Guía para visitar la catedral de Murcia

Alba Durán Terrazas 4 septiembre, 2018
Es un templo magnífico que refleja toda una amalgama de estilos arquitectónicos. La catedral de Murcia es, además, la gran joya de la ciudad.

Visitar la catedral de Murcia es admirar monumento más imponente de la ciudad. Desde el siglo XIV, en el que fue construida, ha sufrido numerosas reformas. Reformas la han convertido en una joya arquitectónica en la que se aprecian una gran variedad de estilos. ¿Quieres recorrerla con nosotros?

Una amalgama de estilos arquitectónicos

Fachada principal de la catedral de Murcia
Fachada principal

La catedral de Santa María se comenzó a construir en el año 1394 sobre los restos de la mezquita mayor de la ciudad. El proceso de construcción terminó en 1462 y hoy en día es reconocida como una pieza clave dentro del Barroco español.

Es así porque a lo largo de los siglos la catedral se ha ido reformando y se le han ido añadiendo elementos. Esto continuó hasta finales del siglo XVIII y es parte de su encanto.

Al visitar la catedral de Murcia se descubre una amalgama de estilos arquitectónicos que abarcan desde el gótico hasta el neoclasicismo.

Guía para visitar la catedral de Murcia

Queremos ahora hacer un pequeño recorrido por el templo, para que al visitar la catedral de Murcia no te pierdas ninguno de sus elementos más importantes.

La torre-campanario

Torre de la catedral de Murcia
Torre de la catedral de Murcia – Patricio Alcaraz III / Flickr.com

La torre actual sustituyó a la anterior a finales del siglo XVI y es de estilo renacentista. Se construyó entre los años 1521 y 1793.

Tiene una altura increíble: 93 metros, 98 si contamos la veleta. Esto la convierte en la segunda más alta de España, detrás de la Giralda. Es el símbolo indiscutible de la catedral y de la ciudad de Murcia. Además, la torre iluminada da vida a una imagen impresionante.

Las diferentes partes de la torre pertenecen a diferentes estilos:

  • Primer cuerpo: del año 1521 y de estilo renacentista.
  • Segundo cuerpo: de estilo renacentista más purista.
  • Tercer cuerpo: empezó a construirse en 1765 siguiendo los cánones del Barroco.
  • Cuarto cuerpo: cabe destacar los conjuratorios.
  • Quinto cuerpo: corresponde con el campanario, que contiene 20 campanas de los siglos XVIII y XIX. Es de estilo rococó.
  • En lo más alto está la cúpula de estilo neoclásico, que se terminó en el 1793.

Las capillas

Capilla de los Vélez en la catedral de Murcia
Capilla de los Vélez – amaianos / Flickr.com

Dentro de la catedral hay varias capillas. Aunque merece la pena visitarlas todas, pues son muy diferentes y cada una tiene su encanto y su historia, cabe destacar las siguientes:

  • Capilla de los Vélez: en 1928 fue declarada Monumento Nacional, antes que la propia catedral. Cabe destacar la impresionante cadena de piedra que la rodea, de la que hablaremos más adelante.
  • Capilla de Junterón: es una obra maestra del Renacimiento español.
  • Capilla Mayor: en ella se encuentra la urna sepulcral que contiene el corazón y las entrañas de Alfonso X el Sabio.

Hay muchas más capillas y rincones interesantes en la catedral. Si tienes tiempo ¡no dudes en recorrerlos todos!

La historia de la cadena de la capilla de los Vélez

Cadena en la catedral de Murcia
Detalle de la catedral de Murcia – santiago lopez-pastor / Flickr.com

Cuenta la leyenda que, sobre el año 1500, llegó a la ciudad un mendigo que decía ser escultor. El mendigo afirmaba que era capaz de tallar en piedra una cadena lo suficientemente grande como para rodear la capilla de los Vélez e incluso la catedral entera.

El marqués de Vélez le retó y le propuso un trato: si era capaz de hacerlo le perdonaría la vida. Pero si la obra no gustaba al marqués, el mendigo moriría en la horca. Tras 7 años de duro trabajo, la obra finalizó y se la presentó al noble. Todo el mundo quedó maravillado por su trabajo y al mendigo se le apodó “el Cadenero”.

Poco después el Cadenero se dispuso a abandonar Murcia. Sin embargo, el marqués no quería que se fuera. Para evitar que hiciera una obra similar en otro lugar, le sacó los ojos, le cortó las manos y lo metió en una celda. Así se aseguró de que la impresionante cadena de piedra de la catedral de Murcia fuera única en el mundo.

El museo catedralicio

Museo de la catedral de Murcia
Fondos del Museo Catedralicio – Patricio Alcaraz III / Flickr.com

Se encuentra en el antiguo claustro de la catedral. Antiguamente este espacio lo ocupaba la Sala Capitular, junto a dicho claustro gótico de mediados del siglo XIV. Expone una gran cantidad de piezas artísticas de incalculable valor desde la época romana hasta nuestros días.

Visitar la catedral de Murcia, con su amalgama de estilos arquitectónicos, es imprescindible si estás en la ciudad. Un templo que es símbolo indiscutible de Murcia. ¡No te olvides de dedicarle un rato!

Te puede gustar