Un viaje por 8 lugares maravillosos de Brasil

Adrián Pérez 23 septiembre, 2016

Paisajes naturales, selva, playa, construcciones coloniales, mucha samba y color son algunos de los principales “ingredientes” en una visita a Brasil. Si quieres recorrer el país necesitarás varias semanas. ¡Tiene uno de los territorios más grandes del mundo! Por ello mejor organizarte para visitar sus destinos destacados. Vamos a recorrer algunos de ellos.

Rincones espectaculares de Brasil

1. Salvador de Bahía

Salvador de Bahía en Brasil
Salvador de Bahía – Thiago Leite

Al noreste del país, la “ciudad de la alegría” fascina a los turistas por sus casas coloridas de estilo colonial y sus playas paradisíacas. El centro histórico de Bahía (como se dice popularmente) fue declarado Patrimonio de la Humanidad, y con toda la razón del mundo.

En este lugar se puede ver la influencia africana, europea e indígena tanto en los bailes, la vestimenta, la comida o la música. La capoeira y el candomblé son dos palabras que debes aprender antes de ir.

2. Florianópolis

Floranópolis en Brasil
Playa Armacao, Floranópolis – Junior Braz

Al sur del país, en el estado de Santa Catarina, se encuentra esta bella localidad plagada de playas hermosas. Cada día puedes visitar una diferente y no aburrirte. No dudes en conocer las playas Ponta das Canas, dos Ingleses, Canasvieiras, Campeche y Jurere.

En cuanto al patrimonio arquitectónico colonial, destacan la catedral metropolitana, el palacio Cruz e Sousa, la Casa da Alfandega y el Mercado Público. Y no dejes de ver el puente colgante Hercílio Luz por las noches.

3. Recife

Canal en Recife
Recife -Vitoriano Junior

La “Venecia de Brasil” es uno de los destinos más conocidos del país y sabe combinar a la perfección la arquitectura colonial con los edificios modernos. Lleva ese nombre debido a los arrecifes de coral cercanos a la costa. Ya que el agua es cálida se convierte en un sitio perfecto para hacer buceo o snorkel.

4. Río de Janeiro

Vista de Río de Janeiro en Brasil
Río de Janeiro, Brasil – Migel

Por supuesto que no nos hemos olvidado de la “Cidade maravilhosa”, con su playa de Ipanema, su Cristo Redentor en el Cerro Corcovado o el Morro de Pan de Azúcar. En Río de Janeiro también podemos disfrutar del Parque Nacional Da Tijuca con sus 3300 hectáreas, el jardín botánico y a menos de 3 horas en barco llegar a Angra dos Reis.

Otros imprescindibles de Río son la Catedral Metropolitana, el Sambódromo (donde se desarrolla el carnaval en febrero), la fortaleza de Santa Cruz y el estadio Maracaná.

5. Búzios

Búzios en Brasil
Búzios – Catarina Belova

Hasta hace un par de años era una simple y pequeña aldea de pescadores y hoy en día se ha convertido en un destino elegido por aquellos que quieren playa y descanso.

Búzios tiene 8 kilómetros de litoral y 23 playas de arenas blancas y aguas cristalinas. Debido a los fuertes vientos suele ser elegido como lugar de práctica de navegación a vela y aterrizaje de vuelo libre.

6. Fortaleza

Fortaleza en Brasil
Fortaleza – ostill

Las playas son su principal atractivo pero no el único. De paseo por Fortaleza debes visitar el Centro Dragón de Mar de Arte y Cultura, la Avenida Beira Mar, el Teatro José de Alencar, el Mercado Central, el parque ecológico del Río Cocó, el Museo de Ceará, la Fortaleza de Nuestra Señora de Asunción y la Catedral Metropolitana. Para la noche puedes elegir Pirata Bar o Mucuripe Club.

“Cuando los hombres buscan diversidad, viajan.”

– Wenceslao Fernández –

7. Foz do Iguazú

Cataratas de Iguazú
Cataratas de Iguazú – R.M. Nunes

Alberga las hermosas cataratas catalogadas como una de las siete maravillas naturales del mundo, compartidas con Argentina. El parque nacional está en medio de la selva y en total tiene 275 saltos de agua.

En la reserva se pueden hacer paseos para apreciar las cataratas desde diferentes ángulos: miradores naturales, paseos en kayak o recorridos en helicóptero. También se puede admirar la gran variedad de flora y fauna local.

8. Ouro Preto

Ouro Preto en Brasil
Ouro Preto – Filipe Frazao

Esta antigua ciudad minera fundada en la época colonial fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tuvo su época de esplendor durante la fiebre del oro y su atractivo destacado es el trazado urbano con callejuelas de piedra recorriendo los cerros y las laderas, con iglesias barrocas y edificios coloniales. El entorno natural también es maravilloso. No dejes de visitar el parque municipal de la Cascada de las Golondrinas.

¿Más destinos en Brasil? Visita Manaos, Brasilia, Olinda, el Amazonas, Porto de Galinhas, Curitiba, Porto Alegre y Natal.

Te puede gustar