Una pequeña guía para conocer Nerja y sus alrededores

Con unas bonitas playas y un tiempo maravillosos casi todo el año, Nerja es un gran destino también por otros motivos. Vamos a conocerlos.

Nerja es un precioso municipio de Málaga que esconde numerosos encantos que, junto al clima suave del que disfruta durante todo el año, lo convierten en un gran destino turístico. A continuación, te ofrecemos una pequeña guía que te ayudará a conocer Nerja, a disfrutar de ella y a descubrir sus alrededores. ¿Nos acompañas?

Conocer Nerja: rincones imprescindibles

Cueva de Nerja
Cueva de Nerja – David Herraez Calzada

Uno de los mayores atractivos del municipio malagueño son, sin duda, sus cuevas. En ellas podrás admirar casi todos los tipos de formaciones naturales que se conocen. Esconde, además, pinturas rupestres. Por ello, es Monumento Histórico Artístico, Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico Español.

Si quieres conocer más sobre el municipio, más concretamente sobre su origen y evolución, nada mejor que visitar el Museo de Historia de Nerja. En él se exponen restos arqueológicos hallados en la cueva y podrás  conocer también las distintas civilizaciones que han pasado por la zona.

“Historia es, desde luego exactamente lo que se escribió, pero ignoramos si es lo que sucedió.”

-Enrique Jardiel Poncela-

Otros tesoros de Nerja

Acueducto del Águila en Nerja
Acueducto del Águila – Julen Iturbe-Ormaetxe / Flickr.com

Ya en el exterior, hay que visitar el Balcón de Europa, un mirador situado en el centro de Nerja que ofrece unas espectaculares vistas al mar. En él también se puede encontrar la estatua de Alfonso XII, que fue quien le otorgó al lugar el nombre que actualmente posee al quedar cautivado por este escenario.

Tampoco se puede dejar de ver el acueducto del Águila, construido en el siglo XIX con el fin de transportar agua a los molinos de la antigua fábrica de azúcar de San Joaquín de Maro. Cuenta con unos cuarenta metros de altura y está formado por cuatro pisos de arcos superpuestos.

Por otro lado, para conocer Nerja hay que visitar sus iglesias. Una de ellas es la ermita de las Angustias, de estilo barroco y en la que destaca su espadaña y los frescos de la cúpula realizados por la escuela de Alonso Cano. Otra es la iglesia de El Salvador, que data del siglo XVII y es, al mismo tiempo, barroca y mudéjar.

Las playas de Nerja

Nerja en Málaga
Nerja – Yuriy Biryukov

Además de hacer turismo, otra de las formas de conocer Nerja es disfrutando de sus playas. Una de las más destacadas es la playa de Burriana, galardonada con la Q de Calidad Turística y en la que se pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos.

Sus otras playas son el Playazo, la más larga de todas; el Chucho, la Torrecilla, también con el distintivo Q de Calidad Turística; el Salón, que conserva las casas y cobertizos de los antiguos pescadores; la Caletilla; Calahonda, situada a los pies del Balcón de Europa; el Chorrillo, perfecta para realizar esnórquel; Carabeo y Carabeillo.

Respecto a las calas, habría que destacar la cala Barranco de Maro, de acceso difícil pero con un gran encanto por su ambiente recogido y su entorno natural. También hay que mencionar la Caleta de Maro, considerada como una de las mejores playas de España; y la Cala del Pino, medio nudista y de agua cristalina y limpia.

Qué ver en los alrededores de Nerja

Castillo de San Miguel – Jesús Pérez Pacheco / Flickr.com

Tras conocer Nerja, merece la pena visitar pueblos cercanos llenos de encanto. Una de las posibilidades es acercarse a Almuñécar. Un municipio que no solo destaca por su fantástico enclave entre el mar en la montaña, sino también por el rico bagaje histórico-cultural que alberga. Un ejemplo es el Museo de la Cueva de los Siete Palacios.

También se puede visitar Algarrobo, de arquitectura árabe. Más opciones: Torre del Mar, en el que destaca el Museo del Azúcar y el faro que le da nombre; Órgiva, con numerosos lugares de interés como la Casa-palacio de los Condes de Sástago; o Torrox, con una gran afluencia turística.

Además de estos municipios, también habría que nombrar rincones del entorno natural de Nerja, como el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, de más de cuarenta mil hectáreas de extensión; o el paraje natural de los acantilados de Maro-Cerro Gordo, formado por diversas calas de elevado desnivel.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar