Lago di Como: una hermosa postal en el norte de Italia

Pedro 26 enero, 2016

Una de las actividades más bonitas y placenteras del mundo es viajar. Conocer lugares y culturas diferentes a la propia es algo maravilloso, capaz de enriquecer a cualquiera. Y hoy, tenemos una propuesta realmente bonita. Viajamos al lago di Como, un hermoso rincón entre montañas que te enamorará nada más verlo.

El lago di Como

El lago di Como se sitúa en la región de Lombardía, en el norte de Italia. Tiene un total de 146 kilómetros cuadrados, el tercero más grande del país transalpino, y es uno de los más profundos que existen hoy día en toda Europa.

Por su peculiar ubicación, este lago pertenece a dos provincias italianas bien diferenciadas, como son Como y Lecco, de cuyas bondades hablaremos un poco más adelante.

Lago di Como
Lago di Como – Alan LE MOAL

Una peculiaridad de esta formación natural del norte de Italia es su forma, ya que se asemeja a una gran Y si lo observamos desde el cielo. En torno a él han florecido municipios como Colico, Lecco y Como.

Además, el lago di Como se encuentra ubicado entre montañas, destacando el monte Legnone, que alcanza casi los 3000 metros de altitud. Esta localización natural, así como las zonas en que desembocan sus más de 35 afluentes, confieren al conjunto una belleza realmente increíble.

Isla de Comacina en el lago di Como
Isla de Comacina – Andrew Mayovskyy

Por otra parte, en el lago di Como podemos encontrar una pequeña isla, la única de toda su extensión, llamada Comacina, al igual que el municipio que la mira desde la orilla contraria, en la zona de Como.

Historia del lago di Como

El lago di Como tiene una extensa historia que comienza en los albores de la propia vida en el planeta. Durante el periodo Cuaternario, este lugar era una enorme cuenca plagada de hielo que cavaba una cavidad cada vez más profunda.

Dicha cavidad, que lentamente fue escarbada por el hielo siglo tras siglo, horadando las rocas y erosionando el terreno, finalizó con la aparición del agua gracias a la subida de las temperaturas, lo que dio lugar a pequeñas poblaciones ya en época prehistórica y al propio lago.

Varenna en el lago di Como
Varenna – COLOMBO NICOLA

Pueblos de la antigüedad como los galos y los romanos habitaron esta zona, usando distintas ubicaciones como parte clave de sus comunicaciones entre las regiones del norte de Italia con la Pianura Padana.

Tras las diferentes conquistas y dominaciones de distintos pueblos, Como logró convertirse en municipio autónomo hacia el año 1000, transformándose en una próspera ciudad del norte de Italia.

Sin embargo, no dejaron de llegar pueblos extranjeros que se adueñaron de la zona, como el caso de los españoles, los austriacos o los franceses.

Varenna en el lago di Como
Varenna – Rene Hartmann

Además, el romanticismo del lago di Como dio lugar a una bella historia de amor ambientada en el municipio de Lecco. Su nombre es I promessi sposi, y es obra de Alessandro Manzoni.

Accesos al lago di Como

Si quieres acceder a la zona del lago di Como, tienes una opción importante para llegar a las regiones en que habita. A través de aeropuerto de Malpensa, en Milán, tendrás este absorbente lugar a tan solo 55 kilómetros. La mejor opción para todos los que se acerquen desde fuera de Italia.

“Dirijámonos a las soleadas llanuras de Italia. El invierno llegará pronto y vestirá estos parajes indómitos de una doble desolación. Pero nosotros cruzaremos estas áridas cumbres y la llevaremos a escenarios de fertilidad y belleza en los que su camino se verá adornado con flores y el ambiente alegre le inspirará placer y esperanza. “

-Mary Shelley-

Las ciudades de Como y Lecco

Una vez has llegado a la zona, tienes a tu disposición dos maravillosas visitas en los municipios más importantes del lugar: Como y Lecco. No debes acercarte al lago di Como, la principal atracción turística, y no conocer a una de estas bellas localidades que también te aguardan con bonitas y atractivas sorpresas.

Como
Como – Marco Scisetti

Como es una pequeña ciudad de unos 100.000 habitantes que guarda una catedral verdaderamente espectacular levantada a lo largo de 350 años. También merecen la pena la basílica de San Fedele, el Museo Cívico Arqueológico o la Pinacoteca Cívica.

Por su parte, Lecco es una ciudad industrial que gozó de gran crecimiento durante la Revolución del siglo XVIII. Aun así, todavía conserva vestigios de su pasado medieval, como la torre y el puente Visconteas.

Prepara ya tu mochila, porque al menos una vez en la vida debes visitar el lago di Como, uno de las lugares de bella naturaleza más impactantes de Italia. Un placer para los cinco sentidos.

Te puede gustar