La campiña vietnamita: disfruta de una ruta increíble

· 29 enero, 2019
La campiña de Vietnam esconde algunos de los paisajes más singulares y bellos de este país asiático. Y hay excursiones organizadas que permiten descubrirlos en una jornada.

Hacer un recorrido por la campiña vietnamita es una experiencia de lo más enriquecedora. Si tienes la posibilidad, no dejes de vivirla. Con el fin de que te animes a hacerlo, queremos darte alguna información que te puede resultar de utilidad, empezando por lo que te encontrarás si decides dar el paso. Sin duda, no te arrepentirás.

Contrata una excursión para recorrer la campiña vietnamita

Para comenzar, hay que contratar una de las excursiones que se realizan a la campiña vietnamita en grupos pequeños. Se puede hacer en la página web de la compañía con la que se vaya a realizar, hay varias. Suelen tener un coste que ronda los 70 euros e incluyen el almuerzo y guía local. Eso sí, de habla inglesa.

La aventura, de un día de duración, se inicia tras dejar atrás la capital de Vietnam. Una vez abandonado el bullicio de la ciudad, es hora de disfrutar de lugares únicos de de este bello país. Finalizado el recorrido no hay de qué preocuparse, pues nos llevarán de vuelta a nuestro hotel de Hanoi.

Lugares que verás durante el recorrido

Paisaje en Nih Binh en la campiña vietnamita
Nih Binh – Jens Moser / Flickr.com

La primera parada será la provincia de Ninh Binh. Más concretamente, la capital de Vietnam en el siglo X durante las dinastías Dinh y Le: Hoa Lu. Se encuentra en un valle llano entre montañas de piedra caliza.

Para conocer el encantador paisaje, daremos un tranquilo paseo en bicicleta de unos 12 kilómetros a través de los campos de arroz. La imagen que se abrirá ante tus ojos será inolvidable

Además, Hoa Lu es uno de los sitios históricos más importantes del país. Por ello, no debe extrañarte ver vestigios de su época gloriosa, como algunos templos y pagodas. Entre estas últimas destaca la de Bai Dihn, que es la más grande de todo Vietnam.

Un paisaje espectacular

Paisaje de Trang An Landscape Complex
Trang An Landscape Complex

Tras almorzar en un restaurante de la zona, es momento de subir a bordo de una tradicional barca de madera. Ahora viajaremos por el laberinto de canales de Tam Coc, conocido como la bahía de Halong en la tierra. Su gran atractivo son las formaciones kársticas que la rodean y el mismo río Ngo Dong, por el que navegaremos.

Otro de los encantos de Tam Coc es el propio área en el que se encuentra, Trang An Landscape Complex. Un espacio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pero hay más lugares que también hay que mencionar, como Bich Dong, una pagoda construida a los pies de la montaña. Y no hay que perderse Hang Mua y el mirador, desde donde disfrutar de unas estupendas vistas de este fabuloso entorno.

De vuelta a la capital, Hanoi

Pagoda Tran Quoc en Hanoi en Vietnam
Pagoda Tran Quoc en Hanoi

Una vez que hemos disfrutado de la campiña vietnamita, es hora de volver a Hanoi. La ciudad está llena se atractivos. Es imprescindible visitar la Ciudadela Imperial de Thang Long, declarada Patrimonio de la Humanidad. En ella se encuentra el famoso y milenario Templo de la Literatura, dedicado a Confucio.

En Hanoi tampoco se puede dejar de dar un paseo por el lago Han Kiem y su templo Ngoc Son. Y, si quieres contemplar las mejores vistas de la ciudad, debes subir a la Lotte Center, el segundo rascacielos más alto del país.

Más recomendaciones: visitar el mausoleo y el Museo de Ho Chi Minh; o ver la pagoda de Gran Quoc Pen, de 15 metros, que se encuentra junto al bello West Lake.

Un lugar mágico

Vista de la Bahía de Halong
Bahía de Halong

A unos 170 kilómetros se encuentra una de las siete maravillas naturales del mundo, por lo que debe ser visita obligatoria. Hablamos de la bahía de Halong, de unos 1500 km² de extensión. En ella destaca la presencia de elementos kársticos, así como la de islas de diferentes formas y tamaños.

Como habrás podido comprobar, recorrer la campiña vietnamita te permite conocer rincones maravillosos del país que a veces pasan inadvertidos. Y nada mejor que completarlo con la visita ciudad de Hanoi y a ese tesoro natural que es la bahía de Halong . ¿Te animas?