Guinea Ecuatorial, un rincón español en África

· 28 septiembre, 2018
Fue colonia española y hoy abre sus fronteras al turismo. Guinea Ecuatorial es un país de paisajes maravillosos.

Guinea Ecuatorial fue colonizada por los españoles durante años y a día de hoy el español sigue siendo su idioma oficial. Un rincón en África que merece la pena conocer y que, aunque no es el destino más elegido para visitar el continente, hoy quizá te hagamos cambiar de opinión.

Qué debes saber sobre Guinea Ecuatorial

Vista de la ciudad de Bata en Guinea Ecuatorial
Vista de la ciudad de Bata

La famosa novela de Luz Gabás, de la que más tarde se hizo una película, Palmeras en la Nieve, dio lugar a que se escuchara hablar más sobre Guinea Ecuatorial. Está dividida en dos partes, la continental y la insular; en esta última se encuentra la capital, Malabo, que en realidad fue bautizada por los españoles como Santa Isabel.

Guinea Ecuatorial logró su independencia en el año 1968, y desde entonces su evolución ha sido patente. Se han construido carreteras, aeropuertos, puertos, instalaciones eléctricas y mucho más. Esto no solo se ha hecho con el fin de mejorar la vida de sus habitantes sino también de la llegada de turistas que cada año va aumentando.

Guinea Ecuatorial es un país ideal para visitar, dado que el idioma no será un obstáculo. Para aquellos viajeros a los que les incomode visitar lugares en los que no se habla su lengua, es un destino perfecto.

Qué ofrece Guinea Ecuatorial como destino turístico

Con todo ello, Guinea ha logrado ser un país diferente en el continente africano. Vamos a conocer un poco mejor lo que ofrece a los visitantes.

Sus paisajes

Selva en Guinea Ecuatorial
Selva en Guinea Ecuatorial

A pesar de su impresionante desarrollo, Guinea guarda toda su esencia africana y paisajes sin igual. La naturaleza es su principal protagonista, sin ninguna duda, dada su exuberante vegetación y sus hermosas playas de arena blanca.

¿Qué no te puedes perder de estos bellos paisajes? Debes visitar la isla de Bioko. Está ubicada frente a Camerún y en ella está la capital del país.

Pero, además, en esta isla se encuentra la montaña más alta de Guinea, con más de tres mil metros de altura. Son muchos los que se aventuran a subir por ella y disfrutar de las increíbles vistas que se obtienen desde su cima.

El acceso es fácil a través de la escalada. Aunque no necesitarás ser un experto, sí tendrás que tener algunas nociones. No obstante, te diremos que si quieres alcanzar la cumbre deberás solicitar un permiso al gobierno pues esta es una zona militar.

Sus costas

Costa de Guinea Ecuatorial
Costa de Guinea Ecuatorial

Las playas de Guinea Ecuatorial son otro de sus maravillosos atractivos. Al acercarnos a sus costas nos damos cuenta de cuánta emoción sentirían los primeros conquistadores, y se entiende por qué Mary Kingsley, una exploradora inglesa que vivió a finales del siglo XIX, la definió como una de las más bonitas del mundo.

Todas sus playas tienen arena blanca, aguas turquesas y un entorno natural realmente indescriptible. ¿Qué es lo que no te puedes perder? Lo tenemos claro:

  • Bata, mucho más que playas paradisíacas, además está repleta de pequeños pueblos pescadores y a su alrededor de pequeñas islas que se pueden conocer. La influencia española resalta en su arquitectura y sus calles.
  • Luba es la segunda ciudad más grande de la isla de Bioko y el turismo marítimo es su atractivo. Su paseo marítimo, el club náutico, su manantial de agua y otros muchos rincones te esperan en este lugar especial.

Sus ciudades

Catedral de Bata
Catedral de Bata

Guinea no es un país pequeño ni mucho menos, ya que tiene 30 ciudades en las que hay mil y un rincones por descubrir. Uno de sus atractivos más destacados son sus mercados con locales multicolor. En cada una de ellas, además, podrás encontrar monumentos y edificios muy singulares.

Fauna y flora

Y por supuesto, como dijimos antes, la naturaleza es uno de los mayores atractivos de Guinea, por lo que visitar algunos de sus lugares naturales se convierte en un imprescindible en el país africano.

Uno de estos espacios imperdibles es la reserva de Caldera, donde disfrutar de tortugas marinas y en sus bosques de árboles gigantescos, orquídeas salvajes y animales exóticos como elefantes o gorilas.

Como ves, este rincón español en África tiene mucho por ofrecer y por ver. En los últimos años se está convirtiendo en un destino soñado por muchos. ¿Será también el tuyo?