El Gran Buda de Leshan, un gigante tallado en piedra

12 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Una las grandes atracciones turísticas de Chengdu es el Gran Buda de Leshan. Es una imponente escultura de más de 70 metros de altura.

Uno de los grandes atractivos de Chengdu, además de la posibilidad de visitar el centro de conservación del oso panda gigante, es visitar el Gran Buda de Leshan. Este atrae cada año a miles de turistas llegados de todos los puntos del planeta. La estatua ostenta el título de ser la mayor escultura de Buda esculpida en piedra en todo el mundo.

El origen del Gran Buda de Leshan

Situada a 140 kilómetros de Chengdu, en la provincia de Sichuan, al suroeste de China, se encuentra el Gran Buda de Leshan. Su construcción data del siglo VIII, durante la dinastía Tang, por lo que cuenta con nada menos que 1200 años de antigüedad.

Gran Buda de Leshan

Estudios revelan que comenzó a construirse en el año 713 con el fin de que la presencia del Gran Buda acabara con las fuertes turbulencias de los ríos. Estos provocaban a lo largo del año no solo varias inundaciones, sino que dificultaban la pesca y los viajes por el río, poniendo en peligro a cientos de personas.

La estatua se talló en la colina Lingyun, lugar de confluencia de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi, cuyas aguas fluyen a sus pies.

Se cuenta que, tras su finalización 90 años después, las aguas de los ríos se calmaron. Algunos quieren creer que fue el propio Buda quien obró el milagro. Otros, mucho más escépticos, creen que este hecho se debe al depósito de materiales durante su construcción, que provocó el cambio de los cauces.

Debido a su ubicación, la estatua ha estado expuesta durante siglos a vientos y fuertes lluvias. Las fisuras y huecos creados por el paso del tiempo pusieron en peligro su futura conservación, por ello, en 1962 fue restaurada para recuperar su esplendor original. Ya en el año 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Admirando el Gran Buda de Leshan

Mano de la estatua

Algo que debemos saber es que, además de contemplar el Gran Buda de Leshan, el recinto nos ofrece la posibilidad de ver varios templos, tumbas y otras esculturas talladas en la propia montaña. Esto se debe a que la estatua se encuentra frente al monte Emei, una de las montañas sagradas para los budistas y que, además, cuenta con gran diversidad de flora y fauna.

La estatua del Gran Buda de Leshan mide 71 metros de altura y 28 metros de ancho. Representa a un Buda Maitreya con las manos apoyadas sobre sus rodillas. El nombre de Maitreya es un término utilizado en el budismo para referirse al próximo Buda histórico. Es decir, el sucesor de Siddhartha Gautama, que nacerá y conseguirá la completa iluminación.

Las personas parecen diminutas a su lado. Solo la boca de la estatua ya mide tres metros y su nariz más de cinco metros. La cabeza del Gran Buda de Leshan mide casi 15 metros de largo y está coronada por una recreación de pelo rizado esculpido en la propia piedra.

Podremos observarla desde varios miradores cercanos antes de bajar los más de 250 escalones para llegar a sus pies, junto a la orilla de los ríos. Los pies, con más de 11 metros de altura, son el final de la visita. Aquí podremos alzar la vista al cielo para tratar de contemplar la estatua en su máximo esplendor.

La solemnidad, sumada al paisaje natural que rodean a la estatua, crean un ambiente místico y la posibilidad de tomar fotografías únicas. Además, podremos ver cómo algunos creyentes ofrecen incienso a este gran coloso de tallado en la piedra.

Consejos útiles para la visita

Cabeza de la estatua

La forma más rápida y cómoda de llegar hasta Leshan es cogiendo un tren de alta velocidad desde la estación de  Chengdu. El trayecto es de solo una hora y el precio no supera los 10 euros por persona. Una vez en la estación, podremos coger un autobús que nos deja en la entrada del recinto. El viaje en bus tiene una duración de más de una hora.

El complejo está abierto todos los días de la semana desde las 9:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. El precio de la entrada normal es de unos 12 euros. También existe la posibilidad de realizar un paseo en barco por nueve euros más.

Finalmente, recomendamos realizar la vista por la tarde, cuando hay menos afluencia de turismo. Así podremos tomar fotografías y pasear por el complejo con más tranquilidad. Además, aunque la visita no requiere de preparación física, sí aconsejamos que se realicen pausas tanto a la bajada como la subida.

  • Gran Buda de Leshan (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 12 de diciembre de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Buda_de_Leshan
  • Paisaje panorámico del Monte Emei y Gran Buda de Leshan. Centro del Patrimonio Mundial. Recuperado el 12 de diciembre de 2019 de https://whc.unesco.org/es/list/779