La ruta de las flores en Holanda, colorida y hermosa

Cuando pensamos en Holanda automáticamente se nos vienen a la mente sus hermosos tulipanes, la flor nacional. Su tierra florida, sus campos sembrados y sus aromas nos reciben en primavera. En este artículo vamos a seguir la ruta de las flores, una increíble y colorida forma de conocer el país

La ruta de las flores: ideal para la primavera

Verás su nombre como Bloemenroute o Bollenstreek. Es una maravillosa ruta de 40 kilómetros entre las localidades de Haarlem y Leiden (muy cerca de la capital, Ámsterdam). Un inolvidable recorrido que nos asombra con sus colores y sus perfumes.

Campo de flores en Holanda
Campo de tulipanes – Steve Photography

Esta zona es visitada por muchos turistas, sobre todo en los meses de primavera. Y es que es en abril y mayo cuando las flores muestran su imagen más bonita. No solo tulipanes, también abundan los narcisos y jacintos. Un paisaje que nos hace pensar que estamos frente a un cuadro más que frente a un lugar real.

El primer tulipán se plantó en los Países Bajos a finales del siglo XVI. Desde entonces esta flor ha sido un referente para la cultura y las tradiciones. Muchos holandeses viven de las flores y han sabido convertir sus campos de tierras bajas en un hermoso manto floral.

“Siempre hay flores para aquellos que quieren verlas.”

– Henri Matisse –

Los paisajes de la ruta de las flores

El espectáculo comienza a finales de enero, cuando llegan los primeros azafranes. Luego surgen los narcisos y los jacintos. Por último, es el momento de los lirios y los tulipanes, además de los gladiolos, las dalias y los lirios. Pero sin duda, la reina aquí es la flor del tulipán.

Campo de tulipanes en Holanda
Campo de tulipanes – Por yochika photographer

Podemos ver a los vendedores de flores que montan sus puestos a los lados de las carreteras. Podemos conseguir guirnaldas para adornar el coche o hermosos ramos para regalar a nuestra pareja. Si no queremos adquirir nada no hay problema, ya que el simple paseo por las camas de flores es impresionante.

Tanto a la izquierda como a la derecha de la ruta de las flores el espectáculo natural es increíble. Entre jardines, museos y parques podemos aprender mucho sobre las tradiciones y la agricultura local. Un trayecto corto que se puede hacer en un solo día y que nos da una idea de cómo es la vida fuera de la gran ciudad capital.

El recorrido de la ruta de las flores

El recorrido se puede hacer en diferentes medios de transporte: en coche, a pie, en bicicleta (como no podía ser de otra manera en Holanda) y hasta en barco, aprovechando los canales. Los principales campos de flores están en Haarlem, La Haya, Naaldwijk y Leiden y conviven con los típicos molinos…. Sin dudas es un lugar donde tomarás miles de fotografías.

Campo de flores en Holanda
Campo de tulipanes – Olena Z

La mayoría de los turistas comienzan el paseo en la localidad de Haarlem. El centro histórico, surcado por canales te dejará boquiabierto. Uno de los imperdibles aquí es el Museo Frans Hals, una pequeña galería donde se exhiben obras de arte relacionadas con las flores y donde destacan los cuadros de paisajes pintados por Jan Van Goyen (siglo XVII).

Desde allí toma la carretera N208 hacia el sur. En Lisse se encuentra el idílico Jardín de Keukenhof. Comenzó siendo el huerto de una condesa en el siglo XV y se convirtió en un hermoso parque donde podemos aprender el arte de los cultivadores de bulbos de tulipán.

Parque Keukenhof en Holanda
Parque Keukenhof – Por MarinaDa

Con 28 hectáreas de extensión, cuenta con 14 kilómetros de senderos entre charcas, pabellones de efecto invernadero, un molino de viento y nada menos que 7 millones de flores… ¡Imagina el espectáculo al verlas florecer en mayo!

Siguiendo por la misma carretera y tomando la A44 se llega a Leiden. Esta es una ciudad tranquila con un pequeño casco histórico (que alberga la universidad más antigua de Holanda) y un jardín botánico que data de 1594.

Y si todavía te queda tiempo, puedes ir a Naaldwijk, donde se encuentra el mercado más grande de flores. Otra opción es Honselersdijk, lugar en el que cada año se lleva a cabo una divertida subasta de tulipanes.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar