Ver gorilas de día y tomar un café por la noche en Kigali

Patricia 22 junio, 2018
La capital de Ruanda, Kigali, ofrece la posibilidad de visitar muy cerca uno de los pocos lugares en los que aún viven gorilas de montaña. Y, también, es un buen lugar para probar uno de los mejores cafés que se cultivan.

La capital de Ruanda ofrece numerosas posibilidades turísticas, como visitar el Parque Nacional de los Volcanes y poder ver de cerca a los gorilas de montaña. A continuación, te descubrimos todo lo que tienes que saber de Kigali, en el corazón de África, para aprovechar al máximo tu visita. ¿Nos acompañas?

El Parque Nacional de los Volcanes

Gorila de Montaña en Ruanda
Gorila de montaña – Attila JANDI

Si por algo es conocido el Parque Nacional de los Volcanes es por servir de refugio a los gorilas de montaña. Aparte de en este lugar, estos animales solo sobreviven en otros dos espacios: el Parque Nacional del Gorila de Mgahunga, al sudeste de Uganda; y el Parque Nacional Virunga, al este de la República Democrática del Congo.

Por tanto, visitar el parque nos permite acercarnos a unos pocos metros de los gorilas y observarlos en su intimidad mientras conviven en familia. Eso sí, se deben cumplir una serie de reglas, como no hablar en voz alta, no hacer fotos con flash o, si alguno de los ejemplares manifiesta un comportamiento agresivo, mirar hacia otro lado.

La experiencia no es precisamente barata, pues cuesta unos doscientos ochenta euros, pero es de aquellas que no se olvidan en la vida. Además, se va acompañado de algún guía de la Oficina de Turismo de Ruanda que hable inglés o francés y se pueden ver otros animales, como los elefantes, los monos dorados o los búfalos.

Curiosidades del parque

Parque Nacional de los Volcanes cerca de Kigali
Parque Nacional de los Volcanes – sbedaux

Desde Kigali se tardan dos horas y media en llegar al parque, por lo que se puede hacer una excursión de un día desde la capital de Ruanda.

Por otra parte, el nombre del parque se debe a que alberga cinco de los ocho volcanes de la cordillera de Virunga (Karisimbi, Bisoke, Muhabura, Gahinga y Sabyinyo). Todos ellos se encuentran extintos. El paisaje se completa con un ecosistema formado por bambú o Hagenia, un árbol perteneciente a la familia de las rosáceas.

Por último,  hay que decir que la naturalista Dian Fossey convirtió este lugar en su base de operaciones. En él pasó veinte años viviendo a la vez que trabajaba con los gorilas y organizaba campañas de protección. Desgraciadamente, acabó siendo asesinada por, según se especula, los cazadores furtivos contra los que luchaba.

“La destrucción del hábitat está a menudo vinculada a la codicia y el materialismo del mundo desarrollado.”

-Dian Fossey-

Qué más ver y hacer en Kigali

Centro en Memoria del Genocidio en Kigali
Centro en Memoria del Genocidio – Tony Campbell / Shutterstock.com

Además de visitar el Parque Nacional de los Volcanes, en Kigali hay otras posibilidades turísticas, como el Centro en Memoria del Genocidio. Cuenta con tres exposiciones que explican todo lo relacionado con uno de los episodios más sangrientos de la historia mundial: la guerra civil de Ruanda.

Además, dicho centro, situado sobre una colina con vistas al centro de la ciudad, reúne los restos mortales de unas doscientas cincuenta mil victimas del genocidio –fueron asesinadas cerca de un millón-, por lo que se trata de un lugar muy conmovedor.

Otras construcciones que deben visitarse son el Museo del Palacio Presidencial, en cuyo jardín se pueden ver los restos de un avión; la Galería Nacional de Arte, donde se exponen obras artísticas contemporáneas de Ruanda; o la Casa Museo Kandt de Historia Nacional, construida, precisamente, en memoria del famoso explorador alemán.

Café, artesanía y mucho más

Entre las actividades, es más que recomendable ir al mercado artesanal de Caplaki, donde poder comprar las cestas de la paz Agaseke, que cuentan con patrones geométricos únicos. También se puede montar en un helicóptero y descubrir la ciudad –y el país- desde el aire, o visitar alguna plantación de té y café.

Café de Ruanda
PatrikV

Asimismo, no se puede dejar de probar una de las delicias de la ciudad y, por qué no decirlo, de todo el continente africano: el café local. Este proviene de las montañas Virunga y tiene un sutil sabor y un aroma a cerezas. Para degustarlo nos podemos trasladar, por ejemplo, a Bourbon Coffee.

Mientras, en las proximidades de Kigali se puede aprovechar para hacer un safari en el Parque Nacional Akagera, que alberga más de doce mil mamíferos y cerca de quinientas especies de aves. O es posible realizar numerosas actividades en el lago Kivu y su entorno, como montar en canoa.

Como acabamos de ver, Kigali es un destino perfecto para conocer de cerca cómo viven y se comportan los gorilas, pero también para probar su delicioso café o realizar un sinfín de actividades de interés.

Te puede gustar