Visita la fábrica de cerveza Budweiser en la República Checa

· 10 noviembre, 2018
Aunque muy conocida en Estados Unidos, la cerveza Budweiser nació en Bohemia, en la República Checa. Allí se puede visitar su fábrica.

Para los amantes de la cerveza, más allá de Bélgica o Alemania hay muchas fábricas de cerveza que se pueden visitar. En este caso, visitamos la fábrica de cerveza de Budweiser, una prestigiosa y conocida marca. Para ello, viajaremos hasta Ceske Budejovice, una ciudad al sur de la República Checa. ¿Te atreves a conocerlo todo sobre ella? ¡Anímate!

Budweiser, una cerveza que da mucho de que hablar

Cerveza Budweiser
Cerveza Budweiser

Budweiser es una de las cervezas más populares de Estados Unidos. Nació en el año 1876 en Anheuser-Busch, una empresa de origen alemán que se inspiró en una receta de cerveza procedente de la República Checa, de la zona de Bohemia. De ahí su nombre, “Budweiser”, que significa “procedente de Budweis”.

Durante años, checos y estadounidenses han disputado para ser reconocidos como los creadores de la receta de esta conocida cerveza. El éxito de la cerveza Budweiser se debe en parte a su consumo en Estados Unidos y a que fue patentada allí. Sin embargo, el origen no deja de ser checo, de ahí el litigio.

“Nada sabe mejor que una cerveza fría, en una bella tarde, con nada más que esperar sino más de lo mismo.”

-Hugh Hood-

La fábrica de cerveza de Budweiser, un viaje a los orígenes

Interior de la fábrica de Budweiser
Interior de la fábrica de Budweiser

Viajamos al sur de la República Checa, a la ciudad de Ceske Budejovice (en alemán Budweis), un lugar de origen medieval. Aquí existe una fábrica que elabora desde hace décdas la cerveza Budweiser. Su producción se remonta al siglo XIII y sigue la tradición de la zona de Bohemia del Sur en la fabricación cervecera.

Dado el éxito de esta cerveza, en Estados Unidos se trató de emular siguiendo su receta. Como resultado nació la Budweiser, esa cerveza que fue un gran éxito en el país. No obstante, su origen está en esta fábrica. Se encuentra bien comunicada, al norte de la ciudad y se puede llegar incluso en transporte público

Horarios y precio de la visita

Interior de la fábrica de Budweiser
Interior de la fábrica – Zsolt Andrasi / Flickr.com

Visitar la fábrica de cerveza de Budweiser es relativamente barato. Tan solo cuesta 4 euros por persona, unas 10 coronas checas. Suele estar muy solicitada y las visitas se hacen en grupo, por lo que se recomienda hacer una reserva previa para poder elegir el que quieras.

El horario de apertura es de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Las visitas guiadas se hacen en checo, inglés, francés y alemán. Desafortunadamente, no hay visitas en castellano, pero al menos se ofrece variedad para los turistas.

La visita dura aproximadamente una hora y durante el recorrido conocerás cómo se produce la cerveza Budweiser. En la visita, además, verás algunos utensilios antiguos, como una gran olla o instrumentos de madera para realizar la fermentación.

¿Por qué visitar la fábrica de Budweiser?

Plaza de Ceske Budejovice
Ceske Budejovice

Si todavía no estás decidido a visitar la de Budweiser, te animarás en cuanto descubras la belleza de la ciudad. Una ciudad universitaria con muchos atractivos.

Lo más destacado son su plaza medieval y la arquitectura de las casas, de colores y muy bien conservadas. En definitiva, su casco histórico te enamorará por completo y te trasladará a la Edad Media.

Si además eres un amante de la cerveza y quieres probar algo diferente, más allá de Bélgica o Alemania, países donde la cerveza es más que popular, en Ceske Budejovice tendrás la oportunidad de disfrutar de un sabor diferente de la mano de la tradición checa.

Conectarás al instante con la naturaleza y la historia del lugar, a la vez que disfrutas de un viaje diferente. Por eso, para disfrutar al máximo de tu estancia aquí, te aconsejamos hacer la Ruta de la Cerveza. Es la oportunidad perfecta para degustar los sabores de la cerveza checa y, ya que estamos, la famosa cerveza Budweiser.

La República Checa tiene infinidad de encantos, más allá de su preciosa capital. Te animamos a conocerlos. Así que ya lo sabes, prepara tus papilas gustativas para probar una cerveza legendaria que fue capaz de cruzar el océano y conquistar a los estadounidenses. ¡Te encantará!