Historia del kilómetro 31 en México

01 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador David Díaz
A continuación, nos adentraremos en la historia del kilómetro 31 de una carretera de México, un punto negro cuyos accidentes están relacionados con fenómenos paranormales. ¡Agárrate que vienen curvas!

Muchos acontecimientos extraños suceden cuando se circula por carreteras sinuosas y poco transitadas, por la noche, bajo una torrencial tormenta o cubierto por una niebla espesa. Seguramente habrás oído hablar de la chica de la curva o de la visión de luces extrañas o seres extraterrestres en el kilómetro 31. De eso hablaremos a continuación.

Para ello, nos trasladamos a México, a un tramo de carretera que se encuentra en una zona boscosa y con energías misteriosas cerca de la ciudad de México; se denomina el Desierto de los Leones. Allí, en el kilómetro 31, suceden muchos accidentes y las leyendas apuntan que no son casuales.

En teoría, estos eventos responden más bien a fenómenos paranormales cuyo origen se remonta a un cercano pasado. ¿Quieres conocer cuál es la historia del kilómetro 31?

El kilómetro 31 de una carretera repleta de misterios

Cuenta la leyenda que, durante la construcción de la carretera que va de México D.F. a Toluca, en el antiguo camino, varios de los constructores fueron brutal y misteriosamente asesinados. Desde entonces, sus almas aparecen en la zona, se cruzan inesperadamente en el camino y causan accidentes.

También se dice que aparecen hombres vestidos con hábitos negros vagando por el camino. Estos probablemente sean monjes del antiguo convento de los Carmelitas descalzos, construido en la zona en el siglo XVII.

Esto no es de extrañar, puesto que alrededor de este espacio también existen una serie de leyendas vinculadas con supuestas prácticas que atormentaban a los monjes. Tanto es así que algunos testigos apuntan que todavía se escuchan gritos de lamento y rezos de súplica.

Si volvemos a la carretera, se cuentan otras historias que suceden en el kilómetro 31. Una de las más escalofriantes es la que tiene que ver con la aparición de un niño.

Camino oscuro y terrorífico durante la noche.

Según los testigos que han sobrevivido a los accidentes, las almas perdidas de los monjes o los constructores simplemente vagan por la carretera y provocan la distracción de los conductores. No obstante, con el niño es distinto; según los testigos sobrevivientes, parece ser que este espíritu tiene claras intenciones de provocar los accidentes.

El niño del kilómetro 31

La leyenda cuenta que todo empezó con la muerte de un niño asesinado ahogado por su propia madre. Esta muerte trágica condenó al espíritu del niño a vivir entre el mundo de los muertos y de los vivos.

La terrible condena despertó en él semejante furia por no poder descansar que busca someter el mismo sufrimiento a otras almas. Por ello, provoca la muerte para que las almas de sus víctimas se unan a su sufrimiento.

Quienes han tenido la mala suerte de vivir esta experiencia cuentan que, en mitad de una curva en el kilómetro 31, un niño cruza la calzada e, inevitablemente, el vehículo arrolla con fuerza al pequeño cuerpo. Dicen que se siente como el coche chocara contra un cuerpo real.

Esto provoca que los conductores detengan el vehículo y vayan en busca del cuerpo del niño. Lo sorprendente es que no lo localizan, ni tampoco hay señales de ninguna colisión.

Por el contrario, escuchan pisadas del otro lado del vehículo. Cuando los conductores, nerviosos y asustados, van a averiguar de qué se trata, se encuentran cara a cara con el espíritu del niño de tez pálida y ojos rojos.

Los testigos aseguran que ese ente se los quedó mirando fijamente durante unos instantes y, por arte de magia, desapareció. Tras este traumático episodio, continúan su viaje pero, a causa del shock, no consiguen llegar muy lejos y terminan accidentándose. También dicen quienes sobrevivieron a la muerte que ese niño los persigue en sus pesadillas.

El kilómetro 31 en México es un camino sinuoso y terrorífico.

¿Leyenda o realidad?

Probablemente habrás oído alguna historia similar acaecida cerca de donde vives. Son cuentos, leyendas o quizás historias verídicas que tienen mucho arraigo en la cultura popular. Por ello, la industria cinematográfica ha querido aprovecharlas como fuente de inspiración para producir películas del género de terror.

Algunas de mejor calidad que otras pero, en definitiva, con un argumento similar. Precisamente, el cine mexicano quiso utilizar la historia del kilómetro 31 y llevarla a la gran pantalla con un film llamado Kilómetro 31.

Más allá de todo esto, no sabemos qué es lo que pasa. Podrían ser apariciones reales o ilusiones causadas por el cansancio, la sugestión o la tensión generada en la conducción por carreteras estrechas y sinuosas rodeadas de vegetación, con muy poca luz y con unas condiciones climáticas desfavorables.

La cuestión es que no parece ser casualidad que historias con un argumento parecido existan en tantos lugares distintos del globo, como ocurre en esta ruta mexicana.

  • Leyenda del kilómetro 31 (07/01/2019). En: ¡Al Chile!. Recuperado el 26 de septiembre de 2020 de: https://alchile.com.mx/chile/leyenda-del-kilometro-31/