Japón en 14 días: lo que no te puedes perder

9 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Japón esconde infinidad de atractivos. Un viaje de dos semanas por el país permite conocer, al menos, sus rincones más especiales.

Hemos querido elaborar una pequeña guía para disfrutar al máximo de Japón en 14 días. Estas dos semanas son el tiempo mínimo estimado para ver lo imprescindible. Ya seas experto en cultura japonesa o una persona dispuesta a dejarse asombrar por cada rincón del país, este recorrido te ayudará a configurar el futuro viaje para aprovechar al máximo el tiempo.

Japón en 14 días: Tokio

Vista de Tokio, primera parada de una visita a Japón en 14 días
Tokio

La capital será, probablemente, el punto de entrada y salida del país durante ese viaje a Japón en 14 días. Dependerá de vosotros decidir cuándo realizar la visita completa a la ciudad. Igualmente, es recomendable pasar en Tokio al menos 3 días completos para tener tiempo de sobra de ver sus lugares más emblemáticos.

Además, desde Tokio es posible viajar cómodamente a otras ciudades importantes de Japón como Kioto, la antigua capital, y Osaka. El medio de transporte más utilizado suele ser el shinkansen, que aunque pueda ser un poco caro, ahorrará tiempo de viaje. Del mismo modo, existe la posibilidad de visitar otros lugares de interés sin tener que hospedarse fuera de la capital.

Lugares de interés de Tokio, barrio a barrio

Vista del templo Sensoji
Templo Sensoji

Comenzamos por el barrio de Asakusa, el más tradicional de la capital. Este ofrece a los turistas la oportunidad de vestirse con un kimono tradicional o viajar en rickshaw.

Además, son comunes talleres para aprender parte de la conocida ceremonia del té e incluso descubrir las claves del arte ukiyo-e. Y lo más importante, aquí se encuentra el templo Sensoji, uno de los templos más visitados de Tokio.

También hay que recorrer los barrios de Shinjuku y de Akihabara, conocidos por sus altos edificios de arquitectura moderna. En ellos se encuentran el distrito comercial y las mayores zonas de entretenimiento. De Shinjuku destaca el Sumitomo Building, mientras que del barrio de Akihabara es importante la influencia de la cultura del manga en Japón.

Otros lugares de interés son el famoso cruce del barrio de Shibuya el parque Ueno, donde se puede pasar una tarde agradable y, cómo no, la emblemática Torre de Tokio para ver una de las mejores panorámicas de Japón. Sí aún queda tiempo, existen otras dos paradas imprescindibles en Tokio: la isla artificial de Odaiba y el santuario Meiji.

Excursiones desde Tokio

Santuario Tosho-gu
Santuario Tosho-gu en Nikko

Como hemos comentado anteriormente, desde Tokio es posible realizar varias excursiones a otros lugares emblemáticos de Japón. Entre las más destacadas se encuentran las que ofrecen subir al monte Fuji y disfrutar de su entorno natural.

También se puede ir a Nikko, conocer Hakone e incluso visitar Takayama, en los Alpes japoneses. Esta ciudad de montaña es muy conocida por su buen sake, su cocina tradicional y su arquitectura clásica. Por último, también es posible ir desde Tokio hasta Kamakura, famosa por sus templos y santuarios. Aquí se encuentra el templo Hasereda, construido cerca del mar.

Kioto: otra base para descubrir Japón en 14 días

La antigua capital de Japón es una de las ciudades más bellas del país y la que mejor conserva la tradición y cultura de Japón. Es aconsejable pasar en Kioto al menos 4 noches y utilizar la ciudad como base para, como en el caso de Tokio, desplazarse desde aquí a otras ciudades de interés.

Pabellón de Oro de Kioto, parada imprescindible en un viaje a Japón en 14 días
Tamplo Kinkaku-ji

El templo Ginkakuji es también conocido como el Pabellón de la Plata. Este templo budista se construyó en el siglo XV al pie de una montaña, por lo que además del edificio, se disfruta de un entorno natural único. No muy lejos se encuentra el conocido paseo de los Filósofos, llamado así por el entorno bucólico que rodea este camino de casi dos kilómetros.

También se encuentra en Kioto el famoso Kinkaku-ji o Pabellón de Oro, nombrado como Patrimonio de la Humanidad en 1994. Otro templo de visita  obligada es el conocido Fushimi Inari, uno de los más importantes de Japón y famoso por su largo pasillo de puertas torii de color rojo.

Ya por último, se debe pasear por las calles de esta ciudad tradicional, sobre todo por el conocido barrio de Gion, popular entre los amantes de la cultura japonesa al ser uno de los últimos hogares de las conocidas geishas. Aquí se puede participar en la ceremonia del té al estilo más tradicional o pasar la noche en uno de sus espectaculares ryokan.

Excursiones desde Kioto

Osak, una de las ciudades por las que Japón es diferente
Osaka

Desde Kioto es posible viajar a Nara para visitar el famoso templo Todaji. Del mismo modo, también se puede viajar hasta Osaka, otro de los grandes destinos del país, para visitar su castillo y pasear por los barrios de Denden Town y Namba, famosos por sus luces de neón y zona comercial. Asimismo, desde Kioto también cabe la posibilidad de viajar hasta Hiroshima y Miyajima.