La isla Jeju, una de las maravillas naturales

23 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
La isla Jeju se ha convertido en uno de los destinos más demandados en los últimos años por el turismo internacional. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que es una de las siete maravillas del mundo natural.
 

La isla de Jeju es conocida por muchos como la ‘Hawái coreana’ o la ‘isla del amor’ por los propios coreanos. Esta isla de Corea del Sur era una gran desconocida hasta que en el año 2011 fue nombrada como una de las siete maravillas naturales del mundo.

Este hecho atrajo al turismo nacional e internacional, convirtiendo a la isla en uno de los destinos más demandados en los últimos años. De hecho, hoy es un destino obligatorio para los amantes de la naturaleza y del turismo de aventura.

La isla Jeju, la joya del mar de Corea

Jeju es la isla más grande de Corea, con una superficie de más de 1800 km². Esta isla, que había permanecido ajena al turismo durante años, guarda en su interior paisajes naturales vírgenes que contrastan con el movimiento tecnológico e industrial del resto del país.

Paisaje de la costa
Costa de la isla Jeju

Su capital, Ciudad de Jeju, se encuentra situada en el norte de la isla. En ella también encontraremos otras ciudades como Seogwipo, ubicada más al sur, conocida por las estatuas talladas en piedra volcánica que guardan y protegen a la ciudad. Estas reciben el nombre de harubang y son una de las atracciones turísticas de la isla.

 

Sus habitantes, al haber estado aislados durante años, tienen costumbres y tradiciones propias que se alejan de las habituales de Corea. Parten de una sociedad matriarcal, donde las mujeres pescaban a pulmón en las costas para traer el alimento a sus hogares.

Mientras, los hombres se dedicaban al campo y al cultivo. De ahí que una de sus mayores atracciones sean los 22 000 kilómetros de muros de piedra volcánica construidos para proteger sus cultivos del viento. Estos muros de piedra negra, llamados Jeju Batdam, se incluyen en el catálogo de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) de la FAO.

Pero sería en noviembre de 2011 cuando la isla fue elegida como una de las siete maravillas naturales del mundo. Sin embargo, anteriormente también había sido reconocida por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. También ha sido nombrada Reserva de la Biosfera y Geoparque Global.

Como curiosidad, la isla se ha convertido en uno de los destinos preferidos por las parejas para celebrar su luna de miel. De ahí el nombre de ‘isla del amor’, ya que es un escenario utilizado en la mayoría de las series y películas coreanas.

Recorriendo la isla de Jeju

Volcán Hallasan en la isla Jeju
Volcán Hallasan
 

Jeju ofrece un amplio abanico de posibilidades para los turistas. Para los que disfruten del senderismo, cuenta con gran variedad de rutas. Entre las más destacadas está la subida al volcán Hallasan, de 1950 metros de altura y que se encuentra en el centro de la isla. Desde la cima, además de disfrutar de las vistas, podremos observar de cerca un pequeño lago situado en el propio cráter.

Sin embargo, no hace falta subir tan alto para disfrutar de la vistas más espectaculares de Jeju. Subir al Seongsan Ilchulbong, ‘el pico del sol naciente’, es otra de las visitas obligatorias. Tiene 180 metros de altura y para llegar a la cima es necesario subir 600 escalones, pero el esfuerzo merece la pena.

También podremos visitar cuevas como la de Manjanggul, considerada uno de los tubos de lava más largos del mundo. No debemos de perder la oportunidad de practicar deportes acuáticos o pasear por sus playas. Entre las más conocidas se encuentran la playa de Gwakji Gwamul y la playa de Jungmun Saekdal, que destaca por los colores llamativos de su arena.

En el sur de la isla encontraremos el Geolmae Eco Park, situado cerca de la ciudad de Seogwipo y donde podremos contemplar más de 170 especies de plantas autóctonas. Ya por último, podremos visitar algunos museos tan curiosos como el Museo de Osos de Peluche.

Información adicional para nuestro viaje

Cascada Cheonjeyeon en Jeju
Cascada Cheonjeyeon
 

La forma más sencilla de viajar a la isla de Jeju es desde un aeropuerto internacional. La compañía Korean Air realiza vuelos directos hasta ella. Si por el contrario ya nos encontramos en Corea, desde el aeropuerto de Seúl podremos coger vuelos diarios. El viaje desde la capital es de tan solo una hora de duración.

Una vez allí, podremos contar con todos los servicios necesarios a nuestro alcance. La afluencia de turismo a la isla ha aumentado en los últimos años, por lo que es muy fácil encontrar alojamiento.

Tampoco debemos dejar pasar la oportunidad de probar algunos de los platos típicos de la isla, como el Okdom Gui, un pescado muy sabroso preparado a la brasa, o los conocidos kimchi coreanos, con todas sus variantes.

 
  • Viaje a un Patrimonio Natural de la Humanidad: la isla Jeju. Korea Tourism Organization. Recuperado de https://spanish.visitkorea.or.kr/spa/ATT/4_1_view.jsp?cid=2537045&gotoPage=