La desconocida ruta del vino en Moldavia

4 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Situado en la parte más oriental de Europa, Moldavia tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. Entre otras cosas, una sorprendente ruta enológica.

Moldavia, hasta hace muy poco, era uno de los países más descocidos de Europa. Y aunque hoy su fama tampoco es que haya crecido en exceso, es cierto que cada vez suena más. Y eso se debe a iniciativas tan interesantes como seguir la ruta del vino en Moldavia. Recorre sus tierras y es una buena oportunidad para descubrir la historia, los paisajes y la gastronomía de este país.

La tradición vinícola en Moldavia

Bodega moldava
Interior de una bodega moldava

Antes de emprender esta ruta del vino en Moldavia, vamos a dar unas claves para comprender que este cultivo no es nuevo en el país. De hecho, se tiene constancia de que los moldavos ya hacían vino durante la Antigüedad. Este país entre Rumanía y Ucrania tiene un clima perfecto para las vides, así que esta tradición se remonta a la noche de los tiempos.

Sin embargo, en el siglo XIX el zar de Rusia iba hacer venir hasta aquí a bodegueros franceses para que modernizaran la producción enológica moldava. Ese fue el punto de inicio de un desarrollo que en la actualidad les ha llevado a ser un país que está entre el ‘top ten’ de los productores de vino en el mundo.

La ruta del vino en Moldavia

Tras décadas de estar integrada dentro de la Unión Soviética, en 1991 declaró su independencia y poco a poco ha ido poniendo en marcha políticas para modernizarse. Y obviamente, esas políticas también se han encaminado a darse a conocer en el exterior y poner en valor su patrimonio.

En esta línea tenemos que entender esta ruta de enoturismo de Moldavia. Es un recorrido que incluye visitas a viñedos y bodegas, además de interesantes catas. Pero, sobre todo, permite descubrir este país sorprendente. Síguenos y te contamos que te espera ahí:

Chisinau, la capital

Día Nacional del Vino de Moldavia
Día Nacional del Vino de Moldavia

Seguramente, la vía por la que entremos a Moldavia sea volando hasta su capital, Chisinau. Pues bien, si llegas el primer fin de semana de octubre, vivirás allí en primera persona las celebraciones del Día Nacional del Vino.

Es un festival similar al que se produce en otros lugares productores de vino, como puede ser Burdeos. Por supuesto, en este caso sirve para presentar a todas las bodegas moldavas en la capital del país.

Cricova

Viñedos en Cricova
Viñedos en Cricova

Al norte de Chisinau, se encuentra Cricova. Aquí se halla una de las bodegas más célebres de Moldavia. Y no solo por la calidad de sus caldos, sobre todo, porque es un gigantesca construcción subterránea, perfecta para la conservación de vino.

Cuando decimos gigantesca, lo decimos literalmente. En su interior hay más de 120 kilómetros de pasillos entre botellas y barriles. O, más que pasillos, son avenidas con nombres como Cabernet Street.

Milestii Mici: récord en la ruta del vino en Moldavia

Interior de la bodega Milestii Mici en la ruta del vino en Moldavia
Interior de la bodega Milestii Mici

No obstante hay que decir que todavía hay una bodega más grande. La de Milestii Mici, que no solo aparece en los folletos de la ruta del vino en Moldavia, también está en el Libro Guinness de los récords, ya que aquí se guardan unos dos millones de botellas de vino. ¡Impresionante y embriagador, sin duda!

Purcari

Vino de Purcari
Vino de Purcari

Las bodegas anteriores siguen en poder del estado, como recuerdo del pasado comunista de Moldavia. Pero también hay otras privadas, como la que nos espera en Purcari, al sur de la capital.

Es un sitio de una belleza exquisita y donde la iniciativa privada permite disfrutar de una alojamiento de lo más acogedor y de numerosas actividades relacionadas con el vino y la cultura. Aquí se disfruta de enoturismo de calidad como el que se puede encontrar en otras zonas de Europa.

Transnistria

Dentro de Moldavia está la zona de Transnistria. Allí son auténticos nostálgicos del tiempo soviético, tanto que, aunque no están reconocidos por la ONU, tienen su constitución, su moneda y su ejército. Y, por supuesto, su vino de la bodega Kvint, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XIX.

Más lugares de la ruta del vino en Moldavia

Este recorrido merece hacerse con calma para disfrutar de los paisajes moldavos que tienen un atractivo especial. Y así, yendo sin prisas, es como se pueden ir visitando las distintas bodegas de la ruta, como las de Asconi, la de Castel Mimi, la de Chateau Vartely o la de Et Cetera.

Son ejemplos de la tradición enológica del país y de su evolución turística, ya que cada vez son bodegas más modernas y con más servicios para ofertar a sus visitantes.

  • Barreno, J. (20 de julio, 2016). Moldavia, un país desconocido con las mejores colecciones de vino del mundo. El Economista. Recuperado de https://www.eleconomista.es/turismo-viajes/noticias/7716688/07/16/Moldavia-un-pais-desconocido-con-las-mejores-colecciones-de-vino-del-mundo-.html.
  • Bîrlǎdeanu, V. (2013). Wine and speed: The post-soviet holidays in the Republic of Moldova (2001-2009). History and Anthropology. https://doi.org/10.1080/02757206.2012.759324
  • Bugaian, L., & Crivoi, B. (2009). Ne W Challenges and Opportunities for the Moldovan Wine Industry. Management of Technological Changes, Vol 1.