Historia de la Cúpula de la Roca, un templo sagrado en tierra sagrada

La Cúpula de la Roca es un templo islámico que se encuentra en la ciudad de Jerusalén. Se llama así porque en su interior se encuentra una roca sagrada. La historia de esta roca difiere en las religiones musulmana y judía. No obstante, en ambas se la considera un lugar sagrado.

La historia de la roca sagrada según las religiones musulmana y judía

Cúpula de la Roca
Cúpula de la roca – Denis Kabanov

Como hemos dicho, la cúpula toma su nombre de la roca sagrada que hay en su interior. La historia de esta roca difiere según las religiones. A continuación, resumiremos la historia que ofrecen en el islam y en el judaísmo.

Según la creencia islámica, desde la roca Mahoma ascendió a los cielos. Se cree que iba acompañado del arcángel Gabriel. Este ascenso se conoce como el “viaje nocturno” y aparece relatado en el Corán. Así, Mahoma sale desde la roca hasta el cielo, donde se encuentra con Alá. Los musulmanes, en un principio, veneraban esta roca más que la de La Meca.

Por otro lado, según la tradición judía, esta antigua roca es la superficie sobre la que Abraham iba a sacrificar a su hijo Isaac. Técnicamente, la Cúpula de la Roca no se considera una mezquita, pero sí es un lugar de culto para el Islam. Aun así, los infieles no tienen prohibido el paso a su interior.

“No me digas lo viejo que eres, o lo bien educado que estás, dime cuanto has viajado y te diré cuánto sabes.”

-Mahoma-

¿Por qué se construyó la Cúpula de la Roca? Las razones del califa Abd al-Malik

Cúpula de la Roca
Cúpula de la Roca – Milly Kay

A día de hoy, existen dos versiones sobre la razón de su construcción, aunque son similares. Ambas sostienen que el responsable de la construcción de la Cúpula de la Roca fue el califa Abd al-Malik. Se llevó a cabo entre los años 687 y 691. Sin embargo, las razones que llevaron al califa a realizar este impresionante proyecto difieren las dos versiones.

La primera versión habla de la necesidad del califa de tener un lugar para que los musulmanes se pudieran reunir a meditar y no fueran a La Meca. En esa época, La Meca estaba bajo el mando de uno de los adversarios de al-Malik, Ibn al-Zubair. Aunque el monumento fue el resultado de una lucha de poderes, los egoístas motivos de al-Malik no lograron empañar la espiritualidad del templo.

La segunda versión se basa en el deseo del califa Abd al-Malik de reforzar y confirmar la superioridad del islam respecto a las otras religiones. Al-Malik concluyó que, para conseguir su objetivo, debería construir un monumento sagrado que fuera tanto una joya de la arquitectura como un símbolo de espiritualidad.

Y, con eso en mente, mandó construir la Cúpula de la Roca, la cual se convirtió en uno de los pilares fundamentales de la fe islámica.

Se ha coronado como una joya de la arquitectura

Al-Malik encargó a un conjunto de maestros sirios que decoraran el lugar. Estos maestros eran los mejores de la época e intentaron satisfacer el deseo del califa de que el templo fuera perfecto. Dicha influencia siria se puede apreciar en las decoraciones internas y en los suntuosos adornos.

Cupula de la Roca y Jerusalén al fondo
Cúpula de la Roca – Chr. Offenberg

La Cúpula de la Roca marcó en gran medida a la arquitectura de la época. Dio paso a una nueva era en el ámbito. A partir de su construcción, otros monumentos comenzaron a mostrar similitudes. Es decir, se empezó a imitar el estilo de dicha cúpula.

Todo en la construcción de este sagrado templo fue minuciosamente planeado. Las formas octogonales del diseño simbolizan la unión del cielo y la tierra. Los arcos, las columnas y los pilares desprenden paz y orden. La cúpula se erige 30 metros por encima de la piedra sagrada. Transmite una inmensidad y un poder abrumadores.

Hoy en día, el monumento es de aluminio chapado en oro. Además, está decorado con los versículos del Corán. No ha sufrido cambios durante más de trece siglos. Por este y por otros motivos, sigue siendo uno de los tesoros arquitectónicos más valiosos del mundo.

Tanto si compartes la fe de alguna de estas religiones como si no, la Cúpula de la Roca es una joya arquitectónica que merece la pena visitar si se está en Jerusalén.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar