Gradara, una hermosa joya medieval en Italia

· 31 enero, 2017

Gradara es uno de los rincones más encantadores de Italia. Visitar esta ciudad fortificada es como retroceder en el tiempo para sentirse el protagonista de un cuento de princesas y caballeros medievales. Acompáñanos y descubre junto a nosotros una de las joyas mejor guardadas de Italia, ¿nos vamos?

Gradara, un lugar inolvidable

Gradara es una de las localidades italianas más bonitas. Razones hay muchas: tiene uno de los castillos medievales mejor conservados de todo el país, además de un casco antiguo de preciosas y estrechas calles empedradas. Si a ello le unimos una espectacular muralla divisoria, tenemos ante nuestros ojos un lugar único e inolvidable.

Castillo de Gradara
Castillo de Gradara – Stefano Ember

El espectacular castillo surge imponente desde una colina a 142 metros de alto sobre el nivel del mar. La torre del castillo se alza otros 30 metros, dándole un aspecto majestuoso a la fortificación. Una fortificación que en su momento tuvo importancia por su posición estratégica. Y no solo eso, fue lugar de encuentros y desencuentros entre los nobles de la zona y el Papado.

¿Qué ver en Gradara?

1. Camminamenti di Ronda

Gradara en Italia
Gradara – Hibiscus81

Este camino es ideal para descubrir y apreciar los alrededores del castillo. También se puede conocer un poco mejor la esencia del pueblo, sus antiguas calles y preciosas edificaciones. Es un recorrido corto, por eso merece la pena hacerlo despacio, disfrutando del encanto medieval de esta villa.

2. El castillo

Ya lo decíamos, la gran joya de Gradara es su espectacular castillo. Comenzó siendo un sencillo torreón, construido en el siglo XII para vigilar la zona.

Castillo de Gradara
Castillo de Gradara – Jean-Claude Caprara

Con el paso del tiempo se fue ampliando, se fueron añadiendo estructuras y así se llegó a la magnífica fortaleza que aún hoy se puede contemplar. Una fortaleza con una muralla interior y otra exterior, esta con 17 torres almenadas y 3 puentes levadizos.

En la actualidad, tanto el castillo de Gradara como el viejo burgo fortificado son considerados como una de las estructuras medievales mejor conservadas del país.

3. Museo Storico

Su visita es el complemento perfecto al recorrido por el castillo y las calles medievales de Gradara. Un pequeño pero interesante museo histórico donde se puede contemplar una buena colección de objetos de la época medieval. Entre ellos armas e instrumentos de tortura de lo más variopinto.

4. Otros atractivos de Gradara

Gradara en Italia
Gradara – alexandro900

Merece la pena también visitar la iglesia de San Juan, del siglo XIV, y el Jardín de los Olivos. Y, por supuesto, hay que pasear siguiendo el recorrido de las murallas, entre otras cosas porque desde ellas se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de toda la zona.

Y para ver un espectáculo en cierta medida relacionado con la Edad Media y tradiciones ancestrales, hay que dirigirse al Teatro dell’Aria. Un lugar donde se realizan vistosas exhibiciones de cetrería.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”.

– Samuel Johnson –

Gradara y los amantes de Dante

El castillo de Gradara es famoso por su belleza, por su magnífico estado de conservación y por ser escenario de una trágica historia de amor, la de Paolo Malatesta y Francesca de Rimini. Una desdichada historia que narra Dante en el Canto V del Infierno.

Castillo de Gradara
Castillo de Gradara – gab90

La historia cuenta cómo Gianciotto Malatesta mató a su esposa Francesca y a su hermano Paolo en este castillo, tras descubrir el romance que ambos mantenían. De hecho, en la fortaleza se puede contemplar una pintura que refleja este trágico momento.

Una historia que le da un toque aún más de leyenda a esta hermosa localidad italiana. Así, Gradara se convierte en destino ideal para los amantes de la historia y también para los que aprecian la literatura. Un lugar para disfrutar sin prisas de su precioso castillo, de sus callejuelas y de las historias de pasión y amores frustrados que nos trasladan a otras épocas.