La Carretera Austral, toda una aventura en Chile

Edith Sánchez · 10 enero, 2019
La Carretera Austral conduce a lugares que parecen sacados de un cuento. Recorrerla es una manera de descubrir el Chile que no todo el mundo conoce y que encierra sorpresas y maravillas.

La Carretera Austral es una de esas vías míticas de Sudamérica. Está catalogada como una de las rutas más bellas y exóticas del continente. Se trata de un trayecto relativamente aislado, pero es precisamente eso lo que le da un encanto particular. Recorrerlo es una aventura por un sinfín de paisajes y de diversidad natural sin igual.

La Carretera Austral tiene una longitud de 1200 kilómetros. Se le llama carretera, pero hay varios de sus tramos que aún no están pavimentados. Esos caminos de ripio, sin embargo, están en buen estado y no ofrecen mayor dificultad para el recorrido.

Esta emblemática vía comienza en Puerto Montt y termina en Villa O’Higgins. También se le conoce como Southern Highway o Ruta 7. Se construyó para acceder a los sitios más apartados del sur de Chile.

Con los años, esta ruta se ha convertido en uno de los recorridos más atractivos para los viajeros que buscan paisajes diferentes y experiencias poco comunes.

Recorrer la Carretera Austral

Carretera Austral
Carretera Austral

La Carretera Austral se puede recorrer en automóvil y en autobús. En ambos casos habrá que hacer algunos tramos en ferry. Si se alquila un coche, lo mejor es que este sea un todoterreno, aunque los expertos en el tema dicen que cualquier vehículo puede transitar por ella.

Eso sí, antes de comenzar la travesía debes escoger muy bien cuáles son las atracciones que quieres visitar. Ir a todas implicaría un viaje de más de tres meses.

Si vas en grupo, es buena idea alquilar un coche. El precio es alto y repartido es mucho mejor. Si vas solo o con un acompañante, la mejor opción es tomar transporte público. Por otra parte, si vas en coche debes ser consciente de que los tramos de ripio exigen que tengas suficiente destreza conduciendo.

Normalmente, el recorrido se hace tomando un barco desde Puerto Montt hasta Puerto Chacabuco. Desde allí se va hacia la hermosa población de Coyhaique. Ese mismo trayecto puede hacerse tomando tres ferrys y completando con automóvil o autobús.

A partir de ese momento, todo conduce al sur. Cada uno elige hasta dónde y por dónde quiere llegar.

¿Qué se puede ver? 

Hay muchos lugares para ver en el trayecto de la Carretera Austral. Sin embargo, algunos sitios destacan porque reúnen varios atractivos en un mismo punto, o porque tienen algo que los hace muy especiales.

Parque Nacional Queulat en Chile
Parque Nacional Queulat

El primero de ellos es una pequeña localidad llamada La Junta. Allí se unen varios ríos y es un excelente punto de partida para ir al lago Rosselot o al Parque Nacional Queulat.

Precisamente, el Parque Nacional Queulat es otro de esos lugares llamativos. Allí se visita una cascada muy conocida, el Ventisquero Colgante. También se puede recorrer el Bosque Encantado, que es un lugar de ensueño.

Chaitén es uno más de esos sitios maravillosos que vale la pena conocer. Tampoco hay que perder la oportunidad de visitar Puerto Gaviota, un verdadero paraíso natural.

Hay más. La Catedral de Mármol es otro de esos lugares emblemáticos al que se puede llegar desde la Carretera Austral. Se accede en bote y es un sitio que parece sacado de un cuento. Son milenarias formaciones de diversas tonalidades sobre el lago General Carrera, que te hacen sentirte en otro planeta.

¿Qué otros atractivos se pueden visitar?

Vista de Aysén en Chile
Aysén

En la zona más austral del recorrido también hay algunos sitios que maravillan. El primero de ellos es Cochrane, una localidad que parece inundada de zonas verdes, con una gran población de lengas y múltiples cascadas.

No muy lejos de allí está la famosa Caleta de Tortel, más conocida como “la Venecia chilena”. Es una población completamente diferente a todo lo demás, ya que está construida sobre tablones de madera.

Y, para los amantes del misterio, nada mejor que ir a la Isla de los Muertos. Se encuentra a orillas del río Baker. Allí se erigen 33 extrañas cruces, que corresponden a tumbas de las que no se tiene más información. Se supone que son las de algunos trabajadores de una antigua compañía exploradora de la zona.

Quien transite por la Carretera Austral se encontrará en algún momento con Balmaceda, Coyhaique y Puerto Aysén. Esos sitios son el corazón de la ruta. El recorrido entre estos lugares, o entre ellos y Puerto Chacabuco, es absolutamente asombroso.

Es un tramo de carretera repleto de lugares especialmente hermosos, que desafían la imaginación. Además, esta es la zona con mayor cantidad de servicios turísticos.