Fernando de Noronha en Brasil, lo más parecido al paraíso

Adrián Pérez 25 abril, 2017

Brasil es uno de esos países difícil de olvidar. Su magnetismo es directamente proporcional a sus bellezas naturales y a la alegría de su gente. Pero si hay un lugar que realmente supera cualquier expectativa es Fernando de Noronha, un archipiélago inolvidable que no puedes dejar de conocer. ¿Nos acompañas en esta aventura?

Fernando de Noronha, un lugar inolvidable

Fernando de Noronha es uno de los lugares más bonitos de Brasil. Este archipiélago de aguas turquesas y arena blanca es un auténtico paraíso en la Tierra. Con 26 kilómetros cuadrados de territorio, el archipiélago está formado por 21 islas, de las cuales tan solo una está habitada.

Fernando de Noronha
Fernando de Noronha – Giancarlo Giannelli

Trasladarse a cualquiera de las islas es un paseo inolvidable. Especialmente si el viaje se realiza en temporada baja, puesto que además de disfrutar de tan impresionante paisaje, también es un lugar sereno y con poca circulación de turistas.

Hasta hace no muchos años la infraestructura turística de Fernando de Noronha no estaba muy desarrollada. Sin embargo, ha experimentado un auge significativo. Nuevas posadas, hoteles, tiendas y restaurantes se suman día a día a las propuestas turísticas de este paradisíaco lugar.

Este precioso archipiélago fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 2001. Además de la exuberante belleza natural que caracteriza a cada una de las islas, también se ha convertido en uno de los mejores lugares para bucear. Numerosos turistas que practican el ecoturismo han hecho de Fernando de Noronha uno de sus lugares predilectos.

Lo mejor de Fernando de Noronha

Uno de los principales atractivos de este archipiélago es que permanece relativamente virgen, no es uno de los lugares más conocidos de Brasil. A ello se le suma el hecho de que no tiene grandes cadenas hoteleras, al contrario, las posadas familiares son lo más común para el hospedaje de los turistas.

Su simplicidad y belleza natural forman una poderosa fórmula que enamora a quienes visitan este paradisíaco lugar. ¿Qué es lo que no hay que perderse de Fernando de Noronha?

1. Baia do Sancho

"<yoastmark

Baia do Sancho está considerada como una de las mejores playas del mundo. Esta playa posee una belleza indescriptible, con unas arenas doradas y unas aguas turquesa absolutamente transparentes.

Su acceso es algo complicado, pero merece la pena el esfuerzo. Y ha sido es dificultad para llegar a ella lo que ha permitido que se conserve perefectamente.

2. Cacimba do Padre

Cacimba do Padre en Fernando de Noronha
Cacimba do Padre – Fred Cardoso

Al igual que la anterior, el acceso a esta playa por tierra también resulta un poco complicado. Otra opción más sencilla para llegar a la misma es en barco. Más allá de eso, Cacimba es una de las mejores playas del archipiélago.

Esta playa es ideal para los amantes del surf,  por lo que se deben extremar las precauciones si se visita con niños, puesto que el oleaje es bastante fuerte. Las vistas de la playa también son extraordinarias.

3. Praia do Leao

Praia do Leao en Fernando de Noronha
Praia do Leao – vitormarigo

Otro de los grandes tesoros que esconde Fernando de Noronha es Praia do Leao. Las aguas son de un precioso azul turquesa. Y la imagen se completa con las imponentes montañas rodean la playa.

Pese a la calidez del agua es importante ser muy precavido, puesto que la corriente de la misma suele ser bastante fuerte.

4. Forte Sao Pedro do Boldro

Este es uno de los lugares imprescindibles de visitar si quieres conocer un poco la historia de este rincón. Además, las vistas desde el Forte Sao Pedro do Boldro son excepcionales, especialmente si tienes la suerte de ver el atardecer.

5. Praia do Cachorro

Praia do Cachorro en Fernando Noronha
Praia do Cachorro – Leandro Macedo Gonçalves / Flickr.com

Otra de las playas más bonitas es Praia do Cachorro. La combinación entre el azul del mar, el verde de las montañas que rodea el lugar y la fina arena dorada hace de esta playa un auténtico tesoro.

Un punto importante que se debe tomar en cuenta es la marea, puesto que cuando sube la playa desaparece casi por completo. Esto, aunado al hecho de que el acceso a la misma es bastante complicado, obliga a informarse bien antes de ir.

“En mi caso, no viajo para ir a un lugar en particular, sino por ir. Viajo por el placer de viajar. La cuestión es movernos”.

– Robert Louis Stevenson –

No puedes dejar de visitar Fernando de Noronha en Brasil. Sin duda alguna, uno de los lugares más hermosos no solo del país sino del mundo entero, ¿te animas?

Te puede gustar