Visitar el lago Baikal en Siberia, súmate a la aventura

· 15 julio, 2018
Es el lago más profundo del planeta. Un lago de aguas cristalinas que en el invierno, completamente congelado, deja imágenes espectaculares.

Visitar el lago Baikal es uno de los objetivos de los grandes aventureros. Además, es una de las paradas obligatorias si haces el Transiberiano o viajas por el sur de Siberia. También es un lugar de interés para la ciencia. Los fondos de este lago y su entorno apenas han sido descubiertos, ¡así que la aventura está asegurada!

Visitar el lago Baikal en Siberia, súmate a la aventura

Isla Olkon en el lago Baikal
Isla Olkhon – Francesc Balagué / Flickr.com

El lago Baikal es el lago de agua dulce más grande del mundo y uno de los más antiguos del planeta. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996. Por ello, numerosos aventureros visitan cada año este lugar.

Las perspectivas del lago desde los alrededores son únicas e indescriptibles. Además, los montes Baikal que lo rodean dan vida a una escenografía totalmente diferente a lo habitual. Y en invierno, con sus aguas heladas, el panorama es absolutamente fascinante.

Pero su belleza va más allá. El Baikal acoge una gran diversidad de fauna y flora. Hay catalogadas 1.600 especies de animales y 850 de flora que viven tanto en el lago como en su entorno. Algunas de ellas son autóctonas y se han adaptado a las duras condiciones del lago, que en invierno soporta temperaturas de hasta -45ºC.

Situación del lago

Paisajes invernales en el lago Baikal en Rusia
Lago Baikal – Anton Petrus

El lago Baikal se encuentra en Rusia, al sur de Siberia. Su entorno natural recorre muchos kilómetros, por lo que se encuentra entre diversas regiones. El lago baña las ciudades de Irkutsk y Listvyanka, que es donde muchos viajeros que visitan esta joya de la naturaleza se alojan.

“Solo aquellos que arriesgan ir demasiado lejos posiblemente puedan descubrir hasta dónde se puede llegar.”

-T.S. Eliot-

Algunas características particulares

Lago Baikal
Lago Baikal – Pawel Maryanov / Flickr.com

El sistema fluvial al que pertenece el lago Baikal es considerado el quinto río más largo del mundo, después del Amazonas, el Nilo, el Yangtsé y el Misisipi-Misuri. Se llama Yeniséi-Angará-lago Baikal-Selengá-Ider y tiene 5.539 kilómetros.

Este lago también es conocido como “La Perla de Asia” o como “Ojo azul de Siberia”. Su nombre deriva de Bai-Kul, lo que significa “lago rico”. Y no es de extrañar, ya que es uno de los lagos con aguas más cristalinas del mundo, gracias a unos microorganismos que las depuran.

Más datos. La superficie del lago Baikal es de  31.494 km². En concreto, alcanza los 636 kilómetros de largo y unos 80 kilómetros de ancho. Además, es el lago más profundo del planeta, con cotas que llegan a los 1.680 metros de profundidad. Por otra parte, acumula el 20% del agua dulce no congelada de todo el planeta

Sus orígenes no son seguros, pero se ha calculado que remontan a hace 25 o 30 millones de años. El lago Tanganica en África y el Biwa en Japón son posteriores al lago Baikal. Finalmente, los montes Baikal están protegidos y declarados parque natural. De esta manera, el entorno está muy cuidado.

Visitar el lago Baikal

Lago Baikal
Lago Baikal – bfatphoto / Flickr.com

Para llegar al Baikal es necesario coger el famoso Transiberiano. Este ferrocarril conecta Moscú con las localidades más relevantes de Siberia, la región más grande de Rusia. El tren rodea completamente el lago, pasando por 200 puentes y más de 30 túneles. Así, la aventura está asegurada, con un programa de viaje  diferente a lo habitual.

Pero si lo que quieres es disfrutar de esta zona tranquilamente, lo ideal es quedarte en los hoteles de Listvyanka o Irkursk. Allí puedes encontrar alojamientos y restaurantes bastante económicos, aunque la calidad no siempre sea elevada. Sin embargo, es la mejor opción para visitar el lago Baikal fácilmente.

Puedes utilizar los autobuses que salen desde Irkutsk hacia las carreteras cercanas a la isla Okhon, donde debes coger un ferry. Este es el entorno perfecto para empezar un viaje donde disfrutarás de lleno de naturaleza.

Si  ya te has planteado visitar el lago Baikal, debes saber que la mejor época del año para conocerlo es el verano. El invierno en Siberia es demasiado extremo, pudiendo llegar a 40 grados bajo cero, aunque es cierto que es en esa época cuando las aguas heladas del lago dejan imágenes espectaculares.

Sin duda alguna, visitar el lago Baikal es una de las experiencias más enriquecedoras del mundo. De hecho, se considera como uno de los entorno más diversos, naturales y vírgenes del planeta. ¿Te hemos convencido?

Fotografía principal: Chris Marquardt / Flickr.com