan las mejores panorámicas de este lugar tan atractivo como mágico.

Las excursiones del parque nacional

Vista del lago Masyuko en invierno
Lago en invierno

Tal y como hemos comentado, la isla de Hokkaido, ofrece lugares totalmente sorprendentes a los viajeros. Si quieres descubrir un Japón natural desconocido, tu destino ha de ser el lago Masyukpo dentro del Parque Nacional de Akan.

Este parque tiene mucho que ofrecerte. No solo lagos, como este. También senderos increíbles entre bosques que de pronto se abren hacia vistas maravillosas de volcanes y montañas nevadas.

Durante esos paseos se pueden ver grupos de ciervos en plena naturaleza, o viejas aldeas que guardan las tradiciones ancestrales de los ainu, una étnica cultural única en Japón.

Pero, tras tanta caminata, aprovecha también los onsen, los balnearios de la zona. En ellos podrás darte baños en entornos increíbles, siguiendo los saludables y curiosos rituales termales de los nipones.