Juegos para viajar dentro y fuera de casa

Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Con estos cinco juegos para viajar sin salir de casa conseguirás que el tiempo pase más rápido durante el periodo de cuarentena impuesto por la expansión del coronavirus.
 

Si la cuarentena por el COVID-19 se está haciendo demasiado larga, tal vez sea porque no sabes cómo aprovechar el tiempo. Hay muchas cosas que puedes hacer sin salir de casa para divertirte. Y una de las mejores son, sin duda, los juegos tradicionales. En este breve artículo vamos a recomendar cinco excelentes juegos para viajar dentro y fuera de casa.

Está claro que no todo el mundo tiene en casa los Colonos de Catán o el Carcassonne. Pero no te preocupes: todos los juegos para viajar de esta lista se pueden fabricar únicamente con papel y lápiz.

Juegos para viajar con niños

Los más pequeños de la casa también tienen derecho a divertirse. Con estos tres sencillos juegos los tendrás entretenidos durante hora sin esfuerzo. De hecho, no olvidemos que estos juegos están pensados para entretenerse todo el año y no solo en momentos como la cuarentena forzosa a causa del coronavirus.

1. Veo Veo

Libro de viajes para uno de los juegos para viajar

Empezamos con un clásico entre los clásicos. Seguro que vuestros padres jugaban al ‘veo veo’ cuando eran niños. Las reglas son de sobra conocidas, pero vamos a recordarlas brevemente:

 

Hay que fijarse en un elemento del paisaje y decir: «Veo veo una cosita que empieza con la letrita» y dar como pista la inicial de esa cosa. Aunque el juego está pensado para jugar en coche, también se puede hacer en casa utilizando postales y libros de viajes.

2. Adivina adivinanza

Aquí estamos ante una variante del ‘veo veo’ un poco más avanzada. Se trata de lanzar pequeños acertijos, normalmente con rimas o juegos de palabras, para que el niño averigüe la respuesta correcta.

Si no sabemos muchas adivinanzas, en Internet hay montones de páginas dedicadas a este juego. Incluso puedes encontrar acertijos clasificados por rango de edad para que los más pequeños no se aburran. Otra opción es proponer acertijos de lugares que hayáis visitado, así recordaréis momentos que seguro que fueron inolvidables.

3. Búsqueda del tesoro

Niños jugando

Este es un juego que requiere de un poco más de elaboración que los anteriores. Consiste en distribuir por la casa (armarios, estanterías, cajones, etc.) pequeñas pistas escritas en trozos de papel. Cada una permite llegar a la siguiente y así hasta el final, donde se encuentra el tesoro.

 

Aquí es donde entra la parte más imaginativa. El premio puede ser una bolsa de caramelos, un libro, una película o incluso una pista final para empezar otro juego. Lo más importante es una buena presentación, por ejemplo, puedes transformar cada estancia en un continente.

Juegos para viajar con adultos

Puede que ya no sea lo más frecuente, pero hasta hace no muchos años los juegos de mesa eran la opción estrella para animar las sobremesas o las reuniones de amigos los fines de semana. Aunque ahora los amigos no pueden ir a casa, todos esos juegos aún siguen a nuestra disposición.

1. Scattergories

Dados con letras

Seguro que recordáis este juego. Aunque se vende en formato de caja, de hecho, es muy sencillo fabricarlo con unos cuantos folios y lápices. Basta con elegir cinco o seis categorías (comida, países, marcas, famosos, etc.), una letra al azar y poner un cronómetro de entre uno y tres minutos.

Las reglas son muy sencillas: por cada palabra que nadie haya repetido se ganan puntos. Solo se ganan la mitad si alguien tuvo la misma idea. Una partida completa puede constar de unas cinco rondas. Y para viajar con la imaginación, se pueden cambiar las reglas para que solo estén permitidas palabras relacionadas con viajes: ciudades, monumentos, etc.

 

2. Time’s Up!

Como en el juego anterior, el Time’s Up! también puede fabricarse rápidamente con materiales que podemos encontrar en casa. Para explicarlo brevemente, este juego es una versión actualizada del clásico ‘Las películas’, aunque las categorías pueden ser las que nosotros queramos.

Habrá que reunir unas 40 tarjetas de papel y escribir en ellas los elementos de la categoría que se haya decidido. Si queremos viajar por el mundo sin movernos del tablero, podemos plantear categorías como ciudades, museos, lugares de película, espacios naturales, monumentos, etc.

Una partida se compone de tres rondas. En la primera describiremos con palabras el contenido de la tarjeta, en la segunda utilizaremos solo una palabra y en la tercera habrá que emplear la mímica para que nuestro grupo o pareja la adivine. Cada una de estas tres rondas se juega con el mismo mazo de tarjetas. Así resulta sencillo averiguar con una sola palabra o un gesto la respuesta correcta.