El estilo gótico de Transilvania: los lugares que debes conocer

Es conocida popularmente como la tierra de los vampiros y los hombres lobo, pero Transilvania tiene mucho más que ofrecer. Te invitamos a recorrer sitios donde destaca su particular estilo gótico.
El estilo gótico de Transilvania: los lugares que debes conocer
Cristina Moreno

Escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno el 26 mayo, 2021.

Última actualización: 26 mayo, 2021

El estilo gótico de Transilvania es una de las razones más aludidas para visitar este país. Se trata de un estilo muy extendido por la región, que cuenta con algunas de las mejores muestras de arquitectura militar y religiosa del siglo XIII. Su introducción en Rumania y principalmente, en Transilvania, vino de la mano de monjes cistercienses.

Estos arribaron desde Francia con la finalidad de edificar asentamientos monásticos en todo el Reino húngaro. ¿Quieres saber más sobre el gótico de esta región?

Breve historia del estilo gótico de Transilvania

Como hemos comentado anteriormente, debemos agradecer a los monjes cistercienses el haber introducido el estilo gótico en Transilvania, pues fueron ellos los que edificaron la iglesia del Monasterio de Cârţa, entre los años 1202 y 1205.

Por esta época, las autoridades del Reino de Hungría se trasladaron a la zona por el pedido expreso de los caballeros teutónicos, todo con la ayuda de los colonos sajones. Y los estamentos de poder interiorizaron el estilo gótico y lo mejoraron, de manera que dejaron piezas excepcionales de arquitectura de estilo gótico en Transilvania.

Los colonos sajones levantaron diversos asentamientos y edificaciones en ciudades de la región de Transilvania como Brasov, Sibiu, Cluj, Medias, Dej y Sighisoara. En esta región podemos encontrar una gran cantidad de iglesias góticas sajonas y alrededor de más de 200 edificios góticos.

Características del estilo gótico de Transilvania

Estas construcciones góticas destacan, en su gran mayoría, por ser de tipo religioso. En concreto, son iglesias y monasterios de tipo fortificado, ya que están rodeadas por murallas y torres que servían en caso de ataques e invasiones.

A través de los años, el vínculo entre los colonos alemanes asentados en Transilvania y los edificios góticos de la zona alemana y del Reino de Bohemia se estrecharon. Ciudades como Núremberg o Praga son un claro ejemplo de la importancia del estilo gótico de Transilvania; de ahí que encontremos una mezcla de estilos de ambas regiones confluyendo en esta región.

Principales ejemplos de esta arquitectura en la zona

El monasterio de Carta es un ejemplo del estilo gótico en Transilvania.

Cuando hablamos de casos concretos de este estilo en esta zona de Rumania, podemos citar los siguientes casos:

Monasterio de Cârţa

Ubicado en la región de Ţara Fagarasului, sobre la margen derecha del río Olt, este monasterio —imagen de arriba— se encuentra en la cima del Începutul Speranței, muy cerca pueblo de Cârţa. Fue construido por los monjes cistercienses, y actualmente se encuentra consagrado como iglesia luterana evangélica.

Su construcción tuvo lugar alrededor del año 1205, y su uso varió de manera constante con el transcurrir de los años. Tras el monasterio de Brasov y el conocido castillo de Bran, este conjunto es uno de los destinos turísticos más visitados de la zona.

Su fama no solo se debe a su hermosa arquitectura, ya que las leyendas en torno a él también le han dado fama mundial. Se cuenta que las almas de los primeros monjes cistercienses que lo habitaron continúan vagando por el monasterio.

Castillo de Bran

El estilo gótico de Transilvania se puede apreciar en edificios como el castillo Bran.

Ubicado en la región de Transilvania, en el centro de Rumanía, este castillo es uno de los principales atractivos del país. Su historia se inició en el año 1211, cuando los Caballeros de la Orden Teutónica construyeron una primera fortaleza, pero fue en 1377 cuando comenzó a tener mayor relevancia.

Gracias a una orden del Rey Luis I de Hungría, la fortaleza se transformo en un castillo defensivo tradicional, con funciones comerciales.

Así, por su importancia, pasó por diversas manos, como las de otomanos o la de los Habsburgo. En 1918, el castillo pasó a formar parte del territorio de Rumania; luego, entre 1920 y 1947, el castillo se utilizó como residencia real. Actualmente, tras diversas disputas legales, el castillo es propiedad de los herederos de la desaparecida familia real, y se emplea como museo abierto al público.

Este castillo destaca también por estar envuelto en un halo de misterio: es el escenario de la leyenda que gira en torno al mito de Drácula creado por Bram Stoker.

Iglesia Negra de Brasov

Esta iglesia —en portada— se ubica en la ciudad de Brasov, en el sureste de la histórica región de Transilvania, a tan solo 166 kilómetros de Bucarest, capital de Rumanía. Conocida también como Biserica Neagra o ‘iglesia negra’ debido al incendio que sufrió en 1689, es la iglesia más importante de Brasov.

La comunidad de sajones transilvanos construyó esta iglesia en la década de 1380, de modo que se convirtió en el monumento religioso de estilo gótico más importante del país. Cuenta con 89 metros de longitud y 38 metros de ancho, y destaca su techo inclinado de grandes dimensiones.

Como puedes ver, en Transilvania hay obras históricas de todo tipo para apreciar. El estilo gótico es el que predomine y deslumbra, pero de seguro también encontrarás muchos otros atractivos para enamorarte de esta región en tu próxima visita.

Te podría interesar...
Transilvania desconocida: joyas de una región espectacular
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Transilvania desconocida: joyas de una región espectacular

Vamos a hacer un viaje por rincones de una Transilvania desconocida pero maravillosa. Nos olvidamos por un momento del vampiro más famoso de la his...