7 ideas para preparar la barbacoa perfecta

A la hora de preparar comidas, se puede ser muy original incluso en una barbacoa. ¿Cómo? Vamos a dar algunas ideas.

Preparar una barbacoa para disfrutar de un día al aire libre con nuestros amigos o familiares parece fácil, pero preparar una barbacoa original que deje a todos boquiabiertos no lo es tanto. Os damos 7 ideas para conseguirlo y que sea todo un éxito. ¿Te apuntas al mejor plan del verano?

1. Piensa en la barbacoa

Barbacoa eléctrica
stockfoto

Lo primero acerca de lo que hay que pensar es en la barbacoa como tal. Si tienes una parrilla también te servirá, pero la mejor opción es una barbacoa eléctrica. Este tipo de barbacoas no provocan tanto humo como las de carbón y permiten que cocines varios platos al mismo tiempo.

2. Fija un tema

Una forma de que tus invitados recuerden tu barbacoa (además de por la comida, obviamente) es organizando toda una fiesta temática alrededor de ella. Una fiesta hawaiana o ibicenca son ideas geniales y fáciles de organizar.

Busca una decoración acorde, crea el menú ajustándote al tema, pide que tus invitados vayan vestidos de una determinada forma y… ¡voilà!

“El placer de los banquetes debe medirse no por la abundancia de los manjares, sino por la reunión de los amigos y por su conversación.”

-Marco Tulio Cicerón-

3. Huye de lo tradicional en el plato…

Comida de barbacoa
moerschy / Pixabay.com

Al pensar en una barbacoa se nos vienen a la cabeza chorizo, panceta, salchichas… Es lo clásico, el acierto, pero también lo aburrido. Y como quien no arriesga no gana, huye de lo típico y escoge productos diferentes que, aunque a priori pueda parecer lo contrario, tienen cabida en nuestra barbacoa.

Apuesta por platos diferentes que sorprendan a tus comensales. Pueden ser navajas en lugar de los clásicos gambones, espárragos con romesco (una salsa hecha a base de tomate, ajo, pimientos y almendra), mazorcas de maíz, pollo cocinado de diferentes maneras, e incluso pescados como el pez espada… Todo lo que se te ocurra que sea diferente.

Recuerda, además, que debes asegurarte muy bien de si hay algún invitado con alergias, intolerancias o que no consuman algún alimento en concreto por otro motivo. Así confeccionarás mucho mejor tu menú y evitarás que alguno de tus comensales se quede con hambre o se sienta incómodo por no habérsele tenido en cuenta.

4…y también en el vaso

Lo más típico de las barbacoas son las latas de cerveza congeladas para acompañar la espera de la cocción de los platos pero, ¿por qué no apostar por otras cosas distintas?

La cerveza está muy bien, además de que quita el calor y ayuda a combatir la espera al sol, así que no hace falta que te deshagas de todas ellas. Puedes escoger cervezas de importación o artesanales para que no sea más de lo mismo.

Pero puedes escoger otro tipo de bebidas, como los cócteles. Te proponemos el Pimm’s, una bebida inglesa con ginebra y hierbas aromáticas que se toma con gaseosa, una rodaja de pepino, unos trozos de fresa y una hoja de menta y hielo, por lo que resulta muy refrescante. O el Negroni sbagliato, originario de Italia y que se hace a base de Campari, vermú rojo y un espumoso como un cava.

5. No te olvides de los acompañantes

Barbacoa vegetal
Juergen / Pixabay.com

Ya que has pensado, decidido e innovado con los platos principales y las bebidas, no te olvides de hacer lo propio con los acompañantes. Puedes elaborar decenas de pequeños platos diferentes para que todos tus invitados prueben cosas distintas, y así, además, tener en cuenta a los posibles comensales vegetarianos o veganos.

Aprovecha las frutas y verduras de temporada y elabora, por ejemplo, gazpacho de sandía sencillo, tortas de maíz dulce y ensalada de tomate o kebabs de vegetales.

6. Pon la mesa

Huye, de nuevo, de lo preestablecido y organiza una barbacoa, por ejemplo, al estilo cóctel, en la que los invitados no estén sentados alrededor de una mesa.

Busca cubertería y vajilla que sea diferente y divertida y no dudes en utilizar platos y vasos de plástico, ya que son mucho más cómodos a la hora de recogerlo todo. Además, ahora ya no solo están los típicos blancos, sino que los supermercados y grandes superficies nos ofrecen decenas de posibilidades diferentes.

7. Ten en cuenta a los niños

Es muy importante pensar en todos los invitados, incluso en los más pequeños. Piensa en algún juego que puedan hacer o prepárales algún rincón en el que puedan estar, pintar, etcétera. Así ellos se divertirán mientras los padres se relajan y disfrutan de la comida.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar