Kaunakakai: visita el muelle más largo de Hawáii

Álvaro Gómez·
06 Marzo, 2019
Kaunakakai es un pequeño pueblo pesquero de la isla de Molokai. Allí es posible pasear por un interminable muelle.
 

La tranquilidad de Kaunakakai convierte a este lugar en un destino perfecto unas vacaciones. Está en Hawáii, y su principal atractivo es que posee el muelle más largo de todo el estado. Un paseo por él junto a los botes y al océano Pacífico es la mejor experiencia que te puedes llevar de este pequeño pueblo.

En este fantástico lugar de Molokai podrás montar en algunos barcos si decides hacer una ruta guiada por la costa. Incluso puedes salir a pescar en algunas de las embarcaciones locales.

Pero lo mejor que puedes hacer es pasear mientras disfrutas de la brisa del mar. Esta es una zona que además tiene su parte comercial, por lo que podrás tomar algo o cenar allí.

Dónde se encuentra Kaunakakai

Kaunakakai se encuentra en la isla de Molokai. Pertenece, por tanto, al condado de Maui, en el estado de Hawáii. No es demasiado grande, a lo largo del año viven allí de forma permanente menos de 3000 personas. Muchos turistas que llegan a esta parte de Hawáii se acercan sobre todo para conocer el puerto.

El muelle de Kaunakakai

Muelle de Kaunakakai
Muelle de Kaunakakai – James Brennan / Flickr.com

El principal atractivo de Kaunakakai, como ya hemos dicho, es su muelle. Es el más largo de todo Hawáii, lo que ha hecho que se convierta en todo un atractivo turístico. Además, tiene un encanto particular, pues parece que el tiempo no pasa en este lugar.

 

Por ello, la experiencia más singular de la que puedes disfrutar en Kaunakakai es pasear por su muelle infinito. Qué mejor lugar para una tranquila caminata con el fondo de unas vistas espectaculares del océano Pacífico. Y de hilo musical, el vaivén de los botes y barcos anclados allí.

Pero además, justo en algunas de estas embarcaciones podrás apuntarte a una ruta guiada por el mar. Es una gran manera de conocer la costa de esta preciosa isla y todos sus secretos.

En el muelle de Kaunakakai también podrás pescar. De hecho, verás como algunos de los vecinos pescan cada día su propia cena. También los comerciantes de la zona, por lo que ten claro que el pescado que comas en los restaurantes es imposible que sea más fresco.

Recorre cada calle del pueblo

Iglesia en Kaunakakai
Iglesia en Kaunakakai – Mark Goebel / Flickr.com

El gran muelle es la parte más destacada de Kaunakakai, pero hay otras cosas que puedes hacer en esta localidad. Este es un pequeño pueblo pesquero lleno de historias y rincones fantásticos, por lo que lo mejor que puedes hacer es recorrer todas sus calles.

En la calle principal, Ala Malama Avenue, dispondrás de muchos establecimientos en los que realizar tus compras o tomar algo. Destaca el Kanemitsu’s Bakery. Son famosos sus panes recién horneados, especialmente el de cebolla y queso. No hay mejor plan que comprar uno y comerlo mientras paseas por el puerto.

 

Qué más ver en Molokai

Playa de Papohaku en Hawái
Playa de Papohaku

Además del pueblo Kaunakakai, la isla de Molokai cuenta con otros puntos muy interesantes. En cuanto a la naturaleza, todas sus playas son increíbles, como las del resto de Hawáii, pero hay una que es especial. Se trata de la playa de arena blanca Papohaku.

Esta es una de las playas más grandes de todo el estado. Aquí podrás relajarte sin agobios, ya que apenas tiene visitantes. La playa de Papohaku tiene cinco kilómetros, pero es probable que solo te encuentres a tres o cuatro personas. El único peligro está en bañarse, ya que la fuerza con la que rompe el agua en la costa es enorme.

Otro punto de Molokai que tienes que ver es la península de Kalaupapa. Aquí vas a poder contemplar espectaculares acantilados que alcanzan los 500 metros de altura.

Además, es un lugar histórico de la isla, pues durante cien años fue un asentamiento de leprosos. Aún es posible ver cómo era hasta los años 60. En estas instalaciones ingresaron más de 8000 personas que, en su inmensa mayoría, nunca salieron de él.

Esta comunidad estuvo en funcionamiento durante un siglo. Hoy se mantiene con el objetivo de ser un recuerdo permanente de lo fue este lugar. Un espacio de confinamiento que esconde miles de historias.

 

Fotografía principal: Patrick McNally / Flickr.com