Iglesias pintadas de Bucovina en Rumanía ¡Espectaculares!

· 17 julio, 2016

Hay lugares en el mundo que combinan de una manera única arte, historia y parajes naturales sorprendentes, como las iglesias pintadas de Bucovina, en Rumanía. Estas pequeñas joyas arquitectónicas permanecen prácticamente inalteradas, están rodeadas de bosques y pueblos centenarios y sus frescos les han valido el título de la “capilla sixtina de Oriente”. Conoce las iglesias pintadas de Bucovina, en Rumanía, y asómbrate con su belleza.

Breve historia de las iglesias pintadas de Bucovina

Bucovina se encuentra en las montañas, al norte de Rumanía y próxima a Moldavia. Los monasterios se encuentran enclavados entre los brazos nororientales de los montes Cárpatos. Dentro de ellos se encuentran estas preciosas iglesias. Su edificación fue ordenada por Esteban el Grande, en el siglo XV, con el fin de propagar la fe católica. Los monasterios eran una muestra del dominio islámico y de la fe cristiana que imperaba en la zona.

Los insólitos frescos de las iglesias de Bucovina

Además de su entorno natural y su historia, lo que más llama la atención en estos monasterios son los frescos de sus iglesias inspirados en el arte bizantino. Estas pinturas inundan las cuatro fachadas de los templos, sus paredes y los techos interiores. Este arte mural muestra varios pasajes bíblicos e históricos, con tanto detalle, que han hecho de estas iglesias un lugar insólito en el mundo.

Monasterio de Vuronet en Bucovina
Monasterio de Vuronet – Marius M. Grecu

Siete de ellas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993. Estas iglesias son consideradas un fenómeno artístico, enmarcado en un contexto histórico, cultural y religioso de la región.

Actualmente, estos monumentos se encuentran detenidos en el tiempo. Todo su arte, enmarcado en verdes verdes prados, zonas boscosas y antiguos pueblos, representan una preciosa postal que es difícil encontrar en otra parte del mundo. A pesar de los embates climáticos, estas iglesias resisten en el tiempo y muestran orgullosas su gran belleza.

Iglesias pintadas de Bucovina

1. Iglesia de San Jorge en Voronet

El monasterio de Voronet es el más grande de los cinco de mayor tamaño de la zona. Fue fundado en 1488 y aunque queda poco de su estructura inicial, la iglesia de San Jorge de Voronet, se encuentra en perfecto estado de conservación. Allí se puede admirar el “azul de Voronet” o “Voronet bleu”.

Monasterio de Vuronet en Bucovina
Monasterio de Voronet – Silviu Matei

En sus frescos se observa una variedad cromática impecable y un grado de detalle que sorprende a todos. En sus paredes se puede admirar El Juicio Final y en la fachada sur se observan casi mil personajes diferentes, adornadas por el árbol de Jesse. Estos frescos están considerados como únicos en el mundo.

“La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano.”

-Santo Tomás de Aquino-

2. Iglesia de la Asunción de la Virgen en Humor

Esta iglesia se encuentra en el monasterio de Humor que fue construido en 1530. Fue uno de los centro principales de la zona. El monasterio fue fortificado como defensa ya que fue víctima de asaltos y destrucciones durante la guerra. Actualmente, pueden verse los restos de una de las torres de la antigua muralla.

Monasterio de Humor en Bucovina
Monasterio de Humor – Cosmin Sava

Los frescos bizantinos de la iglesia datan de 1535. A pesar de que han sufrido daños, los del lado sur se encuentran relativamente bien preservados. Los colores dominantes son negro, rojo, azul y el verde. Se pueden admirar el Consejo de la Virgen y el Asedio de Constantinopla, que aunque tiene algunos daños, sorprende con su belleza.

3.  Iglesia de la Anunciación en Moldovita

La iglesia de la Anunciación se encuentra en el monasterio de Moldovita. En esta iglesia se pueden encontrar maravillosos frescos. Destaca particularmente el fresco del Sitio de Constantinopla, así como una gran colección de iconos tallados en madera.

Monasterio Moldovita en Bucovita
Monasterio Moldovita – Rudolf Tepfenhart

Este monasterio es, aún hoy, morada de religiosas. Además, su entorno en medio de las montañas, lo convierten en uno de los monasterios más especiales de Bucovina.

4. Iglesia de la Resurrección en Sucevita

En el monasterio de Sucevita se encuentra la iglesia de la Resurrección. Aquí se encuentran los frescos mejor conservados gracias a su enclave al pie de los Cárpatos y a su fortificación. Presenta algunas diferencias de las demás, como pórticos abiertos en la fachada norte y sur, y el verde como color de fondo de los frescos. Además, es la que mayor número de frescos posee.

Iglesia de Sucevita en Bucovina
Iglesia de Sucevita – Emily Marie Wilson

Los más impresionantes son Escalera de la Virtud y el Juicio Final, en la fachada norte. En la fachada sur destaca también el tema recurrente sobre el árbol genealógico de Jesús, El Árbol de Jesé, y el Apocalipsis en la fachada del exonártex.

Las iglesias pintadas de Bucovina, no se parecen a nada que hayas podido ver antes. Visítalas y sorpréndete con sus increíbles y detallados frescos.