5 islas peculiares que no sabías que existían

¿Buscas una nueva aventura? A continuación, te llevamos a 5 islas peculiares que no sabías que existían y que fascinarán a todo tipo de viajeros y, en especial, ¡a los más aventureros! Aléjate de los lugares más turísticos y atrévete a descubrir algunos destinos misteriosos y peculiares.

1. Tashirojima, el paraíso de los gatos

Tashirojima una de las islas que no conocías
Tashirojima – かがみ~ / Flickr.com

La isla de Tashirojima se encuentra en el noreste de Japón, en el océano Pacífico. Se trata de una pequeña isla que todos conocen con el sobrenombre de “Isla de los Gatos”. Esto se debe a la gran cantidad de felinos que viven allí, ya que la población de gatos supera a la de humanos en una proporción de 6 a 1.

La isla cuenta con unos 100 habitantes de avanzada edad (más del 50 % de la población tiene más de 65 años) que se encargan de alimentar a los gatos. Creen que cuidar de ellos les traerá riquezas y buena fortuna; además, hay un pequeño templo dedicado a los felinos y numerosos monumentos de piedra con forma de gato repartidos por la isla.

“Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe.”

-Martin Buber-

2. La Isla de las Muñecas, la más espeleznante de nuestras islas peculiares

Isla de las Muñecas en México
Isla de las Muñecas – FlyingCrimsonPig / Flickr.com

La Isla de las Muñecas forma parte de los canales de Xochimilco de Ciudad de México. Se dice que el expropietario de la isla, Julián Santana, encontró el cuerpo sin vida de una joven a las orillas del canal. Desde entonces, Julián empezó a experimentar sucesos paranormales y decidió colgar muñecas para ahuyentar al espíritu de la chica. Las muñecas, rotas y deterioradas, se encuentran por todas partes.

Desde que Julián murió en 2001, la Isla de las Muñecas ha ido ganando mucha fama y se ha convertido en un lugar de gran afluencia turística. Los visitantes también llevan muñecas y las dejan allí, por lo que la colección es cada vez mayor. De todas nuestras islas peculiares esa es, sin duda, las más sobrecogedora.

3. Isla Tory, la isla con rey propio

Isla Tory en Irlanda
Isla Tory – ianmitchinson

La isla Tory es la isla más pequeña de Irlanda. Se encuentra al noroeste del país, frente a la costa de Donegal. Con unos 5 km de largo y 1 km de ancho, acoge a unos 150 habitantes. ¿Por qué está en nuestra lista de islas peculiares? Porque esta minúscula isla tiene su propio rey.

No se trata de una monarquía corriente: el rey es elegido por la población. Aunque el título no le atribuye poderes formales ni está reconocido por el gobierno irlandés, sí que proporciona cierto estatus a la persona elegida dentro de la sociedad de la isla. Por ejemplo, por regla general, el rey sale a recibir a los turistas que llegan a la isla.

3. La isla del Roble, el lugar más misterioso de Canadá

Isla Oak en Canadá
Isla Oak – Adwo

La isla Oak o isla del Roble es una diminuta isla que forma parte del condado de Lunenbuklirg, en el sur de Nueva Escocia (Canadá). Se dice que en esta isla se oculta un tesoro en el conocido “Pozo del Dinero” que no ha podido ser encontrado en más de 200 años.

Existen diversas teorías que especulan sobre el tesoro que esconde en esta isla:

  • Las joyas de María Antonieta: se dice que, cuando el palacio de Versalles cayó en poder de los revolucionarios, María Antonieta ordenó a su doncella que huyera con sus posesiones. La mujer se fue a Londres y de ahí a Nueva Escocia con las obras de arte y las joyas de la reina, por lo que se cree que esto es lo que oculta el “Pozo del Dinero”.
  • Un tesoro pirata: mucha gente cree que el tesoro del capitán William Kidd o Edward Teach (el famoso Barbanegra) se esconde en esta isla, ya que dijeron que enterraron sus tesoros «donde nadie más que Satán y yo mismo pueda encontrarlo».

5. Hashima, la isla fantasma

Isla Hashima en Japón
Isla Hashima – Michel Godimus

Hashima se encuentra a unos 15 km de Nagasaki, en Japón. A principios del siglo XIX se descubrió que había carbón en la isla y se puso en funcionamiento una mina en 1870. La comunidad comenzó a prosperar y la población ascendió hasta cerca de 5.300 habitantes en 1959. Sin embargo, cuando el petróleo sustituyó al carbón en los años 70, la mina se cerró y Hashima se convirtió en un lugar abandonado.

En la actualidad, Hashima recibe cada día decenas de turistas tras haber sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2015. Las ruinas de los edificios y las antiguas viviendas dan un aire grisáceo y lúgubre a la isla; por esto mismo, hasta los propios japoneses la conocen como la “Isla Fantasma”.

La mayoría de la gente ni siquiera ha oído hablar de ellos, pero estas 5 islas peculiares fascinarán al viajero más aventurero y a cualquier persona que busque alejarse de los lugares más turísticos. Sin duda, saldrás de todos ellos con una buena historia que contar.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar