Las estaciones de esquí más altas del mundo

· 19 mayo, 2018
A lo largo y ancho del planeta hay infinidad de estaciones de esquí, pero algunas son muy especiales, como estas que vamos a visitar. Son las estaciones de esquí que más cerca están del cielo.

El esquí es un deporte que está de moda y al alcance de todo el que quiera practicarlo. Conocer cuáles son las mejores estaciones de esquí es algo que todo amante de este deporte quiere descubrir. Pero en este caso, queremos hablarte de las estaciones de esquí más altas del mundo. ¿Ya tienes el equipo preparado?

Subimos a las estaciones de esquí más altas del mundo

Uno de los factores que determinan que una pista sea mejor a otra para los expertos en este deporte es la altura de sus pistas. Por ello, vamos a citar algunas de las estaciones de esquí más altas del mundo.

1. Jade Dragon Snow Mountain

Jade Dragon Snow Mountain, una de las estaciones de esquí más altas del mundo
Jade Dragon Snow Mountain – Stefan Geens / Flickr.com

Esta estación de esquí está a 4.700 metros de altitud y se encuentra en China, concretamente en la cordillera del Himalaya. Sí, podrás disfrutar de ella en la misma cadena montañosa en la que se encuentra el Everest, la montaña más alta del planeta.

El pico más elevado de la zona en la que se halla esta estación mide 5.596 metros, ¡casi nada! La estación tiene cuatro forfaits, uno de los cuales llega casi al punto más alto, 4.680 metros, concretamente.

Una característica de las montañas que albergan esta, una de las estaciones de esquí más grandes del mundo, es que siempre tienen nieve, pareciéndose a un dragón blanco plateado, de donde surgió su nombre.

2. Gulmarg Resort

Gulmarg en India
Gulmarg – Jatin Shah / Flickr.com

En la India encontramos otra de las estaciones de esquí más altas del mundo. Es la segunda, ya que se encuentra a 3.980 metros. Dispone de 30 kilómetros de pistas con 1.330 metros de desnivel.

Un desnivel ofrece paisajes muy diversos. Por un lado, empinadas palas que harán la delicia de todo aquel que sea un experto esquiador. Por otro, se puede disfrutar de un descenso por los pies de la montaña, por un bosque de árboles que luchan por mantenerse con vida en un terreno helado que recuerda a la naturaleza canadiense.

3. Breckenride

Breckenride
Breckenride – mploscar / Pixabay.com

Este gigante blanco se encuentra en Colorado, Estados Unidos. Alcanza un pico máximo de 3.914 metros. Tiene unas 1.177 hectáreas con 150 kilómetros esquiables , un Halfpipe y un snowpark.

Este bello pueblo se encuentra entre cuatro montañas en las que la nieve es realmente perfecta para el esquí, y donde podemos hallar pistas para todos los niveles.

Además, el pueblo es precioso, pintoresco y con mucha vida diurna y nocturna, por lo que el entretenimiento estará asegurado, incluso si a alguno del grupo no se le da bien el deporte en cuestión.

“¿Es que puede existir algo antes de la nieve? Antes de esa pureza implacable, implacable como el mensaje de un mundo que no amamos, pero al cual pertenecemos y que se adivina en ese sonido todavía hermano del silencio.”

-Teillier-

4. Zermatt-Cervinia

Pistas en Zermatt-Cervinia
Zermatt-Cervinia – ShutterMonKey™ / Flickr.com

Es imposible hablar sobre las estaciones de esquí más altas del mundo y no hablar de Suiza. El país se hizo popular por ser el destino escogido por famosos para hacer sus primeros pinitos en el mundo de este deporte. Y ya sabemos que cuando los famosos escogen un lugar es porque algo muy atractivo tiene.

Zermat-Cervinia está a 3.899 metros, en pleno centro de los Alpes suizos, desde donde disfrutarás de paisajes increíbles que parecen querer acurrucar el lugar entre sus brazos.

Tiene 350 kilómetros esquiables y 2.337 metros de desnivel. Por ello, se ha convertido en la estación de esquí más cotizada por los expertos. El pueblo a vista de pájaro parece sacado de un cuento, y está lleno de vida, garantizando la diversión aun después de un día intenso de esquí.

5. Loveland

Loveland en Colorado
Loveland – reid.neureiter / Flickr.com

Su nombre significa ‘tierra de amor’, y cuando vemos el paisaje que nos regala, entendemos por qué. Parece sacado de una postal, como si fuera algo irreal, pero no, no lo es. Esta no solo es una es una de las estaciones de esquí más altas del mundo, sino una de las más hermosas.

Aunque su desnivel no es mucho -solo 600 metros-, sus pistas son tranquilas y disponen de terreno para diversos niveles de experiencia en el esquí. Esto quizá se deba a no ser tan conocida como la de Colorado, por ejemplo, pero se agradece poder encontrar un lugar de paz en el que disfrutar del esquí.