Porquerolles, una preciosa isla en las aguas de la Provenza

A veces, pensamos en la Provenza como únicamente la región francesa de la lavanda y los pueblos que encantaron a los artistas del impresionismo. Pero hay otras muchas sorpresas en el sur de Francia, y sin duda, una de ellas es la isla de Porquerolles, y todo el archipiélago de Hyères al que pertenece.

Porquerolles, Port Cros e Ilê du Levant

Estas tres islas de la Provenza conforman el archipiélago de Hyères, unas islas ya frecuentadas por los griegos como atestigua su riqueza arqueológica.

Las tres poseen un gran interés turístico pese a su pequeño tamaño. Por ejemplo, para hacernos una idea hay que pensar que la isla de Porquerolles que aquí nos ocupa tiene una superficie de unos 12 kilómetros cuadrados. Mide solo 7,5 km de largo por unos 3 de ancho.

Porquerolles en Francia
Porquerolles – BiceksPhoto

No solo los griegos han pasado por estas islas. También las pisaron los celtas o los romanos, y la presencia de todos ellos ha quedado en forma de restos arqueológicos entre los que destacan ricos mosaicos. Y mucho después, Porquerolles y el resto de islas del archipiélago fueron asaltadas en distintas ocasiones por los piratas que navegaron por el Mediterráneo entre los siglos XII y XVI.

Porquerolles, parte de un parque nacional

El valor ecológico de este archipiélago es innegable, tanto que desde 1971 la cercana isla de Port Cros se convirtió en un 80% de su territorio en parque nacional. Una protección que desde 2010 también incluye a la isla de Porquerolles.

Porquerolles en Francia
Porquerolles – sergiopazzano

Que la isla forme parte del Parque Nacional de Port Cros ya nos da una idea del tipo de turismo que se puede hacer aquí. Básicamente, la isla es el lugar ideal para relajarse y dedicarse a la vida contemplativa, alternada con paseos por los alrededores.

Se descubrirá así su costa norte, con playas de arena rodeadas de pinos y las inevitables plantas aromáticas de la Provenza. Un paisaje que contrasta con lo abrupto y rocoso del litoral sur.

Visita a Porquerolles

El único pueblo se halla al norte y tiene el mismo nombre que la isla. Un pueblo originado durante los tiempos del siglo XIX en los que se consideró que Porquerolles podía ser un importante enclave militar. Hoy en día en ese pueblo todo gira alrededor de su puerto, al que llegan los ferrys que la unen con el continente y el resto de islas.

Porquerolles
Porquerolles – Samuel Borges Photography

Un paseo imprescindible es el que lleva al faro de Cap d’Arme. Aunque se encuentre al sur, dada la escasa superficie isleña, es un camino fácilmente realizable. El pequeño esfuerzo tiene como recompensa ver este hermoso faro construido en el 1837, y en cuyas inmediaciones hubo un molino anterior del siglo XVIII y una iglesia.

“El hombre no puede descubrir nuevos océanos al menos que tenga el coraje de perder de vista la costa.”

– André Gide –

Senderismo y otros deportes en Porquerolles

Porquerolles
Porquerolles – Oliver Gobin / Flickr.com

Ya hemos avisado que la isla es para relajarse, y pocas cosas más relajantes que dar pausados paseos por el entorno natural. Por ello, hay varias rutas perfectamente señalizadas, como las que unen los distintos fuertes militares. Algunas de esas sendas también son practicables con bicicletas de montaña, fácilmente alquilables aquí.

Eso en cuanto a tierra, porque en el mar es posible hacer submarinismo y descubrir sus increíbles fondos. Lo que sí que está prohibido es pescar, ya que no hay que olvidar que nos encontramos en el territorio protegido de un singular parque nacional, una auténtica joya por descubrir en la Provenza francesa.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar