Los 8 mejores lugares para visitar en Milán

· 26 octubre, 2015

¿Estás pensando viajar a una de las ciudades más bonitas de Italia? ¡Déjate sorprender por la “belissima” Milano! Durante tu estancia tendrás tantas cosas para hacer y sitios para visitar que quizás necesites una agenda. Planifica todo muy bien, así no te queda nada en tu lista de pendientes… ¡O puede ser la excusa perfecta para regresar!

¿Qué ver y qué hacer en Milán?

Asegúrate de tener calzado cómodo y una botella de agua, aunque no vayas en verano. ¡Estarás todo el día de aquí para allá recorriendo Milán! Vamos a conocer algunas de las atracciones más importantes de esta hermosa ciudad.

1. Castello Sforzesco

Castello Sforzesco en Milán
Castello Sforzesco – Luciano Mortula

Fue construido en el siglo XV y se conserva muy bien. Otra de las buenas noticias al llegar es que… ¡la entrada es gratis! Podrás recorrerlo en poco tiempo y aprovechar para visitar varios de sus museos aledaños. Este castillo está declarado como Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico… ¿Hace falta que te digamos por qué?

Cuando termines el paseo descansa un poco en el Parque Sempione. Necesitarás recargar energías para todo lo que te falta.

2. Duomo

Catedral de Milán
Catedral de Milán – colores

La catedral de Milán es de las más bonitas de Italia y hasta de Europa. Una visita obligada en tu estancia por la ciudad. La entrada es gratis.

Si quieres subir a la terraza tienes que pagar 8 euros por escalera o 12 euros por ascensor. A cambio disfrutarás de unas vistas panorámicas realmente hermosas… vale la pena cada peldaño o cada euro pagado.

3. Teatro de la Scala

Scala de Milán
Teatro de la Scala – Claudio Divizia

No importa si no te gusta mucho la ópera, este lugar es alucinante. ¡Además podrás decirles a todos tus amigos y familiares que estuviste en uno de los teatros más famosos del mundo donde se reúne la alta sociedad!

Echa un vistazo a la programación del teatro en su sitio web. Si nada te interesa, o prefieres gastar el dinero en otra cosa, al menos visita el museo y la sala principal (tiene un coste de 6 euros).

“Los diferentes ingredientes de la ópera son la poesía, la música y los decorados. La poesía habla a nuestro espíritu, la música a nuestro oído, la pintura a nuestros ojos, y todo junto contribuye a conmover nuestro corazón.”

-Jean-Jacques Rousseau-

4. Galería Vittorio Emanuelle II

Galería Vittorio Emanuele en Milán
Galería Vittorio Emanuele – Pavel Ilyukhin

De tanto hablar de los sectores “acomodados” de Milán seguro que tendrás ganas de dar un paseo por esta galería ubicada al lado de la plaza del Duomo. Fue construida en el siglo XIX y allí se encuentran las tiendas con más glamour de toda la ciudad. Puedes tomar un café y seguir tu camino. Pero antes no te olvides de seguir la tradición, pisar los testículos del toro y dar un giro en 360°… ¡sin marearte!

5. Cementerio Monumental de Milán

Cementerio Monumental de Milán
Cementerio Monumental de Milán – Tupungato

¿Tengo que ir a un cementerio de paseo? No se trata de cualquier cementerio, sino de uno con tumbas de alto nivel artístico. Es una especie de museo a aire libre con obras del siglo XIX hasta nuestros días. Construido en 1866 para unificar los pequeños cementerios alrededor de la ciudad, tiene una extensión de 250.000 m². Las esculturas y templos te dejarán boquiabierto.

6. Jardines públicos

Parco Sempione en Milán
Parco Sempione – Claudio Divizia

En italiano, Giardini Pubblici (puedes ir practicando desde antes de salir de casa), es el segundo parque más grande de la ciudad después del parque Sempione (situado junto al Castello Sforzesco). Tiene 160.000 m² y está repleto de árboles y fuentes de agua. Puedes pasear por el Museo de Historia Natural o descansar un poco en este gran pulmón verde.

7. Piazza Mercanti

Piezza Mercanti en Milán
Piazza Mercanti – anshar

Está cerca del Duomo y es ideal para viajar en el tiempo hasta la época medieval. En ese momento era nada menos que en centro comercial y gubernamental de Milán. Algunos de los lugares para visitar en este lugar son los Palacios della Ragione, delle Scuole Palatine y dei Giureconsulti; la Loggia degli Osli y la casa de Panigarola.

8. Estación Central de Milán

Estación Central de Milán
Estación Central – Moreno Soppelsa

Puede ser la última postal que veas de esta hermosa ciudad italiana porque desde allí parten los trenes hacia las principales capitales de Europa. Si no te diriges a otro destino puedes, aunque sea, darte una vuelta para maravillarte con sus cúpulas de acero y metal. Fue inaugurada en 1931 y fusiona varios estilos pero sobre todo Art Decó y Art Nouveau.

Puedes disfrutar una maravillosa escapada a Milán el fin de semana, pero con una condición… ¡no está permitido perder el tiempo!