Henri de Toulouse-Lautrec, descubre la obra del artista francés

· 2 septiembre, 2018
Retrató como nadie la vida nocturna parisina de finales del XIX. Una figura genial y controvertida de vida corta pero muy fructífera. Conocemos más de Henri de Toulouse-Lautrec.

Nos adentramos en la vida nocturna parisina del siglo XIX para descubrir a uno de sus máximos exponentes: Henri de Toulouse-Lautrec. Se trata de un pintor y cartelista que destacó por su estilo postimpresionista, pero a la vez propio y único en Francia. ¿Quieres saber más sobre él? ¡Vamos a investigarlo!

Biografía de Henri de Toulouse-Lautrec

Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec es el nombre completo de este artista que nació en Albi, un pequeño pueblo al sureste de Francia en el año 1864. Es uno de los artistas más representativos del siglo XIX en Francia, y muy especialmente en París.

Henry de Toulouse-Lautrec
Henry de Toulouse-Lautrec

Nació en el seno de una familia de bien y tuvo una infancia y adolescencia dedicada en su mayoría al deporte. Sin embargo, dos accidentes le impidieron seguir y además le imposibilitaron lograr una estatura normal.

Como resultado, el artista medía apenas metro y medio de estatura y tenía la cabeza desproporcionada en comparación al cuerpo. Sin embargo, su apariencia no le impidió tener una vida social normal.

Desde pequeño dibujaba, y posteriormente empezó a estudiar en academias como León Bonnat y Fernand Cormon. Allí pudo conocer a grandes artistas, entre ellos Vicent van Gogh.

Tras esto, en el año 1885, el artista se atrevió a abrir su primer taller en Montmartre, el barrio de los pintores de París. Durante unos años, se dedicó a la pintura exclusivamente y pudo empaparse del ambiente artístico del lugar, sumido en llevar al impresionismo un paso más allá.

La vida de Toulouse-Lautrec estaba dedicada al taller por las mañanas y a disfrutar del ambiente bohemio por las noches. Así, el artista frecuentó cafés, teatros, prostíbulos y salas de baile. Todas estas aventuras se plasman en sus obras, donde aparecen bailarinas y personajes de circo como protagonistas.

Estilo artístico

"Au Moulin de la Galette" de Toulouse-Lautrec
“Au Moulin de la Galette”

Durante su etapa en Montmatre, Toulouse-Lautrec se relacionó con artistas como Vicent van Gogh, Pierre Bonnard y Paul Gauguin. Todos ellos influyeron considerablemente en su estilo artístico. Incluso el estilo japonés acabó influyendo en la obra de este autor.

Sus obras se caracterizan por su estilo fotográfico. Es decir, representan escenas espontáneas y dinámicas, tomadas desde encuadres realmente interesantes. Todo esto debido a la memoria fotográfica del artista y su rapidez a la hora de crear obras. También en sus obras todavía quedan restos de la pintura impresionista y de autores como Degas, Monet o Renoir.

Por esta razón, las obras del artista eran cuadros, pero también ilustraciones y carteles publicitarios. Como resultado, pudo vivir del dinero que ganaba vendiendo sus obras. En total, creó más de mil pinturas, más de cinco mil dibujos, 370 litografías y 33 carteles.

Su papel en la cartelería

Cartel de Toulouse-Lautrec
Cartel de la Troupe de Mlle. Églantine

Toulouse-Lautrec no solo destacó por sus conocimientos sobre pintura, fruto de las influencias de las que se rodeó. También fue capaz de lograr que el cartel fuese considerado una obra de arte y sentó las bases de su importancia para la publicidad.

Lo que hizo fue llevar a la cartelería todos sus conocimientos sobre arte. De esta forma, el cartel se convirtió en un lienzo para innovaciones de estilo y de técnica, que revolucionaron por completo la forma de entender el arte.

Al igual que las pinturas, los carteles eran la puerta de salida de la vida nocturna en París. También se representan escenas de bailarinas, con colores cálidos y negros en contraste.

El Museo de Toulouse-Lautrec en Albi

"Au salon de la rue des Molins" deToulouse-Lautrec
“Au salon de la rue des Molins”

Tras fallecer el artista, su madre y su tratante abrieron un museo dedicado a su figura en el Palacio de la Berbie, en Albi. Hoy en día, aquí se pueden contemplar en él cerca de mil obras de Toulouse-Lautrec, entre pinturas, carteles, dibujos, etc. También se pueden ver algunos objetos personales que le pertenecieron, como su bastón.

Pero hay muchas más obras de Toulouse-Lautrec repartidas por el mundo. Se pueden ver en el Museo de Ixelles, situado en Bélgica; en la Biblioteca Nacional de París o en el Museo de Orsay, también en la capital francesa. En Madrid se pueden ver algunos de sus trabajos en el Museo Thyssen-Bornemisza.

“La fealdad, donde quiera que esté, siempre tiene un lado bello; es fascinante lograr la belleza donde nadie más la puede ver.”

-Henry de Toulouse-Lautrec-

Hasta aquí toda la información relacionada con Henri de Toulouse-Lautrec, un hombre que fue cartelista, artista y rey de la noche parisina. No pierdas la oportunidad de disfrutar de una visita diferente para embarcarte en el mundo del arte.