Granville Island, un rincón especial de Vancouver

Elena Blanco·
27 Diciembre, 2018
Fue una zona industrial que cayó en la degradación y el olvido. Hoy es uno de los barrios más modernos y atractivos de Vancouver.
 

En mitad de la gran ciudad canadiense de Vancouver se encuentra Granville Island. Hasta no hace demasiado tiempo, este barrio era una zona industrial y decadente. Pero ahora es una de las zonas más modernas de la ciudad y, sin duda, uno de los grandes atractivos de la misma. ¿Quieres conocerla?

El encanto de Granville Island

Lo primero que hay que decir es que Granville Island no es una isla en sí, pues está unida a tierra. Pero sí que es una península rodeada completamente por agua. Un lugar que a finales del XIX estaba poblado por aserraderos, industrias y fábricas de hierro. Nada que ver con lo que es hoy.

Calle de Granville Island
Granville Island

Visitar esta parte de la ciudad es siempre una buena idea. Pasar una mañana o una tarde por allí es bastante agradable, sobretodo por el gran ambiente que se respira. Es una zona llena de arte, de galerías, de bares donde hacer una cata de cervezas, de tiendas de artesanía y de talleres.

Granville Island se encuentra pasando False Creek desde el centro de la ciudad. Para llegar hasta allí puedes ir andando o en cualquier ferry de alguna de las compañías que operan en la ciudad, como Aquabus o Flase Creek Ferries.

 

Qué ver en Granville Island

Granville Island Public Market

Mercado de Granville Island
Mercado de Granville Island

El mercado de Granville es el centro neurálgico del barrio. Abierto en 1979, es un lugar perfecto para relacionarte con gente de la ciudad, y también de otros lugares. Asimismo, puedes ir a alguno de sus muchos bares y restaurantes o escuchar a los músicos en cualquier rincón.

También, lógicamente, puedes comprar infinidad de productos. Aquí encontrarás desde quesos a pescado, pasando por panes o artículos de artesanía en sus 50 puestos de venta.

Museo de Maquetas de Trenes y Museo de Maquetas de Barcos

Sin importar la edad que tengas, ambos museos te encantarán. Quizás el de trenes sea el más sorprendente de los dos. Es especialmente relevante no solo por su maravillosa colección de trenes, también por la de locomotoras de juguete.

El cuanto al Museo de Maquetas de Barcos, también es muy divertido. En él podrás ver varios navíos e incluso un submarino. Además, con una única entrada se puede visitar ambos museos, que consiguen hacer las delicias de mayores y pequeños.

Downtown Historic Railway

Si el Museo de Maquetas de Trenes te ha sabido a poco, acércate hasta el Downtown Historic Railway. Este es un antiguo tranvía, restaurado y convertido hoy en una especie de tren turístico encantador.

 

En su recorrido, de apenas 15 minutos, el tranvía discurre desde Granville Island hasta el Science Museum de la ciudad. Sale cada 30 minutos, desde las 12:30 hasta las 16:30 los fines de semana y festivos y solo desde mayo a mediados de octubre.

Kids Market

Kids Market en Grandville Island
Kids Market

Perfecto para niños y mayores, el mercado de los niños debe ser una parada obligatoria por ser un lugar especial y mágico. Este es un pequeño centro comercial destinado a niños de menos de 10 años. Y no solo hay jugueterías, sino también tiendas de ropa diseñada para ellos o de dulces.

Fábrica de cerveza Brewing

La fábrica de cerveza de Brewing es la más antigua de Canadá. Aunque se mantienen las instalaciones de Granville Island, la producción se lleva a cabo mayoritariamente en otros puntos de la ciudad, dado su gran crecimiento en las últimas décadas.

Sin embargo, visitar esta fábrica permite conocer cómo es el proceso de elaboración de la cerveza. La visita dura media hora. En ella se pueden probar algunas de sus cervezas, como las Gastown Amber o las Kitsilano Maple Cream Ale.

Instituto de Arte y Diseño Emily Carr

Esta escuela de arte, llamada así en honor a la famosa pintora Emily Carr cuenta con tres grandes exposiciones que, además, son gratuitas. Dos permiten contemplar los trabajos de los estudiantes del instituto y la tercera, la Galería Charles H. Scott, expone los trabajos de pintores y artistas profesionales.

 

Como ves, Grandville Island es una zona con un enorme atractivo. Lo es por lo que hoy en día ofrece al visitante y por la historia de su increíble transformación. Un lugar de Vancouver que no debes perderte.